Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,70
Dólar Ahorro/Turista $172.75
Dólar Blue $186,50
Euro $120,89
Riesgo País 1629
Toda la semana |TENDENCIA EN LA ALFOMBRA ROJA
Met Gala 2021-22: un dress code para el desconcierto

Tras suspenderse el año pasado por la pandemia de coronavirus, el evento emblema de Nueva York se llevó a cabo y, como todos los años, los atuendos de sus asistentes dieron que hablar

Met Gala 2021-22: un dress code para el desconcierto

Jennifer López se vistió de chica del Oeste con un look total Ralph Lauren

Por: MATILDE CARLOS
vivirbien@eldia.com | @tendenciera

19 de Septiembre de 2021 | 10:02
Edición impresa

Luego de muchas idas y vueltas, finalmente se llevó a cabo la Gala en el Metropolitan Museum de New York. Como sabemos, la pandemia hizo que en 2020 esta fiesta se postergara primero y que se levantara definitivamente después. Así que hubo que esperar a este año menos restrictivo -si bien aún atravesado por el Covid- para retomar la agenda del Costume Institute. La temática de este evento marida con la exposición planeada por este espacio en su 75º aniversario y tiene a los Estados Unidos como protagonista. La muestra se llama In America: A Lexicon of Fashion (en Estados Unidos: un léxico de la moda) y se propone rendir homenaje al estilo y diseño norteamericano. Para la exposición, el Anna Wintour Costume Center se transforma en una casa imaginaria gigante de paredes transparentes en la que cada habitación representa una cualidad emotiva particular, como la nostalgia, la alegría o el bienestar, auto-referencias al estilo de vida de este país. Diseños de pioneros de la moda deportiva se mostrarán junto a trabajos de un diverso grupo de diseñadores contemporáneos con el objetivo de ilustrar un énfasis cambiante en la moda estadounidense definida por esas emociones.

Iman, con un diseño de D&G y Harris Reed

La apertura de la muestra tuvo lugar el lunes pasado con una gran fiesta que también sirvió como cierre de New York Fashion Week, evento que se desarrolló del 8 al 12 de este mes en la Gran Manzana. Pero la gran novedad esta vez es que la celebración y muestra se divide en dos partes. La continuación en su forma más festiva se celebrará en mayo de 2022 (si no hay novedades, el día 5) y esta vez con una muestra de continuación denominada In America: An Anthology of Fashion (en Estados Unidos: una antología de moda), que también se centra en el diseño nacional americano y que va a contar con la colaboración y referencia de cineastas consagrados para acompañar los cambios en la moda y en el Costume Institute a lo largo de las décadas.

En el evento del pasado lunes el tema de la moda norteamericana pareció bastante amplio a la hora de interpretar el dress code por parte de los y las asistentes. Se intuía que con la consigna de este año podíamos esperar expresiones de claro tinte chauvinista, ya que la independencia de Estados Unidos era el hilo conductor de la gala. Pero salvo un solo caso, el de la cantante Debbie Harry quien llevó un vestido firmado por Zac Posen recreando literalmente la bandera norteamericana, el resto tomó de manera mucho más libre la propuesta. Y hubo de todo, desde trajes imponentes que parecían referir más a otras galas como la de Camp para 2019, hasta vestidos que eran pura ausencia de género. Pocas veces se vio tanta piel y cuerpo exhibido como en esta ocasión. No faltaron las referencias a personalidades icónicas de la cultura norteamericana ni looks para la polémica; como tampoco aquellos cargados de mensajes políticos o sociales.

Kim Kardashian se vistió con la firma Balenciaga

Billie Eilish fue una de las destacadas de la noche con su mega vestido de Oscar de la Renta y un estilismo que remitía de inmediato a Marilyn Monroe. Se supo que sólo aceptó vestir esta firma si le aseguraban que no trabajan ni trabajarán con pieles de animales. Es tal el magnetismo que ella irradia que desde la prestigiosa marca se comprometieron a cumplir con ello y hasta la propia Anna Wintour, editora de Vogue y directora del Costume Institute, le pidió en persona que asistiera al evento. Otras que buscaron inspiración en divas fueron Yara Shahidi vestida por Dior y emulando a Josephine Baker; Carey Mulligan con un impactante vestido rosa de Valentino maquillada y peinada como Audrey Hepburn, y Gigi Hadid a lo Gilda de Rita Hayworth vestida por Prada. En esos casos la referencia americana la daban los personajes homenajeados que forman parte de los íconos de Hollywood.

Hubo de todo, desde trajes imponentes hasta vestidos que eran pura ausencia de género

 

Hay consenso en que Iman, ex modelo y ex de David Bowie, fue una de las figuras más impactantes. No sabemos si el sol que idearon ente D&G y Harris Reed para ella tenía alguna relación con la cultura americana, pero verla con esa estructura de enorme falda con crinolina y sombrero-respaldar cilíndrico en dorado fue realmente un shock. Jennifer López se vistió de chica del Oeste con un look total Ralph Lauren. Su vestido al cuerpo, el sombrero vaquero, la bijou y abrigo al estilo de los pueblos originarios del far west la hicieron tapa de todos los portales (eso y llegar del brazo de Ben Affleck) reafirmando que a la hora de llevar adelante un look ella sabe cómo hacerlo. Zoe Kravitz, Kendall Yenner, Saweetie, Julia Garner, Irina Shayk, mostraron mucho e hicieron del tema “ropa interior diminuta o estilo retro” un trend topic. En el lado opuesto, una irreconocible Kim Kardashian apareció totalmente tapada. Con la ayuda de varios asistentes para evitar tropezar, la mediática lució un equipo inexplicable que le valió infinidad de memes comparándola con los dementores de Harry Potter. Su atuendo estaba definido por un vestido de estilo bondage de la firma Balenciaga con mangas de murciélago, acompañado de botas de punta y una máscara negra que ocultaba totalmente su rostro. Esta elección le generó críticas y elogios por doquier: por un lado se cuestiona que en un momento de gran conmoción por el recrudecimiento de la violencia sobre las mujeres en Afganistán se banalice el tema en un evento así; pero por otro lado mucha gente cree que es un llamado de atención hacia la necesidad de volver al anonimato luego de la excesiva exposición que la vida en redes sociales genera en nuestro tiempo. De un modo u otro, Kim nunca pasa desapercibida.

La gran novedad esta vez es que la celebración y muestra se divide en dos partes

 

Los hombres no se quedaron atrás a la hora de dejar su sello, sin dudas el caso más emblemático fue Li Nax X. El cantante hizo su performance de entrada desarmando el look en tres pasos. Llegó con una capa súper trabajada que al ser retirada expuso su armadura dorada, la cual a la vez fue quitada dejando a la vista un catsuit al cuerpo todo bordado en cristales. El outfit llevó la firma Versace, como no podía ser de otra manera. El joven galán Timothee Chalamet por su parte se lució con un equipo blanco compuesto por pantalones Rick Owens, chaqueta Haider Ackermann y zapatillas Converse, las más americanas de las zapatillas. Dan Lewy dijo presente con un traje de Loewe personalizado que se destacaba por el gran bordado de una pareja de hombres besándose en su pechera. Maluma llegó del brazo de Donatella Versace y optó por vestir con la etiqueta de su acompañante: un conjunto estilo cowboy de cuero color rojo, con flecos, tachas y apliques en plata. Chapeau para el múltiple campeón mundial de F1, Lewis Hamilton. En una gala cuya mesa tiene un valor de 30.0000 dólares, él invitó a varios jóvenes y desconocidos diseñadores para que pudieran tener su gran noche en el Met. “Quería crear una mesa para apoyar y celebrar a los jóvenes diseñadores afroamericanos prometedores, ya que vivimos en una época en la que la diversidad y la inclusión son tan importantes”, dijo en sus redes. Los invitados fueron Kenneth Nicholson, Law Roach, Edvin Thompson de Theophilio y Jason Rembert de Aliette. El piloto lució una creación de Kenneth Nicholson que combinaba un blazer negro y pantalones con un traje de malla blanco y una falda de red en una pierna. Un campeón dentro y fuera de las pistas, sin dudas.

Lil Nas X llevó un atuendo Versace en tres partes. Esta fue la tercera

A la hora de los mensajes políticos, las más destacadas fueron la concejala Alexandria Ocasio-Cortez quien asistió con un vestido de Brother Vellies color blanco con la inscripción Tax the Rich (impuestos a los ricos) en enormes letras rojas. Se cuestionó que justo llevara ese tópico a un evento que hace gran despliegue de riqueza, pero ella sostuvo que fue muy premeditado y que logró su objetivo: el mensaje se replicó por todo el mundo. La congresista Carolyn Malony lució un vestido en colores sufragistas con letras blancas que decían “ERA” (Enmienda de Igualdad de Derechos) en la parte delantera y una capa bordada con la frase “Igualdad de derechos para las mujeres”. Otra que eligió llevar estampado su posicionamiento fue la modelo y actriz Cara Delevingne luciendo un top rígido en color blanco de la firma Dior donde se leía Peg the Patriarchy (una metáfora sexual que remite a clavar al patriarcado); mientras que la jugadora de fútbol Megan Rapinoe vistió un traje de líneas masculinas y un clutch que decía In gay we trust (en gay confiamos). En esa misma línea el ya mencionado Dan Lewy expuso el amor homosexual en el mapa norteamericano en un llamado a terminar con las persecuciones o discriminación a la comunidad LGBTQ+ a lo largo y ancho de su país.

En síntesis, la gala tuvo mucho ruido y pocas nueces. Quizás por lo ambiguo del dress code, o porque las celebridades compartieron escena con figuras menos destacadas que otros años, lo cierto es que salvo algunas excepciones no recordaremos este evento como uno de los más memorables de la década. Habrá que esperar hasta el 5 de mayo próximo para ver si la segunda parte logra más impacto o no. Pero mientras tanto, celebramos que de a poco se vuelvan a llevar adelante galas como ésta porque detrás de todo lo que allí sucede hay mucho trabajo y mucho talento.

Zoe Kravitz fue una de las que mostró su ropa interior. Su vestido lo hizo Saint Laurent

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla