Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LA CIUDAD

Martes 13: una boda que casi cumple la profecía

Matías y Rocío eligieron casarse el martes 13. En La Plata fueron los únicos. Pero en medio de la ceremonia, un “detalle” administrativo estuvo a punto de frustrar el casamiento. Una letra mal puesta en un documento casi obliga a suspenderlo todo. El incidente amagó con confirmar la antigua leyenda que desaconseja casarse ese día

MATÍAS Y ROCÍO, A LA SALIDA DEL REGISTRO CIVIL, RECIBIERON UNA LLUVIA DE PAPELITOS DE COLORES EN LUGAR DEL TRADICIONAL ARROZ
MATÍAS Y ROCÍO, A LA SALIDA DEL REGISTRO CIVIL, RECIBIERON UNA LLUVIA DE PAPELITOS DE COLORES EN LUGAR DEL TRADICIONAL ARROZ


Casarse un martes 13 tiene algunos riesgos para seguidores de algunas creencias urbanas. Y el caso de ayer, en el Registro Civil de La Plata, casi cumple con la profecía de este día especial: un problema administrativo puso en jaque a la ceremonia durante casi dos horas, hasta que los padres de la novia encontraron un documento que salvó la jornada. A esto hay que sumarle que los jóvenes novios modificaron algunos ritos: seguidora del Raví Shankar y el veganismo, la novia cambió el ramo de flores por uno de espigas; y los familiares y amigos de la pareja, en respeto a los novios, lanzaron una colorida lluvia de papel picado en lugar del tradicional arroz.

Todo estaba listo para que a las 10:30 Matías Emmanuel Kaufman Hoffmeyer (30) y Rocío Morel (26) se casaran en el registro civil de 6 entre 42 y 43. Sin embargo, cuando los empleados y autoridades empezaron a chequear los papeles se encontraron con que los registros que tenían en la oficina tenían diferencias con el documento del novio: en el documento nacional de identidad figuraba Emanuel, es decir con una sola m. Eso hizo trastabillar el acto oficial y empezaron las especulaciones sobre el martes 13 y las desgracias que conllevaría contraer matrimonio en una fecha como ésta.

LOS TRAMITES, CON CALMA

Como fue la única pareja que se anotó para casarse ayer, se pudieron tomar con calma los trámites y se los esperó hasta que resultó necesario. Primero pidieron desde el registro civil una partida de nacimiento del joven en el Registro Provincial de las Personas. Al no encontrarla, empezaron a pensar cómo resolver el entuerto: un testigo que certificara la identidad del joven, un casamiento provisorio hasta que se pudiera resolver la cuestión administrativa y otras tantas hipótesis cruzaron las oficinas de la calle 6. Hasta que finalmente la madre de la novia recordó que podía haber quedado una partida en su casa de San Carlos. Hasta allí fue la mujer con su esposo para salvar la situación.

Una vez que se cotejaron todos los papeles, apareció la jueza de paz María Soledad Ghilini, quien condujo una ceremonia atípica. “Son originales en todo. Alguna vez tenía que haber un casamiento diferente en un martes 13. Estos contratiempos y todo lo que pasó antes de este acto formal pueden significar que se vienen buenos tiempos para esta pareja. Si sortearon con humor y buen ánimo esta situación que altera a la mayoría de los novios, significa que hay buenos cimientos para este matrimonio”, dijo la funcionaria, quien dialogó con los novios por un largo rato, leyó las cuestiones protocolares poniendo énfasis en cada palabra para que “no haya nuevos errores”, y después escuchó a familiares y amigos de la pareja entre situaciones de humor y lágrimas de emoción que hubo a lo largo de la descontracturada ceremonia.

Rocío, estudiante de música, es seguidora del veganismo (la práctica de abstenerse del consumo o uso de productos de origen animal), y Matías, analista de sistema vegetariano, con lo cual el menú para el festejo matrimonial fue elegido con especial cuidado. Ambos se conocieron en la fundación El Arte de Vivir en La Plata, que pregona los ideales del Ravi Shankar, por el que eligieron la fecha del 13 de mayo.

“No la elegimos por martes 13, la elegimos por el nacimiento de Raví Shankar, que fue un 13 de mayo de 1956”, contó la pareja, una vez certificado el matrimonio, con alianzas de diseño español, originales, que pueden encastrarse y generaron el comentario y elogio de empleados y la propia jueza de paz del Registro Civil platense.

Ayer la pareja recordó que a tan sólo 48 horas de noviazgo ya empezaron a hablar de matrimonio. “Me preguntó si me casaría con ella dos días después de comenzar la relación. Le dije que sí, y aquí estamos”, dijo entre sonrisas Matías, en plena ceremonia que se extendió un poco más de lo habitual. El novio nació en Barcelona, España, vivió muchos años en Bahía Blanca y luego se mudó a La Plata donde conoció a Rocío, en clases de meditación de la fundación seguidora

Por un emprendimiento laboral de Matías y su labor como predicadores de los preceptos de Ravi Shankar, hace varios meses se radicaron en Santiago de Chile y volvieron a La Plata en las últimas horas para casarse ayer. “Jamás nos imaginábamos que nos iba a ocurrir esto, pero le dimos acción y suspenso al martes 13”, dijo la novia. Ahora el fin de semana van a contraer matrimonio en una parroquia de San Carlos y regresarán al país trasandino, pero el joven recién casado deberá rehacer el documento.

CREENCIAS

En los países latinoamericanos, algo que viene de la tradición griega (heredado a través de las costumbres españolas), el martes 13 está directamente relacionado con la mala suerte. Pero para averiguar su origen hay que repasar dos variables: una el día “martes” y la otra el número 13.

De acuerdo a la tradición griega, el día martes tiene una carga negativa por estar relacionados con Marte, un planeta considerado maléfico, y a Ares, el dios de la guerra, la destrucción y la sangre.

Por otro lado, la causa de la mala suerte del número 13 es algo que pertenece a muchas culturas occidentales. Trece personas son las que participaron en la última cena antes de la muerte de Cristo, también son trece los espíritus malignos en las leyendas nórdicas. Por otro lado, en el capítulo 13 del Apocalipsis es donde se habla del diablo, como fuente de todo mal.

Por todo esto es que muchos huyen del número 13. Por citar ejemplos más que populares: hay líneas aéreas que evitan la “fila 13” para sus pasajeros o edificios modernos que pasan del piso 12 al 14, salteándose el trece.

Nada de todo esto tiene un fundamento científico, se trata de un mito. Pero hay un viejo proverbio español que dice: “Martes 13, no te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes”. Y muchos este día lo cumplieron al pie de la letra.


Notas relacionadas

Una fecha a la que casi todos le esquivan


  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...