Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Corrientes opuestas

Maquillaje, ¿sí o no?

Cada vez hay más productos de belleza para corregir imperfecciones y crear efectos en el rostro, pero también crece la tendencia de llevar la cara lavada

Desde el punto de vista de la dermatología se aprueba el maquillaje si se ajusta al tipo de piel

Todo tipo de producto que se aplique en la piel debe estar dermatológicamente testeado, y además se tiene que utilizar sólo en la zona del rostro para el que fue hecho

Desde hace unos años crece la tendencia de no usar maquillaje entre algunas mujeres. Algunas famosas como Alicia Keys fueron pioneras de este movimiento y cada vez más actrices y famosas se suman a mostrarse sin ningún producto en la cara.

Pero más allá de esta moda, hay algunas mujeres que no pueden estar sin maquillarse. ¿Por qué lo utilizamos?

La psicóloga Victoria Sánchez indica que el maquillaje se usa porque socialmente “es lo que se espera de las mujeres, nos enseñaron que es la norma”. En muchos casos, del maquillaje depende “la autoestima, confianza y seguridad”.

Los dermatólogos Ramón Fernández Miranda y Natalia Jiménez coinciden en reconocer una cierta exigencia social en el empleo del maquillaje en la mujer.

cuidado con los excesos

La psicóloga explica que el uso del maquillaje en sí no es un problema, pero cuando se convierte en una “exigencia” o “si el autoestima depende de su utilización”, sí que lo es.

Victoria Sánchez asegura que cuando una persona “no puede alcanzar los estándares” que la sociedad impone, se va a “sentir mal”.

“No es un único factor causal pero cuando se junta con otra serie de factores pueden llegar a una depresión o al aislamiento”, ratifica.

El maquillaje no es perjudicial si se usan productos específicos para cada tipo de piel

 

Desde el punto de vista de la dermatología, los doctores están de acuerdo de que si el maquillaje se ajusta a nuestro tipo de piel no afecta en absoluto.

“No se puede afirmar que el maquillaje sea perjudicial para la piel, siempre y cuando se usen productos que se ajusten a las necesidades de cada persona y que vaya acompañado de una rutina de limpieza, hidratación y protección solar”, avala la dermatóloga Natalia Jiménez.

Las chicas cada vez se empiezan a maquillar antes, la experta en psicología dice que el problema es que “se trata a las niñas como mujeres objeto en miniatura” y el ejemplo más claro son “las campañas publicitarias”. La educación, en este sentido, se debe trabajar en “el contexto familiar y del colegio”.

En relación a la piel, para las más jóvenes el doctor Fernández recomienda maquillajes “oil free” que son libres de grasas pero debemos fijarnos en que sean “cosméticos homologados”. Aconseja que sean “fluidos” y que lo retiren “en poco tiempo con limpiadores adecuados”.

La dermatóloga Natalia Jiménez añade que se les debe concientizar de “un cuidado facial rutinario”. “Es necesario usar jabones o agua micelar. Utilizar una crema hidratante con un protector solar y que el maquillaje esté adaptado a cada tipo de piel”, apunta.

Los problemas más frecuentes que pueden darse por el maquillaje, son los siguientes.

En pieles maduras, suele aumentar el fotoenvejecimiento por no llevar filtro solar o por tener la piel deshidratada y no utilizar crema como base del maquillaje.

En las pieles jóvenes son frecuentes los quistes en mejillas y los brotes de acné por el uso inadecuado del maquillaje. También existen problemas de hipersensibilidad o de alergia a algunos componentes.

Es por eso que para ambos casos se recomienda tener una buena “higiene diaria“, por la mañana y por la noche.

Este movimiento que reivindica lo natural también se lo puede ver en el ámbito de la alimentación, con movimientos ecologistas, e incluso en la ropa, donde se reivindica el uso de materiales naturales como el algodón.

La psicóloga Victoria Sánchez alega que se debe “a una insatisfacción con lo artificial”. Sostiene que a nivel psicológico hay una tendencia hacia el “mindfulness, una corriente que tiene que ver con alcanzar la felicidad plena”. Todo está relacionado “con aceptarse y optar por cuestiones naturales que nos hacen sentir mejor”.

EFE

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...