Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El sector creció un 8% a nivel mundial

Eterna juventud, el deseo que hace desarrollar el rubro de la estética

Las cirugías, tratamientos no invasivos, equipamiento y los productos de cosmética aumentaron sus ventas. Los países más consumidores y las potencias que se vienen

Eterna juventud, el deseo que hace desarrollar el rubro de la estética

Querer sentirse bien no está mal ni es pecado, salvo que se intente llegar a la perfección en cuestiones estéticas, algo que es imposible y que puede resultar hasta patológico.

Con este debate instalado desde hace años, los últimos datos sobre consumo de “belleza” muestran que el deseo de la eterna juventud sigue siendo la zanahoria a alcanzar de millones de personas que pasan por el quirófano para sentirse mejor consigo mismas.

Otras se conforman con tener un estilo de vida saludable y cuidarse sin llegar al bisturí.

La búsqueda de un cuerpo joven y perfecto provocó un 8% de crecimiento del sector de la cirugía estética en el mundo, que alcanzó los 8.600 millones de euros (10.700 millones de dólares) en 2017, según la organización profesional Aesthetic, Surgery and Cosmetic (IMCAS).

Las cifras publicadas la semana pasada, en ocasión del Congreso mundial de la profesión en París, muestran “un fuerte dinamismo para este sector en una coyuntura económica difícil para varias regiones”, subrayó IMCAS en un informe.

Cinco países (Estados Unidos, Brasil, Japón, Italia y México) concentraron el 41% de las intervenciones.

El volumen de negocios del sector incluye las ventas de equipos médicos y productos utilizados para modificar la apariencia corporal, como los láser (para la depilación definitiva, entre otros), los compuestos farmacéuticos, las toxinas (el famoso botox), los implantes mamarios, etc.

Para 2018, IMCAS calcula que el mercado alcanzará los 9.300 millones de euros (11.600 millones de dólares).

Según sus previsiones, el sector habrá duplicado su volumen de negocios entre 2014 y 2021.

La asociación profesional de cirujanos plásticos en Estados Unidos (ASAPS) estima que los estadounidenses gastaron, en todo lo que está relacionado con la belleza, hasta 15.000 millones de dólares en 2016, un aumento de 11% en un año.

Asia, el mayor crecimiento

El presidente de la ASAPS, Daniel Mills, señaló que no se trata solo un crecimiento económico, sino también “un deseo entre los baby-boomers (nacidos entre mediados de los cuarenta y sesenta) y sus hijos de mantenerse competitivos en un mundo projuvenil”.

“La demanda de cirugía estética es mayor que nunca”, reconoció el presidente de la Sociedad internacional de cirugía plástica (ISAPS), Renato Saltz.

Las últimas cifras disponibles mencionan 23,6 millones de intervenciones en el mundo en 2016, o sea, 9% más que el año anterior.

Sobre este total, 10,4 millones exigieron un toque de bisturí, en tanto el resto consistió en inyecciones y tratamientos no invasivos.

Según la ISAPS, la intervención quirúrgica más frecuente es el aumento de las mamas (15,8%), por delante de la liposucción (14,0%), la modificación de los párpados (12,9%) y de la nariz (7,6%).

Más marginal, pero con un fuerte crecimiento (+45% en 2016): la labioplastia, reducción de los pequeños o grandes labios a nivel de la vulva. En cambio, la operación de alargamiento del pene se redujo (-28%).

La IMCAS destaca que Asia es el continente en el que esta industria crece más, al punto que en 2018 se convertirá en una mercado más importante que Europa.

Asia es el continente en el que esta industria crece más

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...