Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

De la cabeza a los pies

De la cabeza a los pies

Rosario Fuhr Etcheverry y Paz Rossi Pellizari

“Nos conocimos en la facultad de Bellas Artes, cursando diseño industrial, nos hicimos muy amigas y compañeras de entregas desde los primeros días. Siempre tuvimos en la cabeza ideas de proyectitos, o trabajos que hicimos en la facu y que nos gustaban tanto que pensábamos en cómo llevarlos a un emprendimiento, pero siempre había una tendencia a los textiles, a la industria, al calzado... Nos habíamos recibido y mientras veíamos qué nos deparaba nuestra ‘nueva vida profesional’ empezamos el seminario de la Usina de Ideas de la Económicas. Ahí arrancamos a bajar a papel esas ideas y nos empezó a encantar más todavía lo de armar nuestro emprendimiento. Fue una herramienta muy importante para nosotras, porque además de brindarnos la información que necesitábamos en ese momento, nos encontramos con gente muy linda que siempre estuvieron dispuestos a ayudarnos en lo que surgiera”, cuentan Rosario Fuhr Etcheverry y Paz Rossi Pellizari, ambas de 30 años.

De ese modo, nació su marca de zapatillas, Las Pulpas, made in La Plata. “Tuvimos la suerte de empezar a trabajar con este proyecto casi al principio de nuestra vida profesional, y si bien teníamos otros trabajos, no costó mucho dejarlos. Donde descubrimos que podíamos hacer las cosas como nos gustaba, poniendo nuestras reglas, y podía llegar a funcionar, le metimos. Obvio que algunas veces nos hemos encontrado medio desorientadas, pero basta con pensar en la independencia, en todo lo que hemos crecido y logrado, para seguir”.

“Arrancamos en abril del 2015 con unos pequeños ahorros nuestros, y la primera fabricación fueron 10 pares de zapas. Fabricábamos, vendíamos, fabricábamos un poquito más, vendíamos... y así empezó a girar la rueda. De a poco nos fuimos metiendo en el rubro, creciendo como profesionales y como Pulpas. Pasamos de vender en nuestras casas a un showroom, luego a un local en La Plata y hace dos años que tenemos local también en Bahía Blanca. Comenzamos haciendo zapatillas y hoy diseñamos, fabricamos y distribuimos nuestras zapatillas, mochilas y carteras desde La Plata y Bahía a todo el país. Junto a manos especialistas argentinas, las confeccionamos en pequeñas tiradas exclusivas. Las creamos pensando en que sean cómodas y livianas para la mujer argentina en todo momento del día” detallan.

“La realidad es que ser emprendedor siempre se lleva un poco más de tiempo del que uno creía. Y si bien en un principio le dedicábamos mucho más tiempo, hemos aprendido a organizar las agendas para que no nos absorba el resto de las actividades (lo que no quita que un domingo estemos todo el día en el local). Pero también es una suerte que no cueste ni un poquito salir de casa para ir a trabajar, esa es la mejor forma de corroborar que nuestro trabajo nos hace feliz”, dicen.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla