Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
James Bond y sus autos, un romance de varias décadas

El Aston Martin DB5 es uno de los modelos más famosos utilizados por 007, aunque por su equipamiento y rendimiento no puede competir con vehículos más modernos

James Bond y sus autos, un romance de varias décadas

El aston martin db5 que bond utilizaba en “operación trueno”, filmada en 1965 / dpa

Por: FABIAN HOBERG

11 de Abril de 2020 | 04:38
Edición impresa

Agencia DPA

Persecuciones, peleas salvajes, tirotetos, y en el medio de todo eso un hombre al que nada de esto afecta: Bond. James Bond. Cuando el agente secreto con licencia para matar (007) está en una misión, lo hace acompañado, desde hace 50 años, de coches muy especiales. La mayoría de ellos son del fabricante británico Aston Martin.

Para el alemán Siegfried Tesche, experto en Bond y autor de varios libros sobre este ícono del cine, el Aston Martin DB5 se cuenta entre los coches más famosos de 007, “a pesar de que por su rendimiento y equipamiento no puede competir con vehículos modernos”, opina.

James Bond comenzó con un Bentley

“Que el DB5 se haya convertido en un coche Bond es una casualidad”, explica Tesche. Hasta la publicación en 1959 de la novela “Goldfinger”, de Ian Fleming, el agente secreto solía conducir un Bentley.

Sin embargo, para visitar a Goldfinger ofrecen a Bond un Aston Martin DB Mark III y un Jaguar 3.4. El agente se decide por el Aston Martin porque tiene extras útiles, como un paragolpes más fuerte, un revólver debajo del asiento y un aparato receptor.

Al planear la película, que fue estrenada en 1964, los productores decidieron que James Bond viajara en un vehículo más deportivo. “Por eso el coproductor Harry Saltzman visitó Aston Martin en otoño de 1963 para hablar acerca de una cooperación”, cuenta Tesche.

El fabricante no reconoció de inmediato las oportunidades de marketing y ofreció a Saltzman el sucesor del Mark III, el DB5, a 4.500 libras esterlinas.

Un automóvil que fascina como una fortaleza técnica

Al cabo de algunas conversaciones más, Saltzmann pudo convencer al fabricante de poner a disposición coches sin costo. Con el DB5 en “Goldfinger” comenzó la tecnologización de los vehículos.

“Los productores reconocieron que un auto altamente equipado iba a impactar al público. Desde entonces, el coche Bond es un arsenal de armas de alta gama, como una fortaleza que apenas puede ser conquistada”, explica Tesche, añadiendo que, por otra parte, el Aston Martin es el objeto más personal que posee James Bond y el agente está dispuesto a luchar por él.

Sin embargo, en el pasado hubo películas en las que se podía ver a James Bond en otros vehículos, como “007: Sólo se vive dos veces”, donde conduce un Toyota 2000 GT, o en las tres películas promocionadas por BMW, “Golden Eye”, “El mañana nunca muere” y “007: El mundo no basta”.

El coche privado de Bond

Sin embargo, ninguna marca es atribuida con tanta naturalidad al personaje cinematográfico de James Bond como la británica. “Los actores Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig fueron introducidos en las películas con un Aston Martin. Todo espectador sabe que en la película solo Bond maneja un Aston”, apunta Tesche.

Sin embargo, en las últimas entregas de la serie en torno a 007, el histórico DB5 del James Bond de los años 60 ya no funciona como un vehículo a su servicio, sino como un coche privado.

También para Andreas Pott, del club James Bond de Alemania, el DB5 es el coche Bond más famoso. “Porque es el primer coche que tuvo el hoy tan conocido equipamiento especial y sentó todos los parámetros”, explica.

“También es muy famoso el Lotus Spirit de ‘La espía que me amó’ de 1977, porque fue el primer auto que se transformaba en un submarino”, añade.

Un Citroën extraviado

Menos llamativo, pero valorado por los fans de Bond por lo poco común fue el 2CV de Citroën, que tuvo un papel secundario en “Sólo para sus ojos”, de 1981. “Bond no lo conduce, pero es un auto poco común para una carrera persecutoria en una película de Bond”, señala Pott.

Wolfgang Bahlmann, presidente del club de propietarios de Aston Martin de Alemania, mira todas las películas de James Bond que salen, pero no se describiría como un fanático de la serie del agente 007. “Me gustan los automóviles, tanto los nuevos como el histórico DB5, que se convirtió en un objeto de culto”, revela.

Cuatro Aston Martin para el nuevo Bond

Desde “Goldfinger” el modelo es usado una y otra vez, aunque explotó en “Skyfall”, presentada en 2012. “Esto, por supuesto, le duele a los fans de los Aston Martin”, reconoce Bahlmann.

Agregó que el que no es fan de Aston Martin sólo conoce el DB5 y asocia el modelo a Bond, lo cual lamenta. “Al que conoce la marca se le ocurren otros modelos, aunque no estén tan relacionados con 007”, opina. Le gusta especialmente el DBS, con el que viajaba George Lazenby en el film de 1969 en “Al servicio secreto de su majestad”.

En “Sin tiempo para morir”, la película cuyo estreno estaba previsto para noviembre de 2020, se usan cuatro vehículos: el DBS Superleggera con la misma placa que en “007: Su nombre es peligro”, el superdeportivo Valhalla, con 1.000 CV, un actual V8 Vantage y, por supuesto, el DB5.

El coche de la película es una de las diez réplicas preparadas especialmente, pero eso no llama la atención al público. A fin de cuentas, lo único que importa es que James Bond conduce un Aston Martin y que salva al mundo.

En algunas películas James Bond condujo un Toyota o un BMW

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla