Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,09
Dólar Ahorro/Turista $171.75
Dólar Blue $184,00
Euro $120,72
Riesgo País 1576
Una institución histórica

24 de Mayo de 2012 | 00:00

La Escuela de Danzas Tradicionales nació el 23 de mayo de 1948. Durante su primer año y medio de vida funcionó "de prestado" en el edificio del viejo Teatro Argentino, tras lo cual comenzó un largo camino de cambios de sede.

Pasó por salones pertenecientes a la Iglesia y por el Conservatorio Verdi, hasta que en 1954 inició una época de estabilidad. "Se comenzaron a dictar clases en la Escuela Primaria N° 8, en diagonal 74 y 16, hasta 1982. El inconveniente, por entonces, radicaba en que sólo podía utilizarse el lugar a partir de las 18, y la matrícula no paraba de crecer", contaron los profesores más memoriosos.

En noviembre de 1982 consiguió, por primera vez, contar con una sede propia, la del edificio de avenida 7 entre 59 y Plaza Rocha, hoy en muy malas condiciones. Su estado motivó el reciente desalojo y desató el conflicto aún no resuelto.

Desde el 15 de septiembre de 1983, a menos de un año de estrenar inmueble propio, la Escuela de Danzas debió compartir la sede de calle 7 con la recién creada Escuela de Educación Estética N° 2.

"En principio, esa convivencia sería por tres meses, pero terminó resultando para siempre", afirman los integrantes de la asamblea de estudiantes, que además de levantar su voz de protesta se han dedicado a recrear la historia de la institución.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla