Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Plaza Moreno: el corazón donde palpita la historia de la Ciudad

Fue desde sus comienzos la plaza principal y escenario de las actividades cívicas más importantes. En su centro, junto a la piedra fundacional, se atesoran parte de la idiosincrasia platense

Ubicada en el centro geográfico del casco urbano y escenario de los festejos en cada aniversario platense, la plaza Moreno es sin duda el corazón donde palpita buena parte de la historia de la Ciudad. Si bien su creación se remonta al año 1888, fue el 7 de junio de 1901 cuando se le dio el nombre con la que se la conoce desde siempre.

Delimitada por las calles 50, 54, 12 y 14, la principal plaza de La Plata cobija en su centro la piedra fundacional de la Ciudad y ocupa el territorio donde se llevó a cabo su ceremonia fundacional, el 19 de noviembre de 1882.

Los objetos de la fundación fueron depositados en aquella ceremonia en una excavación practicada a metro y medio al noroeste del punto céntrico de la entonces llamada Plaza Mayor. Consistió en realidad en una caja de piedra de las canteras de Azul, en cuyo interior se encontraba otra de plomo soldada que contenía una redoma de cristal (sellada y lacrada) en la que se colocaron el Acta de Fundación firmada en un pergamino; un ejemplar de la Constitución de la Provincia; una copia de la Ley de federalización de Buenos Aires; un plano de La Plata y una caja de madera elaborada en el taller de la Escuela de Artes y Oficios de la Provincia que atesoraba medallas, monedas y diversos trabajos realizados en ese taller estudiantil. La piedra fue cerrada con una tapa de mármol de Carrara, en la que se colocó la siguiente inscripción: “Esta caja contiene el Acta de Inauguración de la Ciudad de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires”. Al cumplirse el centenario de la fundación, la piedra fue exhumada y de la legendaria caja se tomaron 278 medallas y monedas. De la redoma de cristal, al igual que el cofre de plomo, lleno de agua, se recuperaron gran parte de los documentos que los fundadores habían dejado. Actualmente estas reliquias se pueden ver en el Museo Archivo Dardo Rocha. Un siglo después de aquella primera excavación, en el centro de la plaza se depositaron los nuevos dones legados como mensaje hacia el futuro, más específicamente hacia la conmemoración del bicentenario de la Ciudad. La nueva redoma contiene siete mensajes: una fotografía aérea de Plaza Moreno; un ejemplar de la “Crónica del Centenario”, escrita por Miguel Szelagowski; un ejemplar del diario El Día y un ejemplar de La Gaceta, ambos del día 19-11-1982; 231 medallas de organismos oficiales y entidades civiles. La redoma fue colocada en una cápsula de acero de cierre hermético, y también se conservan debidamente protegidas las Actas de la Escribanía General de Gobierno que se refieren a los actos realizados en el año 1982, durante los festejos por el centenario.

A la hora de describirla, acaso baste con decir que se trata de una de las plazas más extensas del país, con casi 8 hectáreas, y que fue diseñada con una simetría total, según el gusto por lo francés que reinaba en el siglo XIX.

Hasta 1901 fue conocida como “Plaza Principal”, pero luego de ese año recibió su actual nombre en homenaje al secretario de la Primera Junta. Moreno tuvo su respectivo monumento en la plaza frente al Palacio Municipal, el cual era una pirámide con la estatua de la libertad en su cúspide y cerca de la base la estatua del prócer. En 1910 se demolió este monumento y la estatua de Moreno fue llevada a la ciudad de Pergamino, donde se luce actualmente en su plaza principal. Recién en 1999 volvería a colocarse una estatua de Moreno en la plaza homónima, cuando se inauguró la obra del escultor platense Ricardo Dalla Lasta.

No sólo su centro cobija historia y esplendor, sino también su entorno: además del palacio del Municipio, está rodeada por la Catedral, la casona que es sede del Arzobispado platense, las viviendas del fundador Dardo Rocha y sus ministros D’Amico y Villamayor, y la Escuela Normal Nacional Nº1.

El primer conjunto escultórico que conoció el paseo fue erigido en 1892 y demolido veinte años después, cuando fue construida la vereda central que atraviesa el lugar y se levantó una fuente en cada cuadrante. Su diseño actual, sin embargo, se remonta al año 1943, cuando se dejó una vereda central de 35 metros de ancho y sectores laterales con macizos de árboles. Otro de los cambios implementados en la década del cuarenta fue la eliminación de su fuente central -que había sido construida en 1912 y en donde en 1961 se haría un mosaico con el escudo de La Plata-, la mudanza de lugar de las esculturas “El Océano” y “La Agricultura” (1914) al Parque Saavedra y Plaza Olazábal, y la reubicación de las Cuatro Estaciones. Además se eliminaron las palmeras y se plantaron diversos árboles como tilos, cedros y cipreses. Se diagramaron también nuevos lugares para la circulación, buscando continuar el diseño del trazado de la ciudad.

La escultura de “El Arquero Divino” data de 1924 y fue colocada en la plaza en 1970; es obra de Troiano Troiani y representa al “Hércules Arquero” de Bouedelle.

Ubicación: Entre las calles 12, 14, 50 y 54
Superficie: 6,87 hectáreas
Forma: Cuadrada
Origen: 1888

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla