Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
TENDENCIA

Regreso vintage

Reinventada, la barra de tragos revive en el hogar.

La barra revive en los hogares actuales

Las mesitas “asistentes” pueden servir como un bar móvil, como en esta propuesta de KARE

Son tendencia: los carritos que pueden trasladarse de un sitio a otro de la casa, según la ocasión, como en este “revival” de Normann Copenhagen

El bar en casa puede ser un objeto de mucho estilo, como en este diseño de KARE

Elegantes propuestas, como esta de cuero, pueden ser una opción para hogares más glamorosos

¿Cómo sería prepararles un aperitivo a los amigos cuando los invitamos a cenar? ¿No sería una introducción perfecta a la conversación y un modo genial de abrir el apetito a un buen menú? Y no sólo eso. Tener un bar en casa también podría ser un gran generador de relax cuando llegamos del trabajo: qué mejor que entrar, dejar todo en el sofá, y prepararse un trago para cerrar la jornada después de un día agitado.

Para estas ocasiones, la barra revive como mueble de culto.

La analista de tendencias Gabriela Kaiser ve en este auge una especie de renacimiento de las épocas de abundancia. “Los hogares actualmente destilan cierta exuberancia. Los colores oscuros, por ejemplo, remiten a los años 50 y 60, y en aquel entonces la barra no podía faltar”, apunta la experta, que asegura que tener una barra con buenas bebidas en algún sitio de la casa transmite “mundo” y estilo.

“Sigue teniendo cierto glamour, sobre todo si está bien armada, con copas de cristal, decantadores, etc.”, agrega.

Pero el bar no sólo suma para “lucirse” con los demás. También es un gran momento de relax en el hogar, sea solo o en buena compañía.

En realidad uno siempre puede llegar a casa y prepararse una buena copa, pero “teniendo una barra bien provista, uno puede darle el espacio que se merece a ese momento, celebrarlo”, apunta Ursula Geismann, especialista en muebles.

De todos modos, está claro que también es una pregunta generacional, por un lado, y económica, por el otro. El que compra una barra está adquiriendo un mueble de lujo. “Eso puede darse bien en una sociedad que lo tiene todo”, comenta Geismann.

En algunos países de estándares muy elevados, el mobiliario que se vende actualmente es tan variado que incluso se hace difícil encontrar muebles comunes y corrientes. En Alemania, por ejemplo, “ya prácticamente no existe el conjunto de alacenas con puertas para guardar vasos, copas y botellas”, comenta Geismann. Por lo general se venden muebles individuales que, en todo caso, se pueden incorporar como “sideboard”.

Otro mueble que está viviendo una gran demanda es el bar en carrito, “que resulta muy práctico porque se puede ir cambiando de ubicación, depende de dónde se lo necesite”, apunta Kaiser. Hasta podemos colocarlo en el jardín. Un detalle muy útil: en algunos modelos la superficie superior puede desprenderse y utilizarse como bandeja, para llevar los tragos directamente a la mesa.

¿Qué conviene más? ¿Tener una barra fija o un carrito? Eso depende de las pretensiones que uno tenga en cuanto al contenido de la barra.

“Para preparar gin tonic, el carrito está bien, pero si uno precisa unas siete u ocho botellas, será mejor no tener que trasladarlas de aquí para allá”, advierte Geismann. “Quienes quieren disponer de una mayor variedad preferirán tener un mueble bien instalado”.

“Teniendo una barra bien provista, uno puede darle el espacio que se merece a ese momento, celebrarlo”

 

Consultados especialistas sobre qué bebidas hay que tener siempre en el bar, las respuestas fueron concretas: vodka, ron, ginebra, whiskey y tequila. “Se puede tener brandy, pero ya es una bebida más especial”, dice Ulf Neuhaus, que destacó sobre todo la importancia de que esas bebidas sean de muy buena calidad. “De ellas depende la calidad de todo el trago”, suma.

En cambio los jugos naturales o demás insumos necesarios para el trago se suelen comprar poco antes de la ocasión, ya que “todo jugo recién exprimido es muchísimo mejor”, recomienda Neuhaus. Las hierbas frescas como el romero y el tomillo hoy también son parte fundamental de todo trago.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla