Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $85,91
Dólar Ahorro/Turista $141.75
Dólar Blue $161,00
Euro $98,75
Merval 0,00%
Riesgo País 1372
Toda la semana |RÍO NEGRO, CÓRDOBA, BUENOS AIRES Y OTRAS PROVINCIAS DEL PAÍS GANAN MERCADO
Blend de regiones: los buenos vinos ya no son sólo de Mendoza

Bodegas emergentes se afianzan con productos de calidad y apelando a la curiosidad del consumidor que se encuentra en “modo explorador”. Crece la tendencia en nuestra ciudad

Blend de regiones: los buenos vinos ya no son sólo de Mendoza
Nicolás Lamberti

Por: Nicolás Lamberti
nlamberti@eldia.com

8 de Noviembre de 2020 | 08:47
Edición impresa

Le dicen la tierra del sol y del buen vino. En lo primero varias otras provincias bien pueden pelearle el mote. En lo segundo, muchas comienzan a ponerse a la altura. Mendoza es, y quizás lo será siempre, la madre de la cultura vitivinícola nacional aunque en este último tiempo y por fortuna para el buen bebedor, el espectro se amplió.

La Pampa, Río Negro, Córdoba, Catamarca y hasta la provincia de Buenos Aires se perfeccionaron en la producción de vinos, con alternacia de cepas y estilos que comenzaron a marcar tendendencia en el mercado.

Vinos con personalidad que despiertan curiosidad y que llevan la marca registrada de sus suelos y la particularidad que les otorga el clima de su región. Aniello, de Río Negro, Saldungaray, de Villa Ventania, y Terra Camiare, de Córdoba, son tres claros ejemplos de bodegas emergentes que desde hace un tiempo comenzaron a conquistar los paladares argentinos.

“La gente se anima a probar y descubre cosas nuevas que se adaptan a su paladar”.

María De Angelis, Directora de la bodega Aniello, celebra la ampliación del espectro, que el consumo se haya federalizado y en parte se lo atribuye a la nueva forma de comunicación que ha encarado la industria. Eso potencia la curiosidad del tomador e incluso del no tomador y ambos terminan descubriendo lo que su paladar estaba esperando sin saberlo.

“Se difundieron mucho las bodegas emergentes de distintos puntos del país en el último tiempo. Y es muy importante que esa difusión sea de bodegas de diferentes provincias y que la gente comience a reconocer algunos puntos que diferencian a un vino del norte, uno de cuyo y uno de la patagonia”, expresó De Angelis en diálogo con este medio.

Lejos de plantarse como rival del suelo cuyano, aseguró que los productos de la Patagonia han tomado mucha relevancia dentro de Argentina y también en el ámbito internacional. La región comienza a consolidarse como la nueva zona de producción del país.

“Esto no es una rivalidad, no nos vemos como rivales. Sí Mendoza viene con ventaja por decretos y leyes que favorecieron el cultivo de vid y no porque no fuera posible plantar uvas en otras latitudes. De hecho nosotros estamos en paralelo 39 y ya hay proyectos pasando el 45 de latitud sur. La Patagonia ya es una marca registrada en sí misma y ya tiene la atención de buena parte de la prensa internacional. Se asocia al clima, a lo natural, al agua del deshielo, todas asociaciones que nos benefician. Hoy los críticos internacionales la ven como la nueva zona de producción. Es una región que está surgiendo con mucha fuerza”, explicó la responsable de Aniello.

“La gente se está animando a probar cosas nuevas. Puede elegir dentro de una variedad: precio, calidad y ambas combinadas.Y de golpe se va sorprendiendo, porque incluso eso que probó se acomoda más a su paladar.

UN CLIMA ESPECIAL Y UN BLEND DE PINOT QUE DA ALEGRÍAS

María no duda a la hora de destacar dos cepas cuyo éxito se relaciona directamente con el clima patagónico: Pinot Noir y Merlot.

“El clima es especial para cepas como el Pinot y el Merlot, que son amigos del clima frío, de la amplitud térmica, con fuertes vientos que caracterizan a sus colores profundos, con taninos marcados que se suavizan sobre el final del ciclo del cultivo y una acidez favorecida por los cambios bruscos de temperaturas entre el día y la noche. Esas características hacen que sean vinos frescos, de buen cuerpo aunque ligeros y fáciles de tomar. Nos está yendo muy bien con el Merlot y el Pinot Noir y el Trousseau” remarcó.

Aunque uno de los destacados fue el Pinot Soil, un blend de suelos de Pinot Noir que fue premiado a ciegas en el NOA: “Se destacó en una cata a ciegas, que es mucho más genuino que una cata por puntaje donde se ven todos los actores, salió en primer lugar por encima de bodegas muy reconocidas. Nos da mucho orgullo porque fue una forma de evaluación completamente objetiva, sin prejuicios y donde solamente prima lo sensorial”-

“Con complejidades, con y sin roble, con un toque de madera que sea agradable y equilibrado”

 

Por último, contó que busca Aniello para sus vinos: “Vinos con complejidades variables, con y sin roble, con un toque de madera que sea agradable, vinos redondos y equilibrados. Y que se destaquen por ser elegantes y con una complejidad que no sea abrumadora”.

EL SUR DE BUENOS AIRES HACE LO SUYO CON “VINOS FRESCOS Y ELEGANTES”

Dejando Río Negro y haciendo una recorrida del sur hacia el norte, nos topamos con Saldungaray y su bodega homónima, en el sudoeste de la Provincia de Buenos Aires. Más de 20 hectáreas con una gran variedad de uvas.

Manuela Parra, productora y responsable del proyecto coincidió con María De Angelis en que la difusión está cumpliendo un rol clave, que obviamente, se respalda con productos de calidad.

“Hay un crecimiento sostenido por la difusión de los productos y hemos llegado a nuevos puntos incorporando vinotecas más alejadas y la recepción viene siendo muy buena”, señaló. Asimismo enmarcó a sus vinos como “diferentes, con una correcta relación precio”.

“Todas estas regiones producen buenos vinos y merecen el mismo reconocimiento”

 

¿Pero por qué son diferentes?. Y nuevamente aparece la relevancia del clima: “El sistema serrano de Ventania plantea un microclima caracterizado por gran amplitud térmica, noches frescas, buena heliofanía, vientos constantes, suelos sedimentarios bajos en materia orgánica y escasas precipitaciones. El viento contribuye principalmente al control de sanidad de cualquier cepa”.

Y aplicó más tecnicismos a la cuestión: “El viento también provoca que la piel de la uva se vuelva más gruesa, esta es una defensa de la vid para retener sus nutrientes. Si la piel es más gruesa, allí se alojan taninos, antocianinas, glicerol...compuestos que dan color y estructura a los vinos”.

En este marco, lo dicho: Se destacan un cabernet franc con estilo y un espumante de Pinot Noir que da que hablar: “Nos gusta mucho trabajar con el Cabernet Franc y el Pinot Noir, así como con los blancos. Son vinos que despiertan curiosidad, pero no me parece tan importante que despierte curiosidad o no. El vino tiene que sostenerse por ser bueno, no por ser novedoso. La novedad puede ser un plus, pero es algo efímero. Los vinos Ventania son frescos y elegantes”, sentenció.

TERRA CAMIARE: “VINOS CON TONADA CORDOBESA”

Continuamos escalando hacia el norte de nuestro mapa y llegamos a Córdoba donde se emplaza la bodega Terra Camiare. Su enólogo, Gabriel Campana, considera que el argentino se encuentra en modo explorador dentro de la gastronomía y sobre todo del vino porque “quiere disfrutar y sorprenderse, creo que estamos en una etapa de grandes oportunidades”.

A la hora de describir los vinos de la bodega Camiare, el enólogo no duda: “Son novedad, diversidad, vinos con tonada que reflejan nuestras sierras, nuestra gente, nuestro paisaje”.

En cuanto a los productos que se destacan de la bodega, remarcó la utilización de la Ancellota y el exótico rosado de Isabella: “Ancellotta es una de las variedades que se destacan en Caroya, ya que se adaptó muy bien agronómica y enológicamente. Pero al tener un porfolio amplio y variado, cada vino tiene un potencial diferente y particular. Ejemplo: el Indama Rosado de Isabella, es el vino más exótico que elaboramos, es una fiesta de aromas y sabores”.

EMPRENDEDORES LOCALES QUE ACOMPAÑAN ESTAS PROPUESTAS

Emiliano Raidán, emprendedor de la ciudad que está a punto de abrir una vinoteca con parrilla al paso en el barrio de Villa Elvira, decidió apostarle a este tipo de productos que no son los más convencionales. En diálogo con este medio, explica porqué.

“Nosotros con Vino el Pollo apostaremos a algo diferente. Primero y porque la distribución del local lo permite, fusionando vinos con elaboración de pollos y algunas otras carnes a la parrilla por un lado, pero ofreciendo por el otro buenos vinos respecto a la relación precio/calidad y que no se verán en la góndola de un mercado”.

Asimismo, remarcó que en su local, que comenzará a funcionar a finales de noviembre, se apelará al trabajo conjunto con esos pequeños productores: “Todas estas regiones producen buenos vinos y merecen el mismo reconocimiento que bien ganado tiene Mendoza. Obviamente tendremos vinos mendocinos de bodegas boutique como Chaglasián, Chayee Bourras, Jean Rivier y Bournett, todas joyitas de San Rafael. Entendemos que esto es un círculo virtuoso entre el comerciante y la pequeña bodega que hoy por hoy mediante redes sociales se puede implementar muy bien. Incluso pensamos en una “Caja Federal”, que contenga la variedad que hoy nos ofrece la tierra de nuestro país”, sostuvo el joven que decidió encarar “el desafìo de invertir en medio de la pandemia por necesidad y la idea fue hacerlo en el barrio donde nacimos”.

En tanto, para que Raidán y tantos otros emprendedores puedan tener sus vinos en stock, muchas veces es necesario otro actor: el distribuidor. Marcelo Perrozzi, quien distribuye vinos en nuestra ciudad, es otro de los que apuesta a productos novedosos y que gusten.

“Al tener un porfolio amplio y variado, cada vino tiene un potencial diferente y particular”

 

“Todo lo que son bodegas de pequeñas cantidades de producción, y con cierto nombre en el rubro, siempre son más aceptadas por las vinotecas por sobre las grandes bodegas porque estas suelen estar en el mercado”, le explicó a EL DIA.

Y coincidió en un concepto con Emiliano: el de trabajar en conjunto con los productores. “A mi me gusta trabajar con marcas que no están demasiado impuestas y está bueno porque las vas dando a conocer, es trabajar codo a codo con los productores, interactúas con vinotecas, haciendo degustaciones y charlas y el mercado va dando esa oportunidad con relación más directa”.

Por último, dijo que el consumidor “está abierto a probar cosas nuevas que se destacan en la relación precio calidad. Probar cosas nuevas está bueno, y para estas marcas es un beneficio”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

La bodega Aniello es de Río Negro

El enólogo Gabriel Campana cree que estamos explorando vinos

La vendimia 2020 de Camiare en Córdoba

Los vinos del país presentan una amplia variedad

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla