Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Magia negra

Gimnasia perdía sin atenuantes ante Central Córdoba y parecía que Rafaela seguía embrujada ara el Lobo, que había perdido todos los partidos que había jugado, hasta que apareció Jan Hurtado y -como ante Boca- convirtió. Después, acertó en los penales y espera por River en la semifinal de la Copa Argentina.

Magia negra

Los peores augurios del partido con Central Córdoba en Rafaela fueron la nada misma ante el pésimo partido que jugó Gimnasia. Hizo todo mal, al punto de permitirle al rival agrandarse. Impotente, se metió cada vez más y más en arenas movedizas. Al Lobo se lo tragaba el partido, la presión de ser candidato, la obligación de ser mejor que un rival inferior. Y lo salvó solamente la fe a prueba de balas de jan Hurtado, a quien no le pesó Rafaela, su cancha chica, el rival, los miedos propios, el disfrute ajeno y -otra vez- definió en modo René Lavand #máslentonosepuede. Así, como en una película romántica, la cámara lenta fue el marco del encuentro entre pelota y red. 

Los penales fueron un premio. Seguramente los santiagueños no merecieron ganar el partido, pero sí Gimnasia perderlo. Los jugadores saben que fue un muy mal partido. Troglio no tiene dudas: fue el peor de este ciclo. Lejos. Por eso, ir a definir desde la mancha blanca apareció como un regalo del cielo. Además, porque este equipo tiene algunos que patean bien. Fue Silva, bien pateado, adentro. 1-1 porque antes Barrionuevo había convertido. 2-1 abajo (gol de Vera Oviedo, fuerte a un palo), le tocó al Bochi que esta vez tuvo un guiño del destino y metió un penal muy mal pateado.El Bicho Rossi le acertó al travesaño y Jan Hurtado, que había pedido patear el tercero, completó su gran tarde con un toque suave a un palo.Romero y Bonifacio engañaron a los arqueros y la historia estaba 4 a 3 para Gimnasia, hasta que Pérez falló y desató el loco festejo albiazul que aunque sigue sin ganar en Rafaela. se llevó el premio mayor. No, no es el 1.630.000 pesos. Es enfrentar a River, es quedar ahí cerquita de una final. Y aunque River pueda sentirse -porque lo es- muy superior a Gimnasia, son 90 minutos. Hay que jugarlos. 

De sueños se alimenta el hombre y el triperío se los permite. Y así como cayó Boca, quien sabe. Esto es fútbol.

GIMNASIA (1): 31.-Alexis Martín Arias; 6.-Ezequiel Bonifacio, 23.-Maximiliano Coronel, 3.-Gonzalo Piovi, 32.-Matías Melluso; 11.-Horacio Tijanovich, 21.-Fabián Rinaudo, 8.-Lorenzo Faravelli, 33.-Matías Gómez; 18.-Mauro Guevgeozián, 9.-Santiago Silva. DT: Pedro Troglio. Suplentes: 15.-Sebastián Moyano, 24.-Germán Guiffrey, 38.-Luciano Perdomo, 20.-Hernán Tifner.

CENTRAL CÓRDOBA (SANTIAGO DEL ESTERO) (0): 1.-Maximiliano Cavallotti; 4.-Cristian Díaz, 2.-Alexis Ferrero, 6.-Hugo Vera Oviedo, 3.-Jonathan Bay; 5.-Cristian Vega; 10.-Facundo Melivilo, 8.-Alfredo Ramírez, 9.-Renso Pérez, 11.-Naguel Luján; 7.-Javier Rossi. DT: Gustavo Coleoni. Suplentes: 12.-César Taborda, 13.-Emanuel Piñero, 17.-Mauro Barraza, 18.-Diego Jara.

GOLES: ST 1m. Alfredo Ramírez (CC), 38m. Jan Hurtado (G).

Cambios: ST 10m. 29.-Lucas Calderón por Lorenzo Faravelli (G), 19m. 25.-Lucas Licht por Horacio Tijanovich (G) y 14.-Emanuel Romero por Nahuel Luján (CC); 28.-Jan Hurtado por Mauro Guevgeozián (G) y 15.-Pablo Ortega por Alfredo Ramírez (CC), 37m. 16.-Ezequiel Barrionuevo por Facundo Melivilo (CC).

Definición por penales: Por Gimnasia convirtieron Santiago Silva, Lucas Licht, Jan Hurtado y Ezequiel Bonifacio. Por Central Córdoba convirtieron Ezequiel Barrionuevo, Hugo Vera Oviedo y Emanuel Romero. Javier Rossi estrelló su disparo en el travesaño y Renso Pérez desvió el suyo sobre el horizontal.

Árbitro: Andrés Merlos.

Estadio: Nuevo Monumental (Atlético de Rafaela)

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...