Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
TURISMO

Monte Zeballos y Los Antiguos, perlas de la cordillera santacruceña

Otros de los atractivos de la zona son la Cueva de las Manos y la posibilidad de pescar truchas durante todo el año

Monte Zeballos y Los Antiguos, perlas de la cordillera santacruceña

Monte Zeballos y Los Antiguos, perlas de la cordillera santacruceña

A favor de un clima benigno durante el otoño, por encontrarse en una comarca cordillerana de baja altura en el sector noroeste de la provincia de Santa Cruz, la localidad de Los Antiguos se constituye en un interesante destino patagónico y además, es el punto a partir del cual pueden realizarse interesantes excursiones y realizar diversas actividades, como la pesca de truchas, permitida durante todo el año.

Entre los principales atractivos del lugar se encuentran el Monte Zeballos y la Cueva de las manos.

Los Antiguos descansa al amparo de la Cordillera de Los Andes, sobre la costa sur del imponente lago Buenos Aires, considerado el más grande de la Patagonia y el segundo en tamaño en Sudamérica después del Titicaca.

Este espejo de agua junto a los ríos Jeinimeni y Los Antiguos alberga una interesante variedad de especies muy combativas, como truchas marrones y arco iris, percas, salmones del Atlántico, dog salmón y pejerrey patagónico.

Dada su vasta superficie, con un total de 2.240 km2 compartidos entre Argentina y Chile, el Buenos Aires presenta la particularidad de estar habilitado para la pesca durante todo el año, a lo que se suma la oferta de los ríos, por lo cual la zona brinda al pescador de mosca la posibilidad de llevar a cabo esta paciente práctica en cualquier estación, en dos ecosistemas diferentes.

MONTE ZEBALLOS

La cima del Monte Forestal Zeballos en Los Antiguos invita a disfrutar de los mejores paisajes de origen volcánicos y sus bosques andinos con los colores tan especiales que lucen en otoño.

La ruta comienza en los cañadones de los ríos Los Antiguos y Jeinimeni que se encuentran a 200 solamente metros de altura sobre el nivel del mar y se extiende hasta llegar a los 1.500 msnm más adelante, donde se vislumbra el rojizo Monte Zeballos, de 2.748 metros de altura.

El camino sigue ascendiendo, atraviesa los campos de distintas estancias y el paisaje se va volviendo más árido. Luego se aprecia una formación alargada que parece una muralla; es un dique basáltico erosionado de 65 millones de años.

Cóndores y guanacos acompañan en el camino a medida que uno se acerca al Portezuelo, a 1.490 metros.

El Monte Zeballos se compone de 900 hectáreas de bosques de lengas, ñires, cohiues y calafates, todas especies autóctonas.

Este periplo se caracteriza por sus escenarios contrastantes, tanto en colorido como en geografía: los paisajes pasan del bosque patagónico a áreas de aspecto desértico donde se erigen formaciones volcánicas de curiosa fisonomía.

Fascinante y solitario, este recorrido se extiende a lo largo de 160 kilómetros, bordeando el límite con Chile, y finaliza en la localidad de Lago Posadas.

El camino de Monte Zeballos es una experiencia en sí misma, ya que además presenta varios parajes para hacer trekking, como las rocas erosionadas por el viento con forma de cucuruchos, ubicadas a la altura del kilómetro 67.

Al llegar a El Portezuelo, el punto más elevado del recorrido, y si el cielo se presenta diáfano, puede divisarse el cerro San Lorenzo, de 3.706 metros.

LA CUEVA

El pueblo, reconocido como la Capital Nacional de la Cereza, es un punto de partida ideal para visitar la afamada Cueva de las Manos, declarada en 1999 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

La civilización que habitó la zona hace 10.000 años dejó como testimonio pinturas rupestres que, dado el grado de conservación y el ambiente en que fueron ejecutadas, impresionan a quien se acerca a contemplarlas.

La Cueva de las Manos es la evidencia fiel de una cultura cazadora-predadora que, a través de su arte, ha legado demostraciones de sus costumbres, técnicas de caza, ritos y creencias, del medio ambiente y las condiciones en que desarrollaban su vida, hechos que han quedado protegidos por el cañadón del río Pinturas.

PESCA DE TRUCHAS

La combinación de los diferentes períodos de pesca y de veda en lagos y ríos de la zona, permite practicar este deporte todo el año desde Los Antiguos.

Diversas técnicas de pesca deportiva, en especial con mosca, se pueden practicar en ríos aledaños, como el Jeinimeni o Los Antiguos, y en los lagos cercanos, en particular el Buenos Aires.

Uno de los ríos preferidos por los pescadores es Los Antiguos, que proviene de la meseta del lago Buenos Aires y recorre casi 60 kilómetros hasta su desembocadura en ese lago. Este río de poca profundidad alberga truchas marrón, arco iris y de arroyo, con pesos promedio de dos kilogramos las primeras y un kilogramo la última.

El Jeinimeni es un río cordillerano cuyas aguas cambian de color y su transparencia varía con frecuencia, ya sea cuando llueve como cuando se rompen las barrancas de arcilla por erosión del fuerte viento patagónico. También influyen en la inestabilidad de su coloración los varios arroyos y cursos menores generados por deshielos, que aportan sus aguas al Jeinimeni.

Según expertos pescadores de la zona, el momento ideal para pescar es cuando el agua está "lechosa", de un color celeste a blanco, o azulado verdoso. En esas circunstancias es cuando se pueden extraer ejemplares de truchas marrón y arco iris de unos tres kilogramos en promedio y, en el mejor de los casos, hasta alguna pieza que ronde los cinco kilos.

Debido al fuerte caudal de sus aguas y la profundidad de sus correderas y pozones, quienes saben recomiendan utilizar cucharas voladoras grandes, en especial en colores naranja y amarillo "fluo", aunque también tienen efectividad los señuelos articulados de hundimiento y media agua.

El Jeinimeni tiene también numerosos recodos, ya que en su desembocadura en el lago Buenos Aires se ramifica, y por su tipo de costa es ideal para las técnicas con mosca y spinning. Por eso se recomienda a quienes llegan por primera vez a la zona salir a pescar con un guía local que conozca los secretos de la zona y sus accesos.

En el río Los Antiguos, donde la temporada se extiende de marzo a noviembre, y según el Reglamento de Pesca Continental Patagónico está permitido pescar y extraer una pieza por día y por pescador, al tiempo que sólo está permitida la pesca deportiva con anzuelo simple, sin rebaba y en la modalidad Fly Cast.

En el Jeinimeni, debido a una reciente modificación del reglamento, se puede pescar todo el año y extraer hasta dos piezas por día y por pescador.

DATOS UTILES

Alojamiento

La tarifa diaria de una habitación doble de hotel en Los Antiguos, con el desayuno includio, arranca desde los 250 pesos en esta época del año.

El costo de una cabaña para cuatro personas parte de los 480 pesos por día, con servicio de mucama y ropa blanca.

Como llegar

Desde Caleta Olivia, ciudad ubicada sobre la Ruta Nacional 3, a Los Antiguos hay 362 kilómetros que se recorren por las rutas provinciales 12 y 43, trayecto asfaltado en su totalidad.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...