Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

"Usted es el culpable..."

"...De todas mis angustias, y todos mis quebrantosUsted lleno mi vida de dulces inquietudes, y amargos desencantos", dice el viejo bolero. Gimnasia y el dedo acusador permanente, que no suma para el futuro.

"Usted es el culpable..."

   

     Basta escuchar el contestador de la radio apenas terminado un partido que no sea victoria para comenzar a escuchar el rosario: "que se vaya este", "basta del otro", "andate tal", "soy socio y yo les pago el sueldo", "Pellegrino esto", "Martini aquello"...No suma. Nada. Y hay que entender que no siempre "Vox populi, vox Dei". Con la mano en el corazón, ¿cuantos de ustedes pedían que Nacho Fernández no jugase más en Gimnasia? Por suerte, hubo TIEMPO para cambiar las cosas y que el ahora volante de la Selección Nacional se fuese vendido y por buen dinero. 

     "No hay que apresurarse en crucificar a nadie", dijo con mucho criterio Leandro Martini en conferencia de prensa. No es amiguismo. No es respeto por los jugadores grandes. Es la visión de alguien del fútbol que ya vio como el "que se vayan todos" degradó futbolísticamente al club. Hoy, tras el injusto 1-2 contra Banfield, un par de plateistas le gritaron "andate a Oreja" que se iba al control de doping. Algunos interpretaron su respuesta como "en tres partidos me voy". No se si eso es lo que dijo. Sí se que no debe irse, como no debe irse Lucas Licht. ¿Por qué? Porque son importantes dentro de la cancha y fuera de ella. Y no es una lectura conformista ni mediocre, pero Gimnasia no va a traer al nuevo Dani Alves ni a un clon de Jordi Alba. No lo hizo antes. No lo va a hacer ahora. Y NO DEBE HACERLO. ¿Por qué? Porque en clubes como Gimnasia los laterales deben fabricarse. Licht le debe dar tiempo a Melluso para que madure, ingresando cuando el titular falte -y no haciendo seis cambios para jugar con un volante ahí- y del otro lado, Bonifacio debe tener por delante el desafío de quedarse con el lugar de Oreja. No hay plata para todo, entonces hay que empezar por lo indispensable. Que no es, precisamente, que se vaya Oreja, máxime después de jugar un partido normal y sin errores groseros (perdonenme, no encuentro su falla en el gol, le hicieron un 2-1).

     El tema es ese, el señalamiento. Porque la Post-crucifixión termina con los Encinas y Moreiras de turno. Hay quienes dicen "no va a pasar de nuevo". ¿Por qué no? Acá no hay una billetera millonaria, no hay un jeque que traiga 15 jugadores de nivel. Por eso, Mariano Soso (a quien habrá que respaldar con espladas anchas) deberá ver primero lo que tiene, porque tal vez encuentre soluciones en jugadores que regresan de préstamos (Mendoza, Benítez, Tijanovich, Nicolaievky), en primeros contratos (Bolivar, Martínez) o en pibes que están al margen como lo estaba hasta hace poco Ramírez. Desde ahí hay que barajar y dar de nuevo, pero entendiendo que la base es el fútbol juvenil, que los que echan 15 jugadores para traer otros 15 terminan como Quilmes y Arsenal. 

     Desde esa base, este equipo necesita refuerzos (¿marcador central, volantes externos por ambos lados, delantero?) y decisiones. Matos, Gorga, Bottinelli, Carrera, Valdez Chamorro no van a seguir, Vegetti la tiene muy difícil para cambiar la historia, Chirola y Lobos deben hablar mano a mano con Depietri y la dirigencia, Imperiale puede quedarse y Mauricio Romero, más allá de estar más afuera que adentro por el gusto del nuevo entrenador, es un jugador que no descartaría. Y si se va, que todos sepan que un SEÑOR con todas las letras ha pasado por Gimnasia y debería quedar agendado para estar cerca del club en el futuro.

     Y nada de esto es amiguismo, es saber por experiencia que los cambios drásticos generan crisis. Y en Gimnasia, crisis no es oportunidad, como pregonan los gurúes de ocasión. Crisis es crisis. Y hay que evitarlas.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...