Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Toda la semana |SENSACIONES DE QUIENES PASAN LOS 60
Todo el día en casa: la realidad de los adultos mayores

Constituyen, según estudios realizados hasta la fecha, el grupo que más respeta los términos de la cuarentena. Cómo lo sobrellevan después de más de 80 días de aislamiento

Todo el día en casa: la realidad de los adultos mayores

Los adultos mayores son quienes más respetan el “Quedate en casa”

14 de Junio de 2020 | 04:13
Edición impresa

María de los Ángeles, 74 años, profesora de inglés y docente jubilada, está cansada. Vive sola en un departamento del centro de La Plata con un balcón que da a la calle, y asegura que desde hace casi 80 días no sale de allí. “Lo mínimo para hacer las compras -dice- pero no más allá de dos cuadras, porque tengo todos los negocios indispensables en mi barrio. Pero estoy cansada y un poco confundida. Extraño mucho a mi familia. A veces me pregunto si todo esto que está pasando será cierto”.

Como ella, muchas personas mayores que viven solas atraviesan por situaciones similares. Llevan ya mucho tiempo encerradas, por recomendaciones gubernamentales y médicas, mientras observan como las calles, lentamente, se van poblando de gente como si nada pasara.

Pero algo pasa, porque el virus sigue allá afuera y para los adultos mayores representa una amenaza seria, algo más que una gripe fuerte como la que puede afectar a los más jóvenes.

“Yo tengo hipertensión -cuenta Martín Regueira, 67 años, también del centro platense y jubilado- un problema coronario que ya me costó tres stents y fui fumador durante casi toda mi vida. Es decir que sé que tengo todos los números comprados para ser población de riesgo frente al coronavirus. No es cuestión de que me autoricen o no a salir, el virus va a seguir estando afuera probablemente por mucho tiempo más, y hasta tanto aparezca una vacuna, habrá que tener muchos cuidados y exponerse lo menos posible. Porque en mi caso, y es duro decirlo, sé que si el virus me agarra es muy probable que me lleve”.

LA VIDA, ENCERRADOS EN CASA

Conscientes de los riesgos que representa la pandemia, la población de adultos mayores probablemente sea las que más recaudos toma y la que más respeta el “no salir de casa”. ¿Pero como se vive en esa rutina de todos los días que ya lleva tantísimos días?

“Yo me estoy levantando más tarde -cuenta María de los Ángeles- y le pongo mucho esfuerzo a esta situación, porque la rutina cansa. Cuando me levanto hago tareas de limpieza, almuerzo, leo, un poco de tele, internet, pero la verdad es que me siento muy sola. La comunicación que permite la tecnología está muy buena, pero no es lo mismo que el contacto directo, y extraño mucho ese contacto con mi familia. Se que este encierro es favorable para la salud, pero resulta también muy difícil”.

“A veces me levanto muy temprano, y otras muy tarde -señala Martín- y ya me pasó muchas veces de despertarme a la madrugada con una gran angustia. No sabría definirlo con palabras, pero todo esto representa una situación muy rara. Nunca antes en mi vida me había sentido encerrado de esta manera”.

“En mi caso sigo a los infectólogos y cumplo con todos los protocolos -dice María de los Ángeles- pago cuentas por internet y salgo de mi casa lo menos posible, apenas para comprar alimentos y con todos los recaudos. No sé que va a pasar en el futuro, pero con o sin vacuna me parece que el mundo va a ser distinto. Yo ya tuve una neumonía y creo que voy a seguir sintiendo un poco de miedo, aunque también me confunden los ´antipandemia´ que escucho por la tele. Sigo con la cuarentena, pero también tengo muchos interrogantes”.

LOS ADULTOS Y LA CUARENTENA EN NÚMEROS

¿Es posible medir la actividad de los adultos mayores durante la cuarentena? Un estudio realizado por la Facultad de Psicología de la UBA lo intentó y concluyó que el 85,5 por ciento de los adultos mayores salió al menos una vez durante la cuarentena por el coronavirus, y el 70 por ciento de ellos lo hizo para hacer compras. Y señaló además que “pese a ser la población con mayor riesgo, tienen mejores condiciones emocionales que los más jóvenes”.

De la muestra, que incluyó a 812 personas mayores de 60 años, el 70 por ciento expresó haber salido a comprar; el 48.2 por ciento para ir al banco; el 26.2 por ciento para atenderse por salud (incluye vacunación); en tanto que si contemplan todos los casos, el 85,5 por ciento salió al menos una vez.

“Si bien la mayoría expresó una frecuencia muy baja (una vez por semana o cada quince días) esto nos muestra que no es tan fácil no salir de la casa, porque aunque se generen redes de apoyo no es tan sencillo delegar o bien porque hay cuestiones de salud que son intransferibles”, explicó Ricardo Iacub, profesor de la Cátedra de Psicología de la 3ra Edad y Vejez de la Facultad de Psicología de la UBA y quien dirigió el estudio.

Iacub advirtió que “otro punto a tener en cuenta es que ante la pregunta de qué harían si tuvieran síntomas de COVID-19, un 67 por ciento dijo que llamaría a los números oficiales como el 107, que es lo que corresponde, pero un 36,7 por ciento consultaría a su médico de cabecera, con el riesgo que puede conllevar que se dirija al consultorio”.

“También hubo un 7,9 por ciento que dijo que iría a una guardia y un 3,5 por ciento que tomaría analgésicos, esto sobre todo salió en los adultos varones de entre 60 y 74 años que todavía trabajan”, detalló.

“Son la población con más riesgo, pero con más condiciones emocionales que los jóvenes”

 

Pero más allá de estos datos, el relevamiento “Aspectos Psicosociales de las Personas Mayores en cuarentena” arrojó que ante el escenario que presenta actualmente Argentina, donde aparentemente todavía no hay un pico de la pandemia, “las personas mayores han presentado mayores recursos emocionales que los jóvenes para afrontar el aislamiento”.

“Esto puede deberse a múltiples causas, pero principalmente a que tuvieron que hacer menores ‘ajustes’, es decir, muchos de ellos ya estaban gran parte del tiempo en sus casas y no tienen demandas externas como otros”, describió el psicogerontólogo.

Esta facilidad en la adaptación se puede observar en las variables vinculadas a los hábitos, como la alimentación, las horas de sueño o permanecer en la cama, sobre las cuales más de la mitad de los encuestados respondió no haber tenido ningún cambio.

Sí se presentaron modificaciones en los hábitos higiénicos, donde el 58,9 por ciento refirió cambios altos y el 37,4 por ciento moderados; y en la reorganización de las tareas diarias, donde más del 90 por ciento respondió que se transformaron entre un poco y mucho.

El especialista indicó que, al contrario de lo que suponían, “a nivel emocional lo que vimos es que no nos encontramos con personas desesperadas de angustia, aunque sí aparece tristeza (casi un 60 por ciento dijo sentirse un poco triste) y ansiedad definida como nervios, preocupación y temor (también un 60 por ciento dijo sentirse con cambios moderados en este aspecto)”.

“La preocupación siempre se mencionó más asociada a sus hijos y nietos porque tienen que salir, moverse, ir a trabajar, que sobre ellos mismos”, graficó Iacub.

En relación al miedo frente a la pandemia, la mitad manifestó sentir un poco pero un 38,5 por ciento dijo no sentir nada: “Las mujeres, los grupos de niveles educativos más bajos y los más jóvenes son los que más lo manifiestan, pero es muy bajo”, sostuvo.

Seis de cada diez encuestados dijo no tener nada de miedo a morirse: “Puede ser una especie de negación, pero si fuera así también se trata de un recurso. Por otro lado, ese miedo disminuye en los mayores de 75 años, que tienen ya más conciencia de la finitud”, destacó el especialista.

Otro dato que el especialista destacó es que “en relación al aburrimiento, expresaron que se aburren poco y nada, y hay muchas personas mayores que manifestaron haber aprendido algo durante la pandemia, sobre todo en relación a la tecnología usada con fines de contacto con otros”.

“En conclusión, lo que encontramos es que se trata de un grupo etario que tiene un mayor ‘control psicológico’ frente a la pandemia; es decir que el adulto mayor produce y se apoya en recursos internos y esta es una temática que muchos investigadores venían desarrollando pero que ahora lo podemos ver ´in situ´”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Los adultos mayores son quienes más respetan el “Quedate en casa”

Los adultos mayores aprendieron mucho de tecnología

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla