Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Largar la profesión y emprender

Largar la profesión y emprender

Lila gentilli es ingeniera agrónoma pero se lanzó con su proyecto de encuadernación / Gonzalo Mainoldi

“Sinceramente no sé si uno nace emprendedor o si un día hacés ‘click’... A mí se me vino encima, de a poco y sin querer, cada vez me sentía más PeP y menos la ingeniera del Senasa (el trabajo que tenía antes de iniciar mi emprendimiento. Se me fue dando, la verdad que no lo busqué. Hoy es esto, mañana andá a saber... confiesa Lila Gentili, “ingeniera agrónoma retirada”, encuadernadora, creadora de agendas y cuadernos artesanales.

La decisión de dejar un trabajo convencional para lanzarse al mundo del emprendedurismo “es durísima: vértigo, terapia, un ‘jabón’ tremendo... mi viejo enojado me decía: ‘¿Cómo? Con un trabajo tan estable en Nación, tu profesión, sos mujer...´. Pero ganan las ganas de hacer algo que te gusta, que es tuyo, probar si es real que se puede, la fantasía de vivir más tranquilo, la motivación de los clientes que les encanta lo que hacés y saber que, si no funciona, bueno, será otra cosa”, cuenta Lila.

“Hace apenas un año que tomé a mi emprendimiento como mi trabajo, el que tiene que pagar las cuentas y mis distracciones. Voy camino a eso. Mi objetivo es lograr un sueldo, un poco de tranquilidad, algo apenas estable dentro de un universo tan inestable como en el que me metí al mandarme al 100% con este proyecto” admite. Y recuerda que “el origen de PeP fue un curso corto de encuadernación al que siguió otro más completo, al que siguió comprarme una maquinita, y después otra... Y todo tomó vida propia con la primera temporada de agendas, las de 2018; ahí fue cuando me di cuenta que ‘lo de PeP’ era la organización, ofrecer un soporte en papel para los que necesitan gestionar su día a día. La temporada siguiente planifiqué una agenda nueva 100% PeP, y se sumaron las tapas personalizadas, que tuvieron mucha aceptación. Y así el emprendimiento crece con cada temporada de agendas mucho más, hoy tiene mi estilo, es simple, es concreto, es divertido, distendido y sobre todo creativo”.

¿El emprendedor trabaja 24/7? “Ufff... todo el día, esa fantasía de la vida más tranquila no era más que eso. Es levantarse todos los días y salir a buscar trabajo, es quemarse las pestañas pensando qué producto nuevo vas a ofrecer. Es divagar y crear propuestas para que la gente se enganche con lo que uno hace. Y dos guitas aparte para todo lo que requiere producir, gestionar insumos y la milonga de estar atento a las necesidades de cada cliente. Por otra parte, es todo un desafío impedir que el emprendimiento se apodere de la persona, que deje espacio para hacer el resto de las cosas que uno disfruta. Claro, como a uno le gusta lo que hace se justifica en que ‘lo disfruto por eso lo hago’ ... y ahí está cuando no te podés separar del rol de emprendedor/trabajador y... ¡sonás! Volvés al stress del que huiste cuando dejaste tu laburo en relación de dependencia”.

Lila destaca el rol que tienen las redes sociales para su trabajo: “me dan la posibilidad de llegar a gente de cualquier lado, gente que no sabías que existía o que le podía interesar lo que tengo para ofrecer. PeP vive gracias a las redes sociales. Ahí encuentro muchísima inspiración, me acerco a gente increíble que tiene las mismas aspiraciones, con quienes comparto experiencias y sobre todo es donde salgo a buscar clientes a diario”, cuenta desde su casa de Tolosa, en donde tiene su “bunker creativo”, desde donde “nace la magia”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla