Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,12
Dólar Ahorro/Turista $156.95
Dólar Blue $146,00
Euro $113,21
Merval 0,00%
Riesgo País 1517
Toda la semana |UN EMPRESARIO EXCÉNTRICO QUE QUIERE MORIR EN MARTE
Elon Musk: es el hombre más rico del mundo y no le importa el dinero

El sudafricano lidera Tesla, la empresa de vehículos eléctricos que en un año multiplicó por 9 el valor de sus acciones. Pero no se conforma con eso y quiere conquistar el espacio

Elon Musk: es el hombre más rico del mundo y no le importa el dinero
24 de Enero de 2021 | 09:06
Edición impresa

Hace unas semanas la revista Forbes lo ubicó como el hombre más rico del planeta y a él pareció no importarle demasiado, al punto que respondió “Qué extraño. Bueno, volvamos al trabajo”, cuando un seguidor de Twitter le contó la novedad.

Es que Elon Musk, el empresario sudafricano que sueña con colonizar Marte y que todos usen autos eléctricos, generó esa fortuna trabajando. Algunos hablan de una conducta adictiva laboral y otros explican que la pasión por sus sueños lo hace incansable.

Lo cierto es que el hombre, excéntrico y “tuiteador profesional”, es considerado un adelantado de la tecnología. Con casi 5o años posee una fortuna estimada de US$182.900 millones, algo que Bloomberg estima “posiblemente sea la más rápida creación de riqueza de la historia”.

De este modo, el fundador y CEO de Tesla superó a Jeff Bezos -propietario de Blue Origin LLC, una firma que trabaja en la carrera espacial privada- en el ranking Billionaires.

Además de Tesla -que diseña, fabrica y vende automóviles eléctricos, Musk dirige la empresa de cohetes SpaceX y Neuralink, un emprendimiento que está desarrollando interfaces cerebro-máquina de ancho de banda muy alto para conectar el cerebro humano a las computadoras.

“Es importante para el futuro de la Tierra poder convertirse en una civilización espacial”

Elon Musk,
CEO de Tesla

 

Un loco lindo, dirían algunos. Y es que el hombre en cuestión, según él mismo ha dicho en varias entrevistas, no soñaba con ser millonario, sino con innovar y revolucionar el planeta materializando sus ideas. Se ve a sí mismo como lo que originalmente quiso ser: un ingeniero que resuelve problemas.

SOÑAR NO CUESTA NADA

¿Cómo llegó este hombre de Pretoria a conquistar el mundo? No nació en cuna de oro ni muchos menos. Caminó paso tras paso, sabiendo a dónde quería llegar.

Es clase 1971 y el mayor de tres hermanos. Su padre, Errol, fue un ingeniero y su madre, Maye modeló durante varios años y luego se recibió de dietista. Desde niño, Elon se interesó por la lectura, mostrando especial predilección por la filosofía, la ciencia ficción, las novelas de fantasía y los cómics.

A los 10 años conoció las computadoras con el Commodore VIC-20 y a los 12 vendió un videojuego de su creación llamado Blastar a la empresa Spectravideo, por 500 dólares. A los 17 años, Musk se mudó a Canadá -el país natal de su madre-, e ingresó en la Queen’s University de Ontario, luego a la Universidad de Pennsylvania, donde se graduó en Ciencias en Física y en Artes en Economía, dos carreras que serían la base de sus proyectos futuros.

Musk tenía 24 años cuando se mudó a California para obtener un doctorado en Física Aplicada en la Universidad de Stanford -carrera que no concluyó-; empezaba la explosión de internet y el auge de Silicon Valley.

En 1995, con 28.000 dólares y su hermano menor Kimbal a su lado, Musk comenzó Zip2, una compañía de software que ayudaría a los periódicos a desarrollar guías online de ciudades. Luego vendió la compañía, y con ese dinero creó X.com, empresa dedicada a sistemas financieros que, más tarde, sería la base de PayPal.

En 2002 fundó Space Exploration Technologies, más conocida como SpaceX, que desarrolla y fabrica cohetes y aeronaves para misiones espaciales en la órbita terrestre.

En el mundo automovilístico, el evento más importante se dio en 2003, cuando se sumó como uno de los fundadores de Tesla, empresa pionera en el desarrollo de autos eléctricos que, además, propuso una nueva manera de comprar, ya que esos modelos se venden exclusivamente por internet.

Muy pronto sus primeros modelos se destacaron por sobre sus rivales: el modelo Roadster entregaba prestaciones dignas de un deportivo y una autonomía superior. Esas primeras unidades fueron la base sobre la cual se crearon el mediano Modelo S, el compacto, el Model 3, el deportivo Roadster, los SUV Model X y Model, y la pick-up Cybertruck. Todos son referentes en su espacio.

Las innovaciones de Musk abarcan diferentes ámbitos: en 2006 impulsó SolarCity, compañía de energía solar (de la cual es su CEO), Halcyon Molecular, empresa de biotecnología que investiga enfermedades y lucha contra la vejez, Fundación Musk, que trabaja en áreas de educación científica, salud infantil y energías renovables.

Pero uno de los proyectos más impactantes de Musk se llama Hyperloop. Se trata de un sistema de transporte colectivo que funciona con tubos que transportan pasajeros y que circulan dentro de un canal a velocidades elevadísimas: para recorrer los 611 kilómetros que separan a Los Ángeles de San Francisco -Estados Unidos- tardaría apenas treinta minutos. Musk define al Hyperloop como un sistema alternativo que podría reemplazar a los transportes tradicionales, léase auto, barco, tren y avión.

Si bien hay muchos empresarios que trabajan en los mismos rubros, Musk se destaca por ser el más rico, extrovertido y además es noticia en los últimos tiempos por la multiplicación por 9, en un año, del valor de las acciones de Tesla. Esa misma a la que “sin querer” hizo tambalear alguna vez porque sus dedos fueron demasiado rápidos en Twitter.

Con sólo dos mensajes tres tuits hizo desplomar más del 13% en pocos minutos las acciones de la empresa. En el primer mensaje aseguró que se disponía a deshacerse de todas sus propiedades físicas y decía que no tendría casa. Y en el segundo afirmaba que las acciones de Tesla estaban muy caras y ahí sucedió el derrumbe financiero.

No fue la primera vez que la red social le jugó una mala pasada. En 2018, por ejemplo, el empresario se metió en problemas por decir en un tuit que retiraría de la bolsa a Tesla, su compañía automotriz. La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos exigió su renuncia a la presidencia y lo multó por perjudicar a los inversores con información confusa.

Al año siguiente, Musk fue a juicio por difamar a un hombre en Twitter que participó en el rescate de los jóvenes que quedaron atrapados en una cueva en Tailandia, llamándolo “pedófilo”.

A los 12 años vendió un videojuego a la empresa Spectravideo por 500 dólares

 

Incluso se metió en cuestiones políticas, cuando cuestionó la intervención de sus compañías en la extracción de litio en Bolivia que, por aquel entonces, había postergado las elecciones presidenciales. “¡Derrocaremos a quién queramos! ¡Bánquensela!”, dijo en un incendiario mensaje que hasta contó con la respuesta de Evo Morales y repudio en la red social.

Lejos de aprender la lección, el magnate sudafricano recientemente fue apuntado por alimentar teorías conspirativas relacionadas al coronavirus, luego de una serie de testeos que se realizó.

AMOR MARCIANO

Además de Twitter, hay algo más que obsesiona a Elon. Quiere viajar a Marte e instalarse allí. Claro que no para estar solo, sino que pretende crear allí una civilización por si algún día la Tierra desaparece.

En una extensa entrevista con la publicación Business Insider, Musk habló de su Proyecto Marte: “estoy tratando de usar la tecnología para maximizar la probabilidad de que el futuro sea bueno. Y, a nivel fundamental, eso significa garantizar que tengamos un futuro, razón por la cual la energía sostenible es tan importante para el futuro del planeta. Es importante para el futuro de la Tierra poder convertirse en una civilización espacial y una especie multiplaneta, para garantizar que, en el peor de los casos si tal vez toda la civilización se destruya en la Tierra, que al menos siga existiendo en algún otro lugar. Y la civilización de Marte podría terminar siendo una influencia estabilizadora en la Tierra. Pero eso, la probabilidad de que la vida como la conocemos dure mucho tiempo, mejorará dramáticamente si somos una especie multiplaneta como civilización espacial”.

Según Elon, “lo más probable es que dentro de seis años, pero posiblemente en cuatro años, podamos poner un pie en Marte. Yo personalmente pienso viajar al espacio dentro de dos o tres años. El día que muera, quiero que me entierren en Marte. Si vas a ser enterrado en algún lugar, sería genial nacer en la Tierra y morir en Marte, aunque sería ideal no morir en el amartizaje, es decir cuando la nave haga contacto con la superficie de Marte. En última instancia, con vida en todo el sistema solar, y luego más allá de nuestro sistema solar a otros sistemas estelares. Creo que es un futuro muy emocionante e inspirador, en comparación con uno en el que nos quedamos en la Tierra para siempre, hasta un eventual evento de extinción”.

“Marte es un planeta real, por lo que podemos crear una civilización real allí”

Elon Musk,
CEO de SolarCity

 

Más allá de su optimismo, el empresario asume que no se trata de turismo de lujo, sino algo a trabajar. “Marte es un planeta real, por lo que podemos crear una civilización real allí. Pero al principio, es un poco como el anuncio de Shackleton para la Antártida donde decía, `es peligroso, podrías morir, será incómodo, será un largo viaje´. La comida probablemente no sea buena. También existe este terrible terror, pero será una gran aventura y una de las cosas más emocionantes que jamás haya sucedido, si no mueres. Ese sería mi anuncio”, dijo y agregó, que “al principio, va a ser muy difícil porque Marte no tiene una atmósfera de oxígeno, tiene una atmósfera de dióxido de carbono. Con el tiempo, puede convertir el dióxido de carbono en oxígeno. Eso es lo que pasó con la Tierra. El oxígeno era principalmente CO2, todavía mucho nitrógeno y Marte tiene algo de nitrógeno. Entonces, con el tiempo, podríamos pasar por este proceso por el que pasó la Tierra con el CO2 y el oxígeno, con las plantas y los océanos líquidos. Creo que realmente hay que calentarlo. Y al principio, estaremos bien, tenemos que crear una pequeña base, tenemos que tener lo básico, poder cultivar alimentos y necesitaremos agua. Tenemos que reponer el propulsor de los cohetes, porque necesitamos enviar los cohetes de regreso para que puedan traer más gente. O aquellos que quizás no quieran quedarse en Marte tienen la opción de regresar o visitar la Tierra. Entonces, realmente se trata de la necesidad de obtener muchos paneles solares, generación de propulsores, alimentos, todo lo básico”.

Por último, una idea de Elon que lo diferencia tiene que ver con la humanidad. Musk, que es padre de seis criaturas -cinco de un matrimonio anterior con Justine Musk y un bebé de meses, fruto de su relación con la cantante Grimes-, cree que para garantizar el futuro de la especie humana hay que revertir la tendencia a la baja tasa de natalidad, sobre todo, en los países desarrollados. “Todos mis amigos dicen, `oh, hombre, ahí va con los niños otra vez, diciendo que deberíamos tener hijos´. Pero muchos de mis amigos no tienen hijos. Tal vez tengan uno. Y yo digo, ¿cómo vamos a hacer que la humanidad siga adelante si no tienes hijos? Muchos países tienen una tasa de reemplazo negativa. No se puede resolver simplemente con inmigración, eso no es posible. Entonces, si cree en la humanidad, debe decir que debemos asegurarnos de que tengamos humanos en el futuro. No vienen de la nada. Mucha gente diría que tiene la impresión de que la Tierra está superpoblada. Esto es totalmente falso. Y solo basan esto en sus impresiones inmediatas porque viven en una ciudad densa. ¿Ha ido al campo o ha mirado hacia abajo desde un avión? ¿Qué porcentaje de las veces, si dejaras caer una bala de cañón, caería sobre alguien? Básicamente cero por ciento”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Hace 20 años elon promocionaba Paypal

En un año, Tesla multiplicó por 9 el valor de sus acciones

Musk quiere colonizar Marte y por eso compite en la carrera espacial

En 1995, Elon trabajando en su empresa Zip2

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla