Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La realidad bajo el prisma del humor y la reflexión
La realidad bajo el prisma del humor y la reflexión
20 de Octubre de 2019 | 06:14
Edición impresa

El periodista Alejandro Casteñeda acaba de lanzar su libro “Constrastes y ocurrencias”, un trabajo que reúne cien columnas periodísticas publicadas a lo largo de los años en el diario El Día. “Mirar la realidad con ojos cinematográficos”, describe desde el prólogo Luciano Román a la labor que emprende Castañeda con fina ironía y un lenguaje siempre cuidado. Editado por Dunken, el libro es una buena oportunidad para conocer el universo de este reportero con años de experiencia.

“La de Alejandro es una mirada siempre original y creativa, que nos provoca una sonrisa al mismo tiempo que nos invita a la reflexión”, se apunta desde el prólogo. Y no es capricho ni falsa adulación. Al contrario: sus textos, se sostiene, aportan una perspectiva diferente, difícil de encasillar en los géneros clásicos del periodismo gráfico. Son columnas analíticas, en las que la frescura y la espontaneidad se articulan con una mirada casi filosófica y a veces hasta poética. Hablan de política, de fútbol, de sexo, de nuestras manías y costumbres, de éxitos y de fracasos, de casualidades y misterios. Hablan de la coyuntura y, a la vez, de los temas de siempre: de la vida y de la muerte; de suertes y desgracias; de amores y desamores.

Fundador y director del semanario Tribuna de Brandsen, crítico de cine, columnista de este diario y corresponsal en Europa, Castañeda demuestra en estos textos la destreza de un oficio que ha ido perfeccionando con el tiempo y al que le ha sabido impregnar una fina y lúcida ironía.

Román lo resume bien: “los lectores lo disfrutamos; los platenses nos sentimos muchas veces identificados; los periodistas aprendemos con su prosa elegante y sutil”.

 

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla