Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $103,77
Dólar Ahorro/Turista $171.22
Dólar Blue $185,00
Euro $120,78
Riesgo País 1512
Toda la semana |Adaptación forzosa
Más de un año de pandemia: ¿Qué cambios adoptamos?

Incrementar las medidas de higiene, comer saludable, hacer más ejercicios y el home office son los que están arriba en el ranking de los nuevos hábitos que nos dejó el coronavirus

Más de un año de pandemia: ¿Qué cambios adoptamos?

Gastón Falabella incorporó la actividad física durante la pandemia

Cecilia Famá

Por: Cecilia Famá
vivirbien@eldia.com

5 de Septiembre de 2021 | 08:46
Edición impresa

El aislamiento en el que vivimos gran parte de 2020 ha impulsado la necesidad de aprender y modificar algunos comportamientos y crear nuevos hábitos para la adaptación a la “nueva normalidad”. Pasar más tiempo con la familia y trabajar más desde casa, son algunas de las principales actividades entre cuatro de los países de América Latina: Argentina, Brasil, Colombia y México.

A través de la más reciente ola de investigación del Barómetro COVID-19, realizada por Kantar - agencia de en consultoría e insights-, se menciona que en Latinoamérica se pasa más tiempo con la familia, trabajan más desde casa y están más conectados virtualmente que a nivel global; así también, los latinoamericanos comen menos saludable es el 18 por ciento versus el 22 por ciento y hacen menos compras online 24 por ciento versus 27 por ciento que el resto del mundo.

El 19% de los argentinos cuidó su alimentación y trabajó en su desarrollo personal

 

En la actualidad, cada país de la región cuenta con controles sanitarios y medidas de protección para una sana convivencia. De acuerdo con Kantar, el 27 por ciento de los argentinos incrementaron sus medidas de higiene, mientras que los brasileños (36 por ciento) fueron los que más aumentaron su protección.

El home office es una actividad que nos vimos obligados a realizar durante el principio del confinamiento, y que al parecer seguiremos practicando, por ejemplo: el 29 por ciento de los colombianos siguen trabajando desde casa a diferencia de los argentinos, con tan solo el 23 por ciento.

Durante la pandemia hemos visto como los canales digitales cobran relevancia en toda la región, una opción que se mantendrá en el futuro. De acuerdo con la agencia en consultoría e insights, Brasil se coloca en primera posición de la región con un 30 por ciento en las compras online, siendo el último lugar Argentina con el 20 por ciento.

“El aislamiento cambió también la manera de estar conectados con la familia y amigos, el uso de las redes sociales jugó un papel importante. Si lo vemos a nivel regional (23 por ciento) estuvimos más activos en las redes durante este periodo que a nivel global (21 por ciento)”, comentó Sebastián Corzo, Marketing & Business Development Leader de Kantar Insights división.

Otro hallazgo relevante de la investigación es que el 19 por ciento de los argentinos prefirió cuidar su alimentación y trabajar en su desarrollo personal.

En un sondeo propio entre la comunidad digital, pudimos ver que las estadísticas en los platenses son similares en algunas cuestiones mencionadas: el 76 por ciento de los encuestados se volvió “más obsesivo” en los hábitos de higiene durante la pandemia. El 58 por ciento adoptó más hábitos saludables y el 62 por ciento continúa haciendo home-office.

Luna guerra siente que la higiene es muy importante en este contexto

MÁS HIGIÉNICOS Y SALUDABLES

Gastón Falabella (32) recuerda que transcurrió “los tres primeros meses de la pandemia comiendo mal, probando cosas nuevas, cocinando, experimentando en la cocina, y eso sumado a que no me motivaba entrenar en casa me sumó kilos y me restó salud. Por eso, en el tercer mes, empecé de nuevo a comer sano, a prepararme menús más elaborados, y a entrenar como cada restricción lo permitía”

“El pan de masa madre es malo si nos comemos uno por persona, si lo racionamos y armamos un sandwich con atún, tomate, lechuga y queso port salut puede ser un gran comodín de almuerzo rápido por ejemplo”, comparte tips Gastón, que es locutor radial.

“El pan de masa madre, si lo racionamos y armamos un sandwich con atún, tomate, lechuga y queso port salut puede ser un gran comodín de almuerzo rápido por ejemplo”

Gastón Falabella (32)

 

Con respecto al entrenamiento en épocas de covid, dice que “en mi caso es personalizado y estoy una hora solo con mi entrenador, Dirk Peschel. El me animó a volver a entrenar y él me ayudó a arreglar todo lo que retrocedí durante la cuarentena estricta”, se alegra Gastón.

Por su parte, Luna Guerra (30) cuenta que siempre fue muy rigurosa con la higiene, sobre todo la de las manos. Con la pandemia, la intensificó. “Por ejemplo, cuando viajo en micro, subo y me pongo alcohol y al bajar lo mismo; es lo primero que hago. Además estoy trabajando en una oficina y para nosotros nunca frenó la actividad. Eso hizo que por una cuestión de compartir el mismo espacio y por respeto a los demás limpiemos la zona del escritorio que usamos y nos desinfectemos las manos más seguido que de costumbre”.

“Muchas veces almorzamos en el lugar de trabajo y la vajilla es compartida así que todo lo que se use ya sea vasos, tazas, cubiertos se lava en el momento”, agrega Luna.

Martina Ledesma tomó el home Office como la nueva modalidad laboral

TODO DESDE CASA

Martina Ledesma tuvo una transición a un home office total con la pandemia. “Antes de marzo 2020 trabajaba en una agencia de marketing a cargo de varias cuentas haciendo la parte de diseño y planificación del contenido y también de comunity manager. Cuando arrancó la cuarentena a las pocas semanas me echaron de ese trabajo y me quedé sin nada viendo qué hacer en el medio de un contexto bastante terrible. Por suerte vivía con mis papás, entonces no iba a tener problemas si no encontraba un trabajo nuevo pronto. Al mes más o menos de haberme quedado sin trabajo una amiga me comparte el anuncio de un medio que estaba buscando diseñadores. Mandé CV, me llamaron al tiempo y entré al toque a trabajar exclusivamente como diseñadora haciendo algunas cosas para redes, asistencia para la web y editando fotos. La propuesta era para trabajar full home office”.

“Antes de la pandemia estaba 9 horas en una oficina y tenía un día de home office a la semana, ese día que podía quedarme a trabajar en mi casa; lo disfrutaba un montón porque me organizaba los días para poder tener ese día de home office más liberado y terminar de trabajar antes, no tener que estar sí o sí 8 horas seguidas trabajando. Hoy en día trabajo desde casa, con un horario mucho menor y me permite seguir con mis estudios”, dice Martina, que está cursando la carrera de licenciatura en diseño multimedial.

El 76 % de los encuestados se volvió “más obsesivo” con los hábitos de higiene

 

“El estar trabajando en casa y organizarme mis tiempos hace que además pueda tomar otros trabajos, que me permitieron mudarme mi novio. Hace casi un año estamos viviendo juntos. Fue un cambio bastante grande adaptarme a trabajar exclusivamente desde mi casa porque hoy en día que de a poco todos van saliendo y volviendo a la calle a mí no me cambió demasiado eso porque mi oficina es el living del departamento y por ahí pasan 48 horas y ni pisé la calle. Pero me da mucha libertad: para acomodar mis actividades, poder dormir más, trabajar en pijama o hacer ejercicio a la mitad del día. Extraño un poco compartir espacio con compañeros y poder debatir ideas en grupos de trabajo, pero como actualmente los trabajos en los que estoy laburo de manera independiente y no tengo un grupo de trabajo para hacer las tareas que hago a diario no paso de videollamada en videollamada o sintiendo la necesidad de reunirme presencialmente”, describe Martina, que en este año y medio vivió muchísimos cambios.

“Muchas veces almorzamos en el lugar de trabajo y la vajilla es compartida así que todo lo que se use ya sea vasos, tazas o cubiertos, se lava en el momento”

Luna Guerra (30)

 

Desde la comodidad del living también se hacen las compras, se disfrutan las novedades cinematográficas y se visita la muestra de algún museo. El full home es algo que muchos platenses han adoptado, tanto por prevención frente al covid, como también por la amplia oferta que se abrió de un tiempo a esta parte, que permite hacer todo en un click.

Lautaro Medina (43) cuenta que “desde abril del año pasado no hice nunca más las compras de manera presencial. Pido todo lo que necesito por la web del supermercado, que además ofrece muy buenas ofertas por compras virtuales. Tengo una verdulería que también tiene página, así que los domingos hago el pedido y los lunes tengo todo en casa. Para todo lo demás, Mercado Libre o Instagram. Ahora todo lo mandan por correo o hacen delivery, hasta un six pack de latas de cervezas”, resume.

La virtualidad y los hábitos saludables son hábitos que llegaron para quedarse. Permiten gozar de mayor tiempo libre y más bienestar, aseguran todos los entrevistados. El tiempo libre lo utilizan para pasear en familia, disfrutar del aire libre o realizar cursos on line o perfeccionamientos, apuntando al crecimiento personal y profesional.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla