Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LA PESQUISA BUSCA ESTABLECER EL MÓVIL

Robo o agresión, fuego y misterio en el ataque a una casa en 65 entre 10 y 11

Ocurrió durante la mañana. Los propietarios habían salido. Al regresar se encontraron con los bomberos apagando las llamas en la planta baja. Se habló de un robo pero no se detectaron faltantes

Así quedó una de las habitaciones del interior de la vivienda /EL DÍA

Tras la emergencia por el fuego, trabajó la policía/Sebastián Casali

Lo que en principio estaba claro para los investigadores y los vecinos, con el correr de la jornada se empezó a enturbiar con versiones y especulaciones: un incendio dedicado a borrar huellas o simplemente dañar después de un robo. La escena, que hablaba de un procedimiento extremo tras un escruche en un horario de plena luz, con gente circulando en las casas y las calles, generó estupor en el vecindario de 65 entre 10 y 11, en inmediaciones de Parque Saavedra. Sin embargo, promediado la jornada, para los pesquisas ya no estaba tan clara la hipótesis y no se descartaron otras motivaciones, ajenas a un delito de sustracción de bienes, como motivo de la intrusión.

El cuadro con llamas y humo puso en estado de alerta a toda la zona alrededor de las 11 de la mañana del domingo. Cuando las nubes todavía hacían gris la jornada aparecieron los bomberos del cuartel central de la Policía e ingresaron a la casa con arquitectura de principios del siglo pasado.

Según pudo saber este diario, el incendio se llevó buena parte del amoblamiento, la decoración y la mampostería de varios ambientes.

Los primeros análisis de la escena y los restos indicaron que “se trató de un incendio intencional”, dijo un investigador y aclaró que “lo iniciaron en medio de un robo”. No obstante, el informe final se basará en pericias por realizarse.

Hasta allí, un asalto seguido de un acto vandálico, pero con el correr de las horas sumó una nueva arista investigativa, con un presunto conflicto como causa posible.

DE GUARDIA

En las primeras horas de la tarde, en la vereda de 65 entre 10 y 11, donde se emplaza el inmueble, un grupo de personas hacía “guardia”.

Vecinos y allegados a los propietarios de la vivienda conversaban ante la mirada de dos efectivos policiales que permanecían en el lugar.

Los bomberos harán hoy estudios para determinar cómo se inició el fuego en la vivienda

 

Atrás había quedado el trabajo de los bomberos, una dotación del cuartel La Plata que logró sofocar las llamas y anular peligros en algo más de una hora.

El grupo se manejó con total hermetismo ante la consulta de este medio.

“Preferimos no hablar al respecto, todavía estamos un poco golpeados”, dijeron tres hombres que se identificaron como parte damnificada del siniestro.

A esa altura de la jornada ya había poco movimiento en los alrededores de la casa.

Por su parte, los policías buscaban pistas para la investigación que intenta establecer cuántos intrusos hubo y qué elementos pudieron llevarse.

Unas horas más tarde, una fuente de ese equipo de la pesquisa le dijo a este diario que prácticamente estaba descartado el móvil del escruche.

“Por lo que se pudo ver hasta el momento, en la casa no hay faltante de bienes. De manera que no podemos hablar de un robo”, dijo.

Así las cosas, restaba encontrar el sentido de semejante daño a la propiedad en la que reside una familia cuya titular es una martillera de 63 años.

Siempre según el informe al que accedió este diario, los policías hablaron con la propietaria, quien indicó que se había retirado en horas de la mañana. El periplo fue corto y al regresar se sorprendió al ver abierta la puerta principal.

El segundo cuadro de la secuencia fue el del interior de la vivienda “revuelto” y parte de la planta baja que da a la calle incendiándose.

“No descartamos alguna cuestión personal”, dijo el pesquisa. Por la noche, la causa seguía sin detenidos y con “autores ignorados”.

Para entonces, la Policía había comenzado a buscar pistas a través de las cámaras públicas y privadas de la zona.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...