Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Cajas de seguridad: avanza la causa y denuncian otro robo

Mientras avanza la causa para identificar a los delincuentes que saquearon cuatro cajas de seguridad de la casa central del Banco Nación, más de 180.000 dólares fueron denunciados como robados de una caja del banco Patagonia del barrio porteño de Belgrano.

El último caso fue detectado por un cliente de la sucursal situada en avenida Cabildo 1.939, entre Mariscal Antonio José de Sucre y Echeverría.

El damnificado hizo la denuncia en la comisaría 33, donde dijo que si bien la caja no había sido violentada de su interior faltaban más de 180 mil dólares, dijeron los voceros policiales.

La abogada del denunciante, Nidia Zigman de Domínguez, dijo que se inició una demanda contra el banco, ya que, aseguró, las entidades siempre tratan de protegerse con una cláusula contractual por la que no se hacen responsable del faltante si no está declarado.

Pero, según la letrada, los bancos tienen una "responsabilidad objetiva" por el dinero o los valores dejados en custodia y cuando no la brindan pueden ser demandados por daños y perjuicios.

LAS IDENTIDADES

En tanto, el juez Norberto Oyarbide intenta identificar a los dos hombres y una mujer que serían los autores del robo a las cajas de seguridad del Banco Nación, según surgió de los videos aportados a la investigación, en los cuales también se ven detalles de cómo fue realizado el asalto.

Como se ha informado, uno de los hombres alquiló una de las cajas con un documento falso y podía ingresar al banco sin problemas, lo cual descarta la posibilidad de que haya habido un empleado infiel que haya intervenido en el asalto, que era una de las tantas hipótesis.

En tanto, se indicó que en la cintas se terminaron de ver durante el pasado fin de semana y en las mismas se advirtió que los hombres fueron al banco cuatro veces, una vez cada semana, durante mayo y luego de abrir las cajas sacaron los elementos que allí había y los trasladaron a la suya, de acuerdo con lo señalado por voceros judiciales.

En ese sentido, trascendió que los sujetos no sabían qué contenían los cofres, por lo cual los golpeaban de a uno y tras certificar si sonaban o no, los abrían con una barreta.

Para que la apertura no fuera advertida, los ladrones sellaban las cajas con pegamento, tal como se comprobó en la inspección ocular que el pasado viernes encabezaron en la entidad el juez Oyarbide y el fiscal Carlos Cearras.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...