Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La Plata hizo todo lo que tenía que hacer pero la ayuda que esperaba de Newman nunca llegó y por eso bajó a la segunda categoría de la URBA

El Canario goleó 47 a 12 con punto bonus incluido, pero el empate entre CUBA y Newman lo condenó al descenso directo

15 de Septiembre de 2019 | 04:48
Edición impresa

La Plata llegó a esta última fecha del Top 12 con la posibilidad de jugar el repechaje para mantener la categoría. Algo que cuatro fechas atrás, parecía impensado.

La goleada de ayer ante Atlético del Rosario por 47 a 12 con punto bonus fue la tercera en forma consecutiva. Y marca a las claras la levantada del final. Por eso y porque su principal competidor por la permanencia, CUBA, venía en caída y jugaba contra Newman, su clásico rival y obligado también a ganar para meterse en playoffs, las ilusiones de permanecer en la máxima categoría eran muy grandes.

Sin embargo, el empate entre ambos, dejó a La Plata y CUBA en igualdad de puntos, pero los de Villa de Mayo ganaron los dos enfrentamientos entre si y por eso jugará el repechaje para quedarse en el Top 12.

El amarillo no puede reprocharse nada de lo que sucedió en este último mes, ya que hizo todo lo que estaba a su alcance. Lo que si habrá que analizar es todo lo que sucedió antes para llegar de esta manera al cierre del campeonato.

En lo que fue el trámite del encuentro disputado ayer en Gonnet, La Plata fue ampliamente superior. Desde el arranque salió decidido a buscar el punto bonus.

A los 8’ y 12’ tries de Inchaurregui y Del Cerro más dos conversiones de Mercerat ponían 14 a 0 el marcador. Plaza descontó para quedar 14 a 7, pero en el final un try de Turdó convertido por el diez canario dejo las cosas 21 a 7 y así se fueron al descanso.

Con la cabeza en Benavídez

El complemento se jugaba con la vista en Gonnet y la cabeza en Benavides esperando el resultado final de CUBA. Sin embargo, los jugadores canarios estaban metidos en el partido y no bajaron el pie de acelerador. A los 25’ con un try penal La Plata estiraba la diferencia 28 a 7.

Inmediatamente la visita que jugaba con uno menos por amarilla a su apertura, Martín Elías, descontó para quedar 28 a 12. A partir de allí fue todo color amarillo. A los 20’ try de Sica, a los 27’ try de Gentile convertido por Mercerat. Así liquidó el partido y consiguió el bonus. Ya sobre el cierre, otra vez Sica llegó a apoyar en el ingoal rosarino pata decretar el 47 a 12 final.

Luego hubo que esperar unos 20’ eternos el final del partido entre Newman y CUBA que a la postre seria 6 a 6 y decreto la pérdida de categoría para La Plata.

“La verdad que nos acordamos tarde de jugar. Recién estas últimas cuatro fechas pudimos hacer bien las cosas. Quizás antes nos faltó un poco de suerte, hubo muchas lesiones, pero no le echo la culpa a eso, hay que trabajar más para seguir mejorando”, dijo Guillermo Roán uno de los referentes del equipo canario. Ahora habrá unas semanas de descanso y luego La Plata deberá afrontar el duro compromiso de jugar el Nacional de Clubes.

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla