Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Mujer Platense |Nuevas costumbres
Tapabocas: consejos para el cuidado del cutis

Qué cuestiones deben tenerse en cuenta para que no se dañe la piel del rostro con el uso diario del barbijo

Tapabocas: consejos para el cuidado del cutis

Hay que cuidar la piel del rostro de otra forma cuando se utiliza el tapabocas

5 de Agosto de 2020 | 04:47
Edición impresa

Llevar protectores buconasales se volvió algo obligatorio en muchas partes del mundo. En algunas ciudades es verano; en otras, invierno, y a la mayoría de las culturas occidentales les ha costado adaptarse a esta nueva prenda. Aquí van algunos consejos para que resulte más cómodo y no generen tantos problemas.

CUTIS

Si alguien tiene que llevar el tapabocas durante muchas horas al día, sabrá que la piel puede irritarse, ponerse roja o que incluso pueden salir granitos. Es importante cambiar la mascarilla con cierta regularidad y limpiarla para evitar infecciones con bacterias en al zona del rostro, explican los especialistas.

Pero además se debe preparar el rostro. Antes de colocarse la mascarilla por primera vez en el día, hay que lavar la cara con un limpiador que puede ser en espuma o crema.

Si el barbijo se quita varias veces al día, antes de volver a usarlo se puede pasar por el cutis un algodón con agua micelar para que las micelas atrapen la suciedad y se evite la acumulación de bacterias causantes de enfermedades e infecciones en la piel.

En la rutina de la mañana antes de colocar el tapabocas, es muy importante usar un suero con propiedades hidratantes, como los que tienen ácido hialurónico con diferentes pesos moleculares, para que penetren en las diferentes capas de la piel.

Esto es una gran ayuda, aunque no sustituye el mayor trabajo para mantener los niveles óptimos de hidratación, que es tomar los dos litros de agua al día.

El roce del cubrebocas, la presión de los elásticos de las mascarillas y la sudoración por máscaras, son agentes que pueden afectar la barrera de la piel.

Para protegerla y evitar la pérdida de humedad, es fundamental aplicar una crema humectante, ligera y poderosa antes de usar alguno de estos protectores.

Los labios también se pueden resecar y agrietar por el cubrebocas, pero no si antes se coloca un bálsamo emoliente y se bebe la suficiente cantidad de agua durante el día.

El protector solar sí hay que aplicarlo. Es un must y se tiene que poner antes y después del uso del cubrebocas, igual que la crema humectante y el bálsamo para labios.

CALOR

El tapabocas es, de por sí, una “prenda” poco cómoda y que requiere de un período de acostumbramiento. “A eso se le suma el calor, que a veces nos hace transpirar debajo de la mascarilla”, comenta Dominic Dellweg, que trabaja como médico en una clínica especializada en enfermedades pulmonares.

Esa humedad que se genera debajo del protector buconasal puede propiciar el surgimiento de gérmenes patógenos y reduce la permeabilidad de la mascarilla, y eso, a su vez, hace que respirar sea más complicado, advierten los especialistas.

Pese a esta problemática, los expertos dicen que llevar el tapabocas más suelto no es una buena solución. Se recomienda que aquellos pacientes que tengan dificultades respiratorias utilicen mascarillas descartables, que son más finas y más permeables que los cubrebocas de tela.

COMUNICACIÓN

En muchos sitios se está acostumbrado a que la comunicación sea muy fuerte con la mirada, sin necesidad de usar tantas palabras. Pero al tener cubierta más de la mitad del rostro, hay una gran parte sensorial de nuestro canal habitual de comunicación que no se ve o que está muy limitado, con lo cual muchas personas no pueden interpretar tan rápidamente las señales que les da el otro. Suele ser más trabajoso entender lo que quiere decir la otra persona.

Sin embargo, en el contexto actual es inevitable llevar la mascarilla porque reduce el riesgo de contagio y además es un símbolo de solidaridad hacia los demás, con lo cual, si bien el período de transición resulta algo incómodo y dificulta un poco la comunicación, seguramente el hábito generará nuevos modos de adaptación, asegura Heuser.

GAFAS

Los anteojos suelen empañarse cuando se lleva puesto el barbijo. Si sucede en un mal momento, puede hacer perder la orientación. En esos casos, es recomendable que la mascarilla tenga una hebilla de metal que la ajuste mejor a la nariz y de ese modo evite que salga mucho aire de la respiración hacia arriba. (DPA)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Hay que cuidar la piel del rostro de otra forma cuando se utiliza el tapabocas

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla