Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $142,41
Dólar Turista $249,22
Dólar Blue $291,00
Euro $143,32
Riesgo País 2371
Vehículos |EXPECTATIVA EN EL SECTOR
Convertibles y roadsters: los eléctricos que se vienen

Tras la reticencia inicial a los “descapotables E”, empieza a revertirse la tendencia y varias compañías apuestan por modelos de este tipo

Convertibles y roadsters: los eléctricos que se vienen

MG ya prepara una versión en serie de su prototipo descapotable Cyberster / MG Motor / dpa

8 de Julio de 2022 | 06:42
Edición impresa

¿Es el miedo a los gases de escape, al calentamiento global o simplemente el deseo de distanciamiento social? Al parecer, la generación E del automóvil no es tan aficionada a los coches sin techo. En su momento, el anhelo de sol y aire fresco dio lugar a numerosos vehículos descapotables, desde compactos con techo plegable hasta lujosos convertibles o incluso el potente spider. Sin embargo, entre los coches eléctricos actuales, la gran mayoría son modelos cerrados.

Así y todo, fue un roadster con el que Tesla inició la ola eléctrica hace casi 15 años, y parece que muchos fabricantes quieren ahora continuar esta tendencia. Una vez satisfechas las necesidades básicas de los conductores con un ejército de todoterrenos compactos y limusinas, ahora cada vez hay más coches eléctricos que se incorporan a las filas de los descapotables. Y aunque en un comienzo se trataba principalmente de prototipos, ahora están saliendo a la luz los primeros eléctricos de serie sin techo.

El Smart Cabrio puede circular sin generar emisiones / Daimler AG / DPA

PERSPECTIVAS

El hecho de que los modelos abiertos sean escasos entre los vehículos eléctricos, puede explicarse desde dos perspectivas. Por un lado, está el aspecto sociológico, explica el diseñador alemán Paolo Tumminelli: “La inseguridad es el sentimiento social predominante del nuevo milenio”, asevera, y opina que esta evolución ha sido reforzada primero por la pandemia y luego por la guerra en Ucrania.

“El público reclama absoluta protección médica y política: desde el casco para la bicicleta hasta el chaleco con protección solar en la playa, desde los superalimentos hasta el CO2, uno siempre se siente obligado a actuar correctamente”, señala el profesor. “Conducir un coche abierto es diametralmente opuesto a esta actitud ante la vida”, puntualiza.

Y por otro lado está la visión económica de las cosas. Según Hans-Georg Marmit, de la organización certificadora alemana KÜS, explica que los descapotables son coches absolutamente de nicho, y que el despliegue de diseño que supone el desarrollo es grande, mientras que el número de unidades es pequeño.

Por ello, prosigue, los vehículos abiertos son difícilmente rentables, incluso cuando se cuenta con una amplia cartera de vehículos de combustión interna. “Quien desarrolla sus primeros coches eléctricos por mucho dinero se dirige inicialmente a los segmentos más prometedores, en lugar de a los nichos”, añade.

Al menos a los diseñadores de vehículos eléctricos nunca les ha faltado el deseo de aire fresco, y no han dejado de presentar sus creaciones en las ferias más importantes: desde un minimalista Volkswagen ID Buggy hasta el lujoso Maybach Roadster o el vehículo conceptual de Audi Skysphere Concept. Sin embargo, hasta ahora, estos coches nunca han estado a la venta.

Aparte de la pequeña serie del primer Tesla Roadster, los únicos coches que los fabricantes de automóviles ofrecen actualmente a sus clientes amantes del aire libre son el Fiat 500 y el Smart Fortwo. Y por si esta oferta no fuera ya suficientemente escasa, el Smart descapotable, como toda la familia de modelos hasta la fecha, está también al borde de la extinción.

Wiesmann incursiona en la electromovilidad con el prototipo roadster Thunderball / Wiesmann / DPA

APUESTAS

No obstante, las perspectivas son buenas. Mientras el ejecutivo máximo de Volkswagen, Herbert Diess, está sondeando personalmente el potencial de aceptación de un ID3 convertible publicando bocetos de diseño en las redes sociales, otros ya han puesto manos a la obra: en la presentación del O2, un descapotable de 2+2 plazas, la sueca Polestar anunció que hasta 2025 saldrán tres nuevos modelos en los que se implementarán muchos detalles del coche de exhibición.

El fabricante británico Mini ha prometido que la próxima generación del pequeño coche eléctrico, prevista para 2023, también estará disponible como descapotable. Y MG, actualmente subsidiaria china, anunció que en 2023 llevará a la producción en serie una versión más realista del prototipo descapotable Cyberster. El objetivo es conmemorar el centenario de la marca, fundada en su día en Inglaterra, y recordar así al MGB Roadster fabricado hasta los años 90.

Mini prometió lanzar una versión eléctrica descapotable en 2023

 

Sin embargo, parece que la ofensiva de los convertibles comenzará principalmente en la clase de lujo. Wiesmann, un fabricante alemán de pequeñas series, ha anunciado su Wiesmann Project Thunderball, un roadster convertible con los rasgos de diseño característicos de Wiesmann, pero totalmente eléctrico.

El fabricante quiere instalar dos motores eléctricos con una potencia combinada de 500 kW/680 CV y una batería para una autonomía de unos 500 kilómetros. La empresa ya está aceptando pedidos, pero el inicio de las ventas aún no tiene fecha fija.

El pionero eléctrico estadounidense Henrik Fisker también regresa con un descapotable. Una vez que su SUV Ocean haya sido lanzado en el transcurso de este año, quiere impulsar su derivado compacto PEAR y un coche deportivo descapotable llamado Ronin.

El debut está anunciado para el verano del próximo año. Se trata de un coche de 2+2 plazas con techo duro retráctil que tendrá “la mayor autonomía de todos los coches eléctricos producidos en serie”. Aún no se han especificado cifras, pero se habla de una autonomía de cuatro dígitos.

Sin embargo, toda esta tendencia podría recibir el mayor impulso cuando el primer modelo eléctrico descapotable de Tesla celebre su regreso. La compañía estadounidense ya ha confirmado que está desarrollando un nuevo roadster. Según la página web de la empresa, este nuevo convertible con techo de cristal desmontable supera los 400 km/h de velocidad, dispone de cuatro plazas y está disponible para su reserva. La fecha exacta de lanzamiento al mercado aún no ha sido confirmada.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

MG ya prepara una versión en serie de su prototipo descapotable Cyberster / MG Motor / dpa

El Smart Cabrio puede circular sin generar emisiones / Daimler AG / DPA

Wiesmann incursiona en la electromovilidad con el prototipo roadster Thunderball / Wiesmann / DPA

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla