Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Consejos para el hogar

Zapatos como nuevos

No es lo mismo limpiar botas de piel que unas zapatillas deportivas de tela. Trucos de zapatero para que tu calzado esté reluciente y te dure más tiempo

El lustrado con betún clave para mantener un zapato sano y limpio/shutterstock

Las zapatillas de lona pueden ir al lavarropas. El charol pide cremas especiales

Desde hace unos meses está de moda aprender cómo guardar las cosas de la casa para tener menos y encontrar todo más fácilmente. Desde las cosas de la cocina hasta el placard de la habitación. Pero es importante que antes de meter cada cosa en su lugar, esté todo limpio.

En esta nota les pasamos algunos trucos para limpiar todo tipo de calzado y así evitar malos olores consiguiendo que los zapatos luzcan como nuevos por más tiempo.

Para ello, es necesario contar con algunos materiales básicos que a su vez se conserven en el lugar adecuado y de forma ordenada para que puedan ser utilizados cada vez que se necesiten. Lo ideal es contar con una caja donde reunir estos básicos para facilitar la tarea de la limpieza y que a su vez se la tenga siempre lista en un lugar de fácil acceso.

En esta caja de “zapatero” debería haber los siguientes materiales:

Una tela plástica que sirve para extenderla sobre la superficie en la que se vaya a limpiar los zapatos, evitando ensuciar de polvo y betún.

Cajas de betún o pomadas para zapatos. Será necesario tener aquellos colores que se correspondan con el color de los zapatos que se tengan. Estas cajas deben estar siempre bien cerradas para que no se resequen.

Alcohol, vinagre de limpieza y bicarbonato u otros limpiadores aconsejados por las marcas de zapatos para limpiar posibles manchas.

Esponjas para limpiar la suciedad de zapatillas deportivas. También ayudará a la limpieza de este tipo de calzado un cepillo fuerte de uñas.

En cuanto a los productos impermeabilizadores y protectores para zapatos de ante, nobuck, gamuza u otros materiales de similares características son imprescindibles para proteger este tipo de calzado, formando una capa invisible que evita en la mayoría de los casos que las manchas penetren, facilitando la posterior limpieza. Precisamente para zapatos de nobuk o tela, también será necesario un cepillo de cerdas blandas y un paño de microfibra.

CUERO

Limpiar los restos de suciedad o barro con un trapo húmedo o un cepillo de cerdas suaves. Aplicar el betún del color del calzado o incoloro y esperar que se seque. Retirar el betún con un cepillo especial de abrillantado de zapatos de cerdas suaves y, para un acabado más brillante, terminar limpiando con un trapo seco suave y quedarán perfectos. Además se debe nutrirlos para hidratar el cuero cada cierto tiempo y que no se agrieten y abran.

gAMUZA, ANTE Y NOBUK

Para quitar el polvo y la suciedad, hay que pasarles un cepillo especial de gamuza, siempre en dirección a los pelos del material para que no se estropee.

Para limpiar manchas leves en zapatos de nobuk, usar una goma de borrar. Retirar los restos de goma con el cepillo de gamuza. Para manchas más profundas, frotar con un trapo húmedo impregnado de agua con vinagre blanco, con moderación. Procurar secar antes la mancha con un papel absorbente y dejar secar antes de limpiar la mancha. Aplicarles un impermeabilizante en spray protector de gamuza a base de silicona para protegerlos más e impermeabilizarlos.

DE CHAROL

Limpiar el polvo del calzado con un trapo húmedo con agua y un poco de jabón. Dejar secar antes de aplicarle ningún otro producto. Para hidratar usar cremas y ceras que sean especiales para zapatos de charol. Si se quiere hacerlo en casa, probar con vaselina, aceite de oliva o ceras. Frotar el zapato con un trapo seco de algodón o gamuza para darles brillo.

RASO

Esta tela es muy delicada y se mancha con facilidad. Frotar con toallitas húmedas para bebés sobre la mancha en la dirección de la tela para que no se rompa o desgarre. Dejar secar y listo. También se puede probar mezclar agua con un par de gotas de amoniaco o bicarbonato y frotar muy suavemente.

TERCIOPELO

Si la mancha del zapato está fresca ponerle talco para que absorba el líquido. Dejar un día para que se seque, luego limpiar con un poco de agua con jabón y con un cepillo suave frotar con mucho cuidado la mancha. Sólo agua fría y muy poca; el agua caliente daña el terciopelo.

FIBRAS NATURALES

Las fibras naturales también están de moda para el calzado. Hay que mantenerlos lo más alejado del agua posible. Espolvorear talco por el yute dejándolos reposar un rato para que absorban las manchas. Frotar con un cepillo y pasar un trapo de microfibra en el interior para que no caiga producto dentro del calzado.

DE TELA O LONA

Muchas de las zapatillas de lona pueden meterse directamente al lavarropas, aunque hay que mirar siempre las etiquetas de instrucciones de lavado antes. Existen bolsas especiales para meter este tipo de zapatos en el lavarropas, que se pueden encontrar en grandes superficies. Si se quiere blanquear la suela, se puede probar con una pasta de bicarbonato y agua.

DEPORTIVAS

Tanto las plantillas como los cordones pueden introducirse en el lavarropas y lavarse con el resto de la ropa sucia. Si se quiere hacerlo a mano, lavar las zapatillas con un cepillo de cerdas finas. Aplicar agua tibia y jabón tanto por el exterior como por el interior. Eliminar la suciedad con el cepillo de forma suave. Secar todo al aire y no colocar las zapatillas sobre un radiador. El calor podría deformarlas.

BOTAS DE AGUA

Limpiar los restos de barro o de otro tipo de suciedad con un trapo húmedo con detergente neutro. Secarlas con un trapo o al aire libre, nunca usar radiadores o secadores para acelerar el secado, ya que el calor directo podría dañar el caucho. Con el paso del tiempo es probable que les hayan salido manchas blancas. Se puede probar con un producto específico diseñado para el mantenimiento y limpieza de las botas o hidratarlas con una crema de manos. Se deben guardar con un poco de papel de diario en su interior para que absorba la humedad.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla