Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El mantenimiento ideal para cada tipo de piso

Cómo limpiarlos y conservarlos de la mejor forma posible

El mantenimiento ideal para cada tipo de piso

Los pisos de madera pueden encerarse sin ningún problema / Shutterstock

21 de Octubre de 2019 | 02:12
Edición impresa

Mantener los pisos de la casa impecables todos los días es el sueño de cualquiera. Claro que esto es imposible, pero lo que sí se puede es hacer un mantenimiento de los mismos para que más allá de la limpieza, estén en buenas condiciones.

El material del que esté hecho el piso del hogar condiciona elementos como la temperatura, la humedad y la limpieza, entre otras cosas. Por ejemplo, los ambientes que cuentan con pisos de loza o cerámica en general tienden a ser más fríos, mientras que los pisos flotantes son más sencillos de limpiar. Los pisos de porcelanato, por su parte, son capaces de aislar la humedad.

Tres de los pisos más habituales en casas y departamentos son los flotantes, los de madera y los vinílicos. Para cada uno de ellos hay un tipo de mantenimiento recomendado.

Flotante

Es importante entender que este tipo de piso consiste en un tipo de revestimiento que se coloca sobre la superficie y que se compone de varias capas. La última capa puede ser de madera o sintética.

En general el piso flotante es fácil de instalar, no se decolora por la luz solar, es resistente y tiene gran duración. Además, gracias a sus propiedades constituyen un buen aislante térmico y acústico.

Es fundamental conocer algunos aspectos básicos para que se conserve en buen estado.

Si se desea mantener el piso flotante brillante, lo primero que se debe saber es que la cera es el peor enemigo, ya que mancha la superficie. El barniz, en cambio, es la mejor opción para mantener un piso brillante.

Además hay que evitar que este tipo de piso entre en contacto con agua; para llevar a cabo la limpieza, es preferible emplear productos en seco como paños o aspiradoras. No se recomienda dejar maceteros directamente encima ni otros elementos que pudiesen humedecerlo.

El contacto de los muebles con el piso también puede generar un daño importante. Es mejor cubrir las patas de los muebles con protectores como el fieltro, así se evitarán rayones y desgastes.

El quita esmalte puede ser un aliado: la acetona puede ser muy útil para eliminar manchas difíciles. De ser estrictamente necesario, se puede aplicar un poco de este producto sobre un paño seco y refregar sobre las zonas manchadas del piso flotante. Hay que asegurarse de que quede seco luego de la limpieza.

Madera

Los pisos de madera pueden hacer de una habitación un lugar acogedor y elegante; además, su diversidad de colores y tipos (roble, pino, etc.) permiten adaptar estos pisos a varios estilos diferentes.

Son buenos aislantes térmicos y también son fáciles de limpiar, ya que no absorben las partículas de suciedad como el polvo, las migas y el polen. Por esta misma razón, no requieren de productos específicos ni químicos para limpiar la superficie.

Para un buen mantenimiento de estos pisos, hay que evitar que entren en contacto con el agua: la madera se hincha y las tablas pueden empezar a aflorar, lo cual conforma un problema tanto de seguridad como estético.

Es indispensable remover el polvo de la superficie antes de aplicar cualquier producto de limpieza.

Se puede utilizar cera en pasta o cualquier otro producto que sea específico para pisos de madera.

Luego se debe secar el piso con paños secos. Los paños de lana se recomiendan más para pisos de madera.

También se deben cuidar los pisos de madera del roce. Lo mejor es usar protectores para las patas de los muebles.

Vinílico

El piso vinílico consiste en un revestimiento termoplástico. Es preferido por muchos gracias a sus atributos estéticos, ya que puede simular a la piedra, madera, cerámica, además de contar con diversas texturas y diseños. Adicionalmente, posee propiedades antibacterianas y funciona muy bien como aislante, tanto de sonido como de temperatura.

Al igual que los pisos flotantes, generalmente tienen una sencilla instalación y se pueden poner sobre cualquier superficie lisa y firme.

En general los consejos para limpiar los pisos vinílicos se reducen a dos puntos importantes: encerar de manera constante ayuda a mantener el brillo en la superficie. Se recomienda el uso de cera acrílica.
No hay que utilizar detergentes o productos químicos para limpiar. A veces con un trapo húmedo basta para eliminar las manchas.

A la hora de escoger formas sobre cómo mantener los pisos brillantes es importante entender que hay algunos consejos que son universales, como aspirar periódicamente, evitar el contacto con el agua y ocupar productos específicamente diseñados para cada material. Lo esencial es no improvisar ni tomar decisiones apresuradas cuando se trata de la limpieza de pisos.

Multimedia

Los pisos de madera pueden encerarse sin ningún problema / Shutterstock

El piso vinílico puede simular varios materiales / Shutterstock

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla