Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Los chinos se entusiasman con los lácteos y los precios de la leche se disparan

El país depende de los rebaños de todo el mundo para satisfacer la creciente demanda de los consumidores

Los chinos se entusiasman con los lácteos y los precios de la leche se disparan

Los lácteos ganan cada vez más terreno en el consumo masivo de los chinos / web

10 de Noviembre de 2019 | 04:19
Edición impresa

Los precios de la leche están subiendo en todo el mundo y han alcanzado máximos en varios años, impulsados en parte por un sorprendente aumento de la demanda de China.

El crecimiento se está desacelerando en la segunda economía más grande del mundo, pero los ciudadanos del país están consumiendo más productos lácteos en forma de productos horneados y bebidas como el té cubierto con crema y queso, según revela una nota del New York Times.

Los productos lácteos tradicionalmente no han sido una gran parte de la cocina china, pero la gente en China está bebiendo más leche, buscando postres cargados de crema e incorporando queso en los alimentos cotidianos, como los rollitos primavera y las croquetas de arroz.

Los precios al por mayor de la leche descremada en polvo, un ingrediente común en helados, chocolate, pasteles y panes producidos comercialmente, han aumentado en un 26 por ciento a 47 por ciento en los Estados Unidos, Europa y Oceanía durante el año pasado. En octubre, el precio promedio del producto en las tres regiones fue de U$S 2.583 por tonelada, su nivel promedio más alto desde octubre de 2014, según datos del Consejo de Exportación de Productos Lácteos de EE. UU. Los precios de la leche entera en polvo, por su parte, aumentaron aproximadamente un 13 por ciento en el año.

Comenzaron a escalar antes, gracias al aumento del consumo global de alimentos que contienen mayores cantidades de grasa natural. Ambos tipos de leche en polvo se usan en grandes cantidades, y algunos fabricantes de alimentos usan una combinación de leche descremada y aceites comestibles para imitar la composición de grasa de la leche entera.

Los precios más altos son una buena noticia para los productores de lácteos de todo el mundo, que han sufrido durante varios años de bajos rendimientos y exceso de leche en algunas áreas. En 2016 se arrojaron grandes cantidades de leche en exceso en los campos y otros lugares de los EE. UU. después de una caída en los precios.

MÁS COMPRAS EXTERNAS

China está satisfaciendo gran parte de la creciente demanda de productos lácteos de sus consumidores al aumentar las compras en el extranjero.

El país ya era un gran comprador de leche en polvo para fórmula infantil y otros alimentos después de varios escándalos relacionados con la leche doméstica contaminada. Importó aproximadamente un tercio más de leche descremada en polvo y crema en los ocho primeros meses del año, hasta el 31 de agosto, mientras que las importaciones de leche entera en polvo aumentaron un 23 por ciento, en comparación con el mismo período del año anterior, según datos de aduanas chinas. La producción china se mantuvo en gran medida estable en la primera mitad del año.

Algunos analistas han encontrado sorprendente el salto porque advirtieron anteriormente que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y un contexto de desaceleración del crecimiento en la economía del país asiático podrían reducir la demanda de productos lácteos.

NUEVAS COSTUMBRES

En Beijing, en una elegante tienda de postres hecha para parecerse a un laboratorio, Alice Cheng, de 31 años, cortó una yema de huevo de pato salada rodeada de crema espesa. “Creo que es agradable con crema”, dijo.

Jason Peng, quien también tiene 31 años, estuvo en un supermercado comprando varios sachets de yogurt. “Tomo leche o yogurt todos los días”, dijo, y agregó que le encantan los productos lácteos. Peng dijo que sus padres alentaron su hábito de beber leche cuando era niño y le dijeron que lo ayudaría a crecer más alto.

Estados Unidos no ha sido un proveedor importante de leche en polvo para China. A pesar de eso, los productores de lácteos estadounidenses se están beneficiando del aumento de la demanda nacional, así como en otras partes de Asia y los precios al por mayor más altos en las otras dos principales regiones exportadoras de lácteos del mundo. También es probable que las granjas lecheras en Europa produzcan menos leche descremada en 2020, lo que podría crear oportunidades para los granjeros estadounidenses, dijo Alyssa Badger, directora de operaciones globales de HighGround Dairy, una firma comercial y de consultoría con sede en Chicago.

La producción mundial de leche ha estado bajo cierta presión este año debido a las condiciones secas en Australia y el norte de Europa. Los mayores costos de alimentación también han ayudado a reducir la producción. Mientras tanto, una gran reserva de leche descremada en polvo que la Unión Europea comenzó a acumular en 2015 para ayudar a los agricultores de la región se vendió en gran medida a los mercados nacionales, China y países de África y Asia, lo que restringió los suministros mundiales.

Fonterra Dairy Co-Operative Group, con sede en Nueva Zelanda, el mayor exportador de lácteos del mundo, ha sido uno de los principales beneficiarios de la demanda de China por los productos lácteos importados. El país es uno de sus mayores clientes. La compañía dijo a fines de octubre que está vendiendo su leche descremada en polvo a precios más altos que las compañías lácteas europeas y estadounidenses, y espera que las ventas de leche entera en polvo aumenten.

Hasta ahora, la tasa relativamente alta de intolerancia a la lactosa en China no ha sido un obstáculo importante para el consumo de lácteos del país. Según los Institutos Nacionales de Salud, la intolerancia a la lactosa en adultos es más frecuente en personas de ascendencia del este de Asia, y afecta a entre el 70 por ciento y el 100 por ciento de las personas en algunas comunidades. Eso se compara con una tasa del 5 por ciento entre las personas de ascendencia del norte de Europa.

Han Xuezhen, una estudiante graduada de 26 años de la Universidad de Medicina China de Beijing, dijo que no puede tomar leche porque es intolerante a la lactosa. Pero dijo que puede ingerir un poco de helado con sabor a té y recientemente ha desarrollado el gusto por el arroz frito cubierto con queso. Si bien generalmente trata de evitar comer alimentos fríos, “un poco de helado está bien, especialmente cuando el clima es más cálido”, dijo Han.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla