Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,09
Dólar Ahorro/Turista $171.75
Dólar Blue $184,00
Euro $120,72
Riesgo País 1576
ELDIA |INFORMACION GENERAL
Elegir colegio para sus hijos, un complejo desafío para los padres

Para el inicio del Jardín o la primaria, un serio problema es la falta de vacantes en colegios privados y estatales. Pero además se plantean otras dificultades e interrogantes a la hora de decidir dónde anotarlos. En estos días cierran las inscripciones

9 de Noviembre de 2014 | 00:00
Edición impresa
EUGENIA SERRANO JUNTO A SU HIJO FRANCISCO (3). QUERIA INSCRIBIRLO EN EL JARDÍN DE INFANTES DE UN COLEGIO CATÓLICO PARROQUIAL. CUENTA QUE EMPEZÓ A BUSCAR TEMPRANO, PARA ESTAR MÁS TRANQUILA. LO ANOTÓ EN TRES. NO CONSIGUÓ VACANTE EN NINGUNO.
EUGENIA SERRANO JUNTO A SU HIJO FRANCISCO (3). QUERIA INSCRIBIRLO EN EL JARDÍN DE INFANTES DE UN COLEGIO CATÓLICO PARROQUIAL. CUENTA QUE EMPEZÓ A BUSCAR TEMPRANO, PARA ESTAR MÁS TRANQUILA. LO ANOTÓ EN TRES. NO CONSIGUÓ VACANTE EN NINGUNO.

Como todas las elecciones que tienen que ver con la vida de su hijo, la del primer colegio, ese en el que cursará el jardín de infantes, fue largamente meditada y conversada por Eugenia Serrano: lo charló largamente con su esposo, los dos católicos, y ambos coincidieron en buscar un establecimiento religioso que educara haciendo fuerte hincapié en valores como la solidaridad y el respeto por el otro. Con esa idea anotaron al nene en tres colegios privados parroquiales. En ninguno de ellos consiguió vacante. Eugenia vive junto a su familia en Parque Sicardi, adonde decidieron trasladarse para que su hijo pudiera jugar afuera y tener una infancia más parecida a la de sus padres. En alguno de los colegios argumentaron que vivían demasiado lejos. En otros no les dieron ninguna explicación. Ahora Eugenia cambió de estrategia sobre la marcha. Salió a buscar un jardín estatal, al menos por este año, para volver a la carga el año próximo y acercarse más al ideal que habían perseguido al iniciar su búsqueda.

Como Eugenia, son muchos los padres platenses para quienes la búsqueda de un primer colegio para sus hijos se convierte en un camino cuesta arriba, con muchos más obstáculos de los que imaginan cuando se ponen en marcha. Es una decisión, de por sí, muy meditada, que se empieza a conversar cada vez más temprano y en la que los criterios que pesan en la decisión final son muy personales y a veces cuesta consensuarlos hasta entre los miembros de una misma pareja.

Las preguntas a responder son muchas desde el vamos, en el marco de una oferta que año a año crece y se diversifica con nuevos modelos pedagógicos y nuevas propuestas,

En este contexto, son muchos los aspectos a elegir: si se prefiere una educación más tradicionalista o alguna pedagogía más novedosa; si se opta por un establecimiento estatal o uno privado; si se elige una educación laica o una religiosa; que tenga doble jornada o simple; que quede cerca de domicilio o del trabajo de los padres; que privilegie las actividades deportivas o las artísticas.

LOS PRINCIPALES PROBLEMAS

Una idea de todos los problemas que se plantean alrededor de estas cuestiones la brinda el grupo Facebook Colegios La Plata. Lo creó, hace nueve meses, una madre que debía elegir el primer colegio para su hijo y que apenas empezó a transitar ese camino se dio cuenta de que era más difícil de lo que había pensado. Hoy el grupo nuclea más de 600 contactos. Y allí se expresan algunos de los problemas más comunes que atraviesan los padres que buscan concretar las primeras inscripciones.

“En el muro, la mayoría de los padres hacen catarsis y no es para menos. Yo al final logré inscribir a mi hija en el jardín que quería, que es un establecimiento que también tiene nivel primario y secundario. Y era lo que buscábamos con mi marido, porque no queremos volver a pasar otra vez por todo esto”, dice Paula Wienzbicki, mentora y una de las coordinadora del grupo, quien se sorprende por la rápida respuesta que tuvo su propuesta entre los padres platenses. Un fenómeno que atribuye a que “en líneas generales, no hay información sobre colegios, ni públicos ni privados. Todo se maneja a través del boca a boca. Hay padres que a través del sitio se enteran de que tienen un jardín cerca de su casa que ni sabían que existía”.

En ese muro se revelan algunos de los principales problemas que encuentran los padres que buscan un colegio donde inscribir a sus hijos.

¿Cuáles son?: uno de los más mencionados es la falta de vacantes suficientes entre los que buscan anotarlos en colegios privados, sobre todo en los primeros años de cada ciclo.

“Los principales cuellos de botella se dan en jardín y en los primeros años del ciclo inicial, primero, segundo y tercero. Y, como esto obedece a problemas estructurales que se profundizaron en los últimos años, como el paso de muchos más alumnos de esos niveles desde el sector público al privado como consecuencia de los paros y el ausentismo docente, creemos que en los próximos años pueden llegar a profundizarse”, dice Héctor Reynoso, vicepresidente de Asidepba, una de las entidades que en nuestra Región nuclea establecimientos educativos del sector privado.

Pero los problemas no se reducen a los establecimientos de gestión privada. También en el ámbito estatal surgen algunos que son planteados por los padres. Entre ellos, la falta de vacantes suficientes en los jardines de infantes, una situación que se profundizó después de que se convirtiera en ley la obligatoriedad del nivel inicial.

A este problema se suma otro: si bien a esta altura de 2014 debería haber alrededor de un 40% de los establecimientos estatales de la Región con doble escolaridad, lo cierto es que la cantidad no llega siquiera al 10%. Esto hace que la escuelas que disponen de esta opción tengan una sobre demanda. Situaciones similares se observan en otros establecimientos tradicionales, como los normales, la Escuela 8, la escuela 10, cuyas vacantes son muy solicitadas por cuestiones de tradición familiar y prestigio institucional. Y también en el jardín de infantes y en la primaria de la escuela Anexa, donde el número de anotados año a año excede con creces a la cantidad de vacantes disponibles.

Desde la secretaría de Educación de la Provincia, Néstor Ribet explica que el numero de vacantes en jardines públicos creció en territorio bonaerense (y platense) hasta equiparar a la oferta privada. Y aunque reconoce que hay jardines que todavía tienen lista de espera, agrega que “a los chicos que no pueden entrar en los sobre demandados se los reubica con un criterio de proximidad, pero nadie se queda sin vacantes”. La misma explicación se ofrece para el caso de los colegios tradicionales que tienen sobredemanda.

VACANTES PRIVADAS

Uno de los problemas que de manera más recurrente mencionan los padres es el de la falta de vacantes en colegios privados. Esto se da en un contexto singular: en los últimos años se intensificó el pasaje de alumnos desde el sector público al privado, sobre todo en los primeros años de escolaridad.

Según los datos publicados por el Ministerio de Educación, las escuelas estatales perdieron 49.049 alumnos en un año. Esta tendencia se consolidó en la última década, Desde 2003 las primarias públicas perdieron un total de 301.907 estudiantes. Paralelamente, en las privadas, entre 2012 y 2013 se sumaron a los establecimientos 9.163 alumnos, mientras que en los últimos diez años esa cifra alcanzó a los 244.482 chicos, lo que representa un aumento del 26% frente a una caída del orden del 8% en el caso de las públicas.

Los argumentos de los padres que se pasan a la privada no tienen que ver con un mejor nivel educativo,. La mayoría de quienes toman esa decisión se definen como defensores de la escuela púbica. Y la razón que esgrimen es la búsqueda de continuidad del período lectivo.

“Cuando se habla del paso de los alumnos del sector público al privado se suele poner en el tapete el tema de los paros, la cuestión gremial. Y si bien es un argumento que se suele esgrimir, no es el único ni el más importante La principal causa de la que hablan los padres que pasan a un chico desde el sector público al privado es el ausentismo docente, que en el sector público quintuplica a los índices del privado”, dice Reynoso.

Cualquiera sea la razón de la elección, repercute seriamente en las oportunidades de conseguir bancos en colegios privados.

“El punto crítico está en el jardín de infantes, en primer grado, en segundo y en tercero. Todo el periodo inicial. Es que las vacantes que hay en los colegios privados, que son pocas, se llenan con los hermanitos de los chicos que cursan en los grados superiores, que tienen prioridad de inscripción”, explica el dirigente.

Lo que creen en el sector es que esta situación podría mejorar con más inversiones que permitirían aumentar la matrícula en algunos establecimientos.

“Sin embargo, eso no se puede hacer, porque la cuota que se paga en los establecimientos privados está muy desactualizada. En los últimos años se ha ubicado un 30% por debajo de lo que debería costar. Esto sucede porque, para aumentar, los colegios privados que son subisidiados deben tener autorización del estado. Y los aumentos autorizados se ubicaron en los últimos seis años, un 5% por debajo de lo necesario para poder hacer nuevas inversiones e incorporar nuevas vacantes a los colegios”, concluye Reynoso.


Notas relacionadas

“Hoy muchos padres resignan lo que quieren por falta de vacantes”

¿Cómo buscar mejor? Consejos de expertos

Hay nuevos jardines, pero siguen las listas de espera


Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla