Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $130,69
Dólar Ahorro/Turista $215.64
Dólar Blue $239,00
Euro $135,85
Riesgo País 2374
Recuerdos de un ex Jefe de Policía

2 de Abril de 1999 | 00:00
El comisario Inspector (R) Daniel O.Giuffrida afirma: "Un año atrás, precisamente durante la primera quincena del mes de marzo de 1998, por resolución del entonces interventor de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Luis Lugones, se cumplió una de mis mayores aspiraciones laborales, alcanzar y desempeñar el cargo de Jefe de Policía Departamental, Región Capital La Plata. Por fin, después de 27 años de servicios ininterrumpidos, de dedicación exclusiva sin haber sido pasible de sumarios penales ni administrativos, de observar conducta y procederes irreprochables, y de cumplir siempre acabadamente las funciones que me fueron encomendadas, sentí una gran satisfacción, al ver que el esfuerzo realizado durante casi tres décadas, había rendido sus frutos.
"Sabía que la empresa que debía afrontar era muy difícil, pero no imposible. Conocía que gozaba del respeto y la subordinación de los más de 4.000 efectivos a mis órdenes. Tampoco ignoraba que mi concepto entre autoridades judiciales, políticas e institucionales, y la población en general era inmejorable. Simplemente con esos valores naturales, más un gran entusiasmo y motivación personal, el empeño de los titulares de dependencia, y la colaboración incondicional de quienes me secundaban, fuimos desarrollando una gestión impecable, que hasta el propio Gobernador elogió en diversos medios periodísticos. Durante toda mi carrera, nunca fui investigando ni imputado de actividades dolosas, y quienes me conocen no dudan de la transparencia de mis actos.
"Al obrar siempre bajo esa premisa, y al detectarse ciertas irregularidades en el área de administración de la dependencia -anteriores a mi asunción- a instancias del suscripto se inició una investigación por el ex juzgado en lo Criminal y Correccional Nro. 3, y por la misma razón en forma preventiva procedí a solicitar el traslado de los empleados responsables a otros destinos. Sugestivamente, a partir de ese momento, se produjo una especie de bloqueo de fondos, desde la Dirección de Administración del Ministerio de Justicia y Seguridad, con destino a la Departamental La Plata (más tarde el ministro, sin investigar nada, me achacaría que los fondos no eran retirados por nosotros, y que yo contaba con un sistema de recaudación propio).
"Por otra parte, el empleado que había actuado como jefe de la oficina cuestionada (por mi removido) fue asignado para ejercer la Jefatura de una División en el seno del propio ministerio; a pesar que se trataba de un oficial subalterno administrativo, y que ese puesto -según la legislación- correspondía a un jefe superior (más claro, un oficial inspector cumplía funciones de comisario inspector). No obstante, seguimos trabajando con el mismo tesón y cuando prácticamente el tema de la inseguridad se estaba revirtiendo, por haberse duplicado y en determinado turno judicial hasta triplicado el número de detenidos por causa penal, con estrepitoso descenso del índice de delitos, en forma sorpresiva el 21 de mayo fui relevado del puesto, sin que existieran motivos que lo justificaran, y cuando la relación policía comunidad se estaba fortaleciendo.
"A la semana siguiente, el ministro me incluyó en el listado de los 300 oficiales jefes declarados prescindibles. El día 4 de junio, el ministro de Justicia y Seguridad, públicamente atribuyó como causal de mi alejamiento el haber cometido actitudes ilícitas; y ante ello el mismo día, espontáneamente, me autodenuncié en la Fiscalía de turno para ser investigado por la Justicia, y disipar cualquier duda sobre mi honorabilidad. El 10 de junio, el Dr. Arslanián consciente de su error, esgrimió otra falta justificación de mi pase a prescindibilidad, acusándome de manejo irregular de fondos; acotando que por ese motivo el Titular del Juzgado Nro. 3, Dr. Omar Pepe, había allanado la Departamental La Plata (ignorando que esa medida judicial se originó a raíz de la investigación que yo propicié).
"Este mes, al cumplirse el primer aniversario de aquel día tan feliz de mi vida, desgraciadamente el estado de cosas es el siguiente: La causa penal que promoví por ante S.S. Dr. Pepe, arma legal fundamental para llegar a la verdad, debido a la "espectacular" reforma judicial, pasó a segundo plano; con el agregado de que las anomalías que denuncié, el Dr. Arslanián -sin sustento y desorientado- las atribuyó a mi gestión. La totalidad del personal de la Oficina de Administración cuyo traslado se había dispuesto, volvió triunfal a su puesto de trabajo en la Departamental, e inclusive la mayoría fue ascendiendo. A partir de mi alejamiento, las partidas de fondos para la Departamental La Plata, se fueron normalizando. La autodenuncia que formulé ante el Fiscal Sequeiros que se tramitó por ante el Juzgado del Dr. Claudio J.Bernard, entró en el letargo. El pedido de desafuero del Ministro, por la querella promovida por sus calumnias e injurias contra mi persona, duerme en algún cajón de la Cámara de Diputados, y no conozco ningún método para reflotarlo. El prestigioso Dr. León Arslanián, gran reformista y hombre de derecho, sigue escudándose en sus fueros parlamentarios, y según los entendidos se mantendrá en esa posición, porque si se somete a la acción judicial que le inicié, perderá parte de su magnificencia y lo procesarán".

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla