Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,27
Dólar Ahorro/Turista $172.05
Dólar Blue $184,50
Euro $120,72
Riesgo País 1576
Noticias en Tapa |EDUCACION
Profesor toda la vida

Edgardo Ponisio tiene 80 años y sigue al frente de un aula. Enseña electrónica en el Albert Thomas y es referente de chicos de 15. Hace medio siglo que ejerce la docencia.

Profesor toda la vida

Profesor toda la vida

26 de Junio de 2011 | 00:00

El profesor de Electrónica de 4° y 5° del industrial Albert Thomas entra al aula. Los alumnos se paran para saludarlo. ¿Escena atípica para estos tiempos? Quizás. O será que se trata de un profesor que lleva a que los estudiantes, al ser consultados sobre su persona, lo primero que respondan sea: "Nos sentimos respetados". ¿Un docente joven con el cual comparten códigos por la escasa brecha generacional? Nada de eso. Se trata de Edgardo Ponisio, quien con 80 años de edad y más de 50 en la profesión, continúa ejerciéndola con una pasión pocas veces vista. "¿Dejar de dar clases? Sinceramente, jamás se me cruzó por la cabeza. Jubilarse es morir", exclama .

Luce impecable. Conserva la estampa de aquellos profesores que muchos añoran. Sacón, camisa, corbata. Se adivina una persona que, antes de salir de su casa hacia el colegio, se tomó su tiempo para arreglarse. Y es que don Edgardo Ponisio recorrió ese trayecto para enseñar. Algo que considera poco menos que sagrado.

Está tan compenetrado en su trabajo que empieza explicando que "éste es un 4° año. Son chicos que ya están en el trayecto técnico profesional..." Ahora bien, hay tantos docentes esperando jubilarse -se le hace notar- ¿Nunca lo pensó? Ponisio, tras escribir una serie de fórmulas en un clásico pizarrón verde con tiza blanca -bajo la atenta mirada de sus alumnos-, no piensa mucho la respuesta. "A ver, hay una cosa que es muy simple. Cuando uno ama algo tiene dos caminos, o lo deja o muere con eso", dice y deja escapar una leve sonrisa.

En 1945 pisó por primera vez el Albert Thomas. Empezaba sus estudios secundarios y una carrera dedicada a la educación que, 66 años después lo encuentra frente a ese pizarrón; enseñando. Le brota un recuerdo. "En aquel momento el director era el profesor Iparaguirre, gran director", afirma.

Mira por la ventana y llega otro recuerdo. "Eso que se ve ahí atrás (donde hoy están los talleres de la escuela) eran galpones de chapa que usaban los soldados". Pero poco después se convirtieron en verdaderas fábricas que "llevaron al Albert Thomas a ser el segundo colegio del país".

Ver más información...

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla