Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

A jugar señores

La espera agotó, pero terminó. Llegó la hora de demostrar por los puntos, los importantes. Aquellos que pueden depositar al equipo nuevamente en la pelea doméstica, y los otros que marcarán el futuro en el continente. 

A jugar señores

Atrás quedó un verano largo, raro y lleno de condimentos que en su mayoría fueron negativos. Las lesiones, las ausencias y los flojos rendimientos ya no serán excusas válidas. En Liniers arranca el 2017 que seguirá en Brasil, y así sucesivamente hasta el invierno.

Los desastres dirigenciales que reinan en la mayoría de los clubes y el consecuente paro de jugadores, terminó aportando días positivos para Nelson Vivas y sus dirigidos; se planta frente a la primer escollo con plantel completo y a disposición. Lo cual no es nada despreciable apuntando a la doble competencia.

No es un plantel decididamente largo. El elenco estable tiene como cabezas a: Mariano Andújar, Jonatan Schunke, Israel Damonte, Lucas Viatri, Leandro Desábato, Facundo Sánchez, Santiago Ascacibar, y por supuesto a Juan Sebastián Verón (solamente para la Copa Libertadores). Apellidos que asoman como indiscutibles, pero que no por eso quedan eximidos del análisis, y de una eventual rotación durante el semestre y sus avatares. Y ahí entran a tallar los Solari, Braña, Dubarbier, Otero, Rodríguez, Aguirregaray, Diarte, Sappa, Bailone, Marchioni, Vargas, Iritier y Toledo. Todos acompañados por los “purretes” que en su tiempo y forma pueden llegar a ser importantes. Bautista Cejas, Iván Gómez, Cascini, Leonardo Areal, Ahumada, Bazzana y Talpone aguardan para dejar su marca.

Con estas cartas el Cuerpo Técnico diagrama juegos interesantes que pueden ir mutando de esquema (dependiendo del partido y el contexto), pero que tiene al clásico 4-4-2 como patrón.

“La pretemporada no ha sido buena de acuerdo a los resultados, pero desde nuestro análisis nos sirvió para trabajar distintos esquemas de juego. Hemos estado diezmados por lesionados y convocados, pero fuimos definiendo una forma pensando en la doble competencia. Por todo esto es que llegamos bien al inicio, teniendo claro cuál va a ser la estrategia”, esgrimió Vivas hace un puñado de días. Días que quedan en un cajón pero que fueron la base para encarar 22 partidos en casi 4 meses.

Hay material, hay expectativa, hay una Libertadores y hay muy buenas imágenes del 2016 que deben servir como trampolín. Hay que jugar…

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...