Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Estilos de maquillaje

Cejas bien pobladas

Perfiladas o no, es clave que tengan volumen y que estén perfectamente definidas

Las cejas enmarcan la mirada y la tendencia apunta a que sean oscuras e importantes / shutterstock

Quienes están atentas a la moda se habrán dado cuenta que las cejas prominentes son tendencia hace algunos años, y aunque ahora se use hacerse el perfilado, siguen modelándose con bastante volumen y color.

Y es que este tipo de cejas rejuvenece a cualquier tipo de mujer porque da un aspecto aniñado.

Para este próximo invierno hay tres looks que explotan este rasgo y que forman parte de un mismo proceso: uno natural para el día, pasando por un marcado de ojos hasta un alcanzar un toque ahumado para la noche.

Para lograr el primer estilo es recomendable empezar aplicando sobre el rostro una base natural que deje respirar a la piel. Los grandes protagonistas del look son los ojos por lo que se deben dar varias capas de máscara para resaltarlos, aunque las pestañas de abajo deben ir poco cargadas para evitar el efecto de mirada caída. También hay que dibujar con un lápiz las cejas con movimientos hacia arriba, pelo a pelo.

A la hora de depilar, los especialistas aconsejan respetar la forma natural de la ceja limitándose a abrir un poco su arco en el centro. Para dar un mayor equilibrio al rostro se pueden alargar las cejas cortas dibujándolas. Además, un despeinado en la parte interior aporta un toque desenfadado y salvaje mientras que el resto debe difuminarse ligeramente peinando la ceja desde la parte central hacia el extremo exterior.

Algunos trucos del resto del maquillaje marcan la diferencia, como definir los pómulos perfilando una “C” o aplicar corrector en el lagrimal. El rubor es un elemento importante para proporcionar un rubor saludable a las mejillas en el look de día. El pigmento sobrante que queda en la brocha después de colorear las mejillas se puede aprovechar aplicándolo en el mentón y el corrector puede ser utilizado como “goma de borrar” para corregir cualquier exceso de producto en el rostro.

Para conseguir el segundo estilo hay que seguir avanzando sobre la base del primero y marcar con un lápiz de color marrón la base de las pestañas inferiores y la línea del ojo. En las pestañas superiores se hará el mismo proceso, esta vez con un lápiz negro y procurando no dejar huecos blancos entre la línea dibujada y las pestañas, para marcar el contorno.

A continuación, se debe difuminar el producto con un bastoncillo hacia el exterior y hacia arriba. Para dejar una mirada limpia y no cargar demasiado de color se deja libre la parte del lagrimal.

Una sombra fina, de un marrón intenso, encima de aquello dibujado con el lápiz sirve para fijarlo, aunque no se debe olvidar también en este paso el proceso de difuminado. Los mismos pasos se pueden seguir en las pestañas inferiores, utilizando un color marrón más claro.

En la tercera propuesta los ojos marcados se convierten en ahumados dando color a todo el párpado móvil. Uno de los trucos es aplicar primero una base para que se fijen las sombras sin marcar los pliegues para, a continuación, marcar con sombra la línea del párpado y rellenar con el pigmento.

Con el mismo color se puede reforzar también la parte inferior del ojo, aunque los maquilladores recuerdan que el difuminado debe hacerse siempre en sentido ascendente sobre el párpado.

Para destacar las cejas se añadirá un poco de sombra de ojos aplicada con pequeños con movimientos hacia arriba y, si se quieren destacar los ojos todavía más, se aplicará otra capa de lápiz negro y máscara de pestañas.

El rostro quedará más iluminado si se aplica un poco de corrector a ambos lados de las aletas nasales y encima de la ceja, en su parte interior, es decir, el lagrimal.

La tendencia de maquillaje de ojos es adaptable a cualquier tipo de mujer porque siempre rejuvenece. Los colores de moda para los párpados en este invierno son marrones, negros, rosas y los brillos. Sin embargo, se sabe que esto es de libre elección, según el momento del día y el evento.

El complemento para conseguir el estilo perfecto sería un recogido con raya en medio y tapado de orejas. También se pueden hacer recogidos deshechos y colitas con volúmenes rotos. El cabello natural es otra opción válida.

(EFE)

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla