Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $140,98
Dólar Turista $246,72
Dólar Blue $297,00
Euro $143,40
Riesgo País 2442
Toda la semana |SUS ROLES, EN MEDIO DE UNA BRISA DE AIRE FRESCO PARA LA REALEZA EUROPEA
Princesas: la hora de brillar, entre diamantes, platino e historia

Ingrid Alejandra de Noruega, Amalia de los Países Bajos e Isabel de Bélgica fueron el centro de atención durante el cumpleaños de la primera. Triadas, vestidos, palabras sinceras y más

Princesas: la hora de brillar, entre diamantes, platino e historia

Foto de familia: los asistentes reales en el cumpleaños de la princesa Ingrid Alejandra

Por: VIRGINIA BLONDEAU
vivirbien@eldia.com

26 de Junio de 2022 | 09:54
Edición impresa

Los chicos crecen… y las chicas parecería que aún más. Pasan, sin que nos demos cuenta, de hacer monerías en un posado familiar a usar tiaras. Nos referimos, claro, a las princesas Amalia de los Países Bajos, Isabel de Bélgica e Ingrid Alejandra de Noruega quienes, en el cumpleaños de esta última, llevaron en sus cabezas (y por primera vez en público) diamantes, platino y siglos de historia.

Ingrid Alejandra es una de las princesas que más temprano ha comenzado a asumir responsabilidades reales. Como jugando la vimos, a los 9 años, acompañar a su abuelo, el rey Harald, a un acto; a los 10 estuvo presente en la apertura del Parlamento y a los 13 dijo su primer discurso. Ingrid es hermosa, desenvuelta, seria pero con una sonrisa pícara que le quita toda solemnidad. Parece no tener nada impostado, ser tal cual se muestra aunque con gran sentido de la ubicuidad. Nació el 21 de enero de 2004 y sus padres son el príncipe heredero, Haakon Magnus, y la princesa Mette-Marit quienes se habían casado con toda la pompa tres años antes.

Aunque con cierta resistencia en algunos sectores, la sociedad liberal de Noruega aceptó rápidamente a Mette-Marit a pesar de ser una madre soltera y de haber confesado haber coqueteado con estupefacientes y haber tenido una juventud un tanto alocada.

Haakon tampoco dio mucha opción: ya convivía con ella hacía un tiempo, ejercía de padre del pequeño Marius, hijo de su novia, y estaba dispuesto a todo por defender su amor.

Cuando Ingrid Alejandra nació ya había sido abolida la ley sálica que daba preferencia para reinar al varón por sobre la mujer de modo que la niña tenía el destino sellado y, aunque unos años después tuvo un hermano, éste no le quitó su condición de heredera. Claro… tendrá que esperar unos años para el trono porque el rey Harald sigue firme en sus funciones a pesar de los múltiples problemas de salud y Haakon es aún un hombre joven con una larga vida por delante.

La princesa Marta Luisa y su prometido llegan a una de las celebraciones

UNA CORONA POPULAR

Eso sí, en la medida que no hagan demasiadas trapisondas, la princesa recibirá una corona que, a pesar de ser la más “decorativa” de Europa, es una de las más populares. Recordemos que cuando en 1905 Noruega se separa de Suecia le ofrecen la corona al príncipe Carlos de Dinamarca y que este dijo que aceptaba solo si se hacía previamente un plebiscito en el que el pueblo eligiera entre monarquía y república. Curiosamente y a pesar de ser una época en la que Europa veía caer a los sistemas monárquicos, el 78 por ciento de la población eligió tener un rey. Y ese es el mismo porcentaje de aceptación que aún hoy tiene la Casa Real.

Pero no será la primera reina mujer en asumir el trono de Noruega. Allá por el siglo XIV la joven Margarita, demostró que su sexo no la limitaba, se puso la región al hombro y logró convertirse en reina de Escandinavia. Solo bajo su reinado Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia y Groenlandia estuvieron unidos. Es cierto que fue gracias a que se le fueron muriendo padres, maridos e hijos pero cuando se quedó sola se enfrentó en la guerra con los usurpadores tal como Lagerta, el célebre personaje femenino de la serie Vikingos.

La princesa con su familia y el Primer Ministro

HERMOSA Y PREPARADA

Como dijimos, la princesa Ingrid Alejandra cumplió la mayoría de edad en enero pero, debido a la crisis, las celebraciones tuvieron que esperar hasta ahora. El jueves 16 de junio fue agasajada por el Primer Ministro y el gabinete en pleno. Ingrid estaba sencillamente hermosa con un vestido blanco de Monique Lhuillier y demostró que no es solo la más bonita de las princesas de su generación sino que además está muy bien preparada para el papel que desempeñará en el futuro. Su discurso fue sincero, claro y lleno de palabras de agradecimiento a toda su familia. Hizo, además, hincapié en lo orgullosa que se siente de Noruega y sus palabras bien pueden darnos un poco de envidia a aquellos que habitamos países más flojos de papeles.

“Me siento muy afortunada de haber crecido en un país donde confiamos unos en otros y donde juntos tratamos de encontrar buenas soluciones. Soluciones que permiten que la mayor cantidad de personas posible tenga lo mejor posible. La confianza no la crean solo los individuos, los políticos o las instituciones. Es creado por todos nosotros, juntos. Me complace compartir eso con todos los que están aquí hoy y con todos los que viven en nuestro país”.

La homenajeada, Ingrid Alejandra, rodeada de sus abuelos, sus padres y sus hermanos

LOS OJOS EN AMALIA E ISABEL

Pero la gran fiesta de cumpleaños tendría lugar al día siguiente. Hasta Oslo se acercaron muchas testas coronadas pero los ojos estuvieron principalmente puestos en las dos princesas herederas de Europa que ya han llegado a la mayoría de edad y, por lo tanto, pueden lucir vestidos de gala y tiaras: Amalia, princesa de Orange, e Isabel, princesa de Brabante.

Amalia, de recién estrenados 18 años, llegó con sus padres, Máxima y Guillermo Alejandro, y lució un vestido rosa de Natan con capa incluida muy parecido a los que suele usar la reina y la tiara de las estrellas, la misma que Máxima llevó en su boda.

Ingrid Alejandra cumplió la mayoría de edad en enero pero recién pudo celebrarlo ahora

 

Isabel de Bélgica ya tiene 20 años y tendría más experiencia en “saraos” reales si no fuera porque la pandemia le dio pocas oportunidades. Ella estrenó un majestuoso vestido de Armani rosa alilado, brillante, top con corset y falda con volados, mucho más sofisticado y despechugado que los que suele usar su madre quien, aunque tenía solo 25 años cuando se comprometió con Felipe de Bélgica, siempre lució señorona. Todas las miradas convergieron en su tiara ya que nunca había sido vista pero tampoco parecía de hechura moderna. Finalmente la misma casa real reconoció que era una antigüedad adquirida por los reyes como obsequio para su hija cuando cumplió los 18 años.

La homenajeada, por su parte, lucía un vestido borravino de Alberta Ferreti que su madre ya había estrenado hace unos años. En su cabeza lucía la tiara conocida como Boucheron Circlet. Son una sucesión de círculos de platino y diamantes y data de 1900. La primera en lucirla fue la princesa Ingeborg y pasó por varias cabezas reales hasta ser heredada por Ingrid Alejandra, tataranieta de la primera dueña.

Las tres herederas posaron antes de la cena pero no estuvieron solas sino que incluyeron en las fotos a las pequeñas generaciones de futuros monarcas: la princesa Estelle de Suecia, de 10 años, y el príncipe Carlos de Luxemburgo, de 2 años. Sin tiara ni uniforme de gala, claro, pero con gran solemnidad no se quedaron afuera de la imagen.

Los herederos Amalia de los Países bajos, Isabel de Bélgica, Estelle de Suecia. Ingrid Alejandra de Noruega y Carlos de Luxemburgo

GRANDES AUSENCIAS

Las grandes ausencias fueron las de Cristian de Dinamarca y Leonor de España, ambos de 16 años. Ni tan mayores como para cena de gala ni tan pequeños como para “colarse”.

Las damas mayores también se lucieron aunque como el protagonismo lo tenían las jóvenes todas repitieron vestido. La reina Sonia se puso lo que debe ser su vestido favorito, el famoso plisado amarillo que la hace parecer un canario majestuoso, y Mette-Marit en la misma línea de su suegra pero de rosa. Máxima fue con un Jan Taminiau, las princesas Victoria de Suecia y Mary de Dinamarca con profusión de flores y Estefanía de Luxemburgo, que casi nunca destaca, esta vez se lució al estrenar un Elie Saab maravilloso en color verde lima.

Amalia, de recién estrenados 18 años, llegó con sus padres, Máxima y Guillermo Alejandro

 

“HICE HISTORIA”

Aunque Ingrid Alejandra y sus “colegas” fueron las protagonistas, algunas miradas no pudieron resistirse a observar a la pareja del momento: la formada por la princesa Martha Luisa, única hija del rey Harald y por lo tanto tía de Ingrid, y Derek Verret quien es conocido como Shaman Durek. Hace ya varios años que la princesa y el chamán mantienen una relación pero tan solo unos días que se han comprometido. Ellos se ven enamorados pero no todos quieren al muchacho cuya profesión es la de chamán. Las opiniones están divididas entre quienes lo consideran el “sanador del mundo” y entre los que piensan que es un chanta. Durek cuenta que con tan solo dos años se le reveló su condición de chamán, que en vidas pasadas fue rey de algún lugar y que resucitó de entre los muertos. Sus prédicas han calado hondo entre las estrellas de Hollywood lo que le ha reportado buenas ganancias. Es de tez morena, hijo de madre noruega-india y padre africano-haitiano y, seguramente, sintoniza perfectamente con la princesa quien hasta hace poco tenía en Oslo un instituto que se dedicaba al estudio y comunicación con los ángeles. Los noruegos, nada prejuiciosos, aceptarán sin reparos a Durek y los reyes, si ven a su hija feliz, también. Pero debería pensar dos veces lo que publica en su cuenta de Instagram a partir de ahora. Porque si bien en un primer post se limitó a felicitar a Ingrid Alejandra y a agradecer la calidez con que le dio la bienvenida (¿deducimos que no toda la familia lo recibió con tanta alegría?), en un segundo post subió la apuesta: bajo la foto familiar en la que él mismo está rodeado de reyes, reinas, príncipes y princesas escribió tan pancho: “¡Hice historia! Esto es más que una imagen. Esta es una verdad monumental sobre cómo debería haber sido siempre la vida desde el principio. A todas las personas de color... Ustedes importan”. E hizo alusión a la serie “Bridgerton”, una ficción que incluye personajes de color de forma totalmente forzada y que no responde ni a la realidad del siglo XIX ni a la novela original. Alguien debería avisarle que los integrantes de las casas reales nunca hablan de razas, que no es el primer consorte de color de la historia y que toda manifestación pública debe seguir ciertas reglas. Sino que aprenda de la propia Meghan que se atrevió a patear el tablero y terminó exilada.

Más allá de esta anécdota y algunas ausencias, Ingrid Alejandra ya brilla con luz propia y los y las herederas sub-20 están pidiendo pista y serán pronto protagonistas preferenciales de estas mismas páginas.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla