Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
UNA PROFESIÓN QUE SUMA ADEPTOS

¿A qué se dedica el sommelier?

Se trata de un rol muy importante y no es un eslabón más en la cadena de actores que conforman la industria vitivinícola. Perfiles y actividades en el mercado

Un buen sommelier contagia la pasión por el vino cuando habla de este producto

Por PABLO AMADO

vivirbien@eldia.com

Un sommelier se encarga de difundir el vino desde que sale de la bodega hasta que se descorcha y llega al consumidor. También, por los conocimientos adquiridos, está en condiciones de diseñar una carta de vinos en un restaurante, asesorar a clientes en vinotecas, dirigir una cata, organizar eventos, etc. Siempre en referencia al vino, porque la actividad está vinculada a diferentes clases de bebidas y la gastronomía.

Una de las principales funciones que tiene este profesional del vino es promocionar el consumo responsable del mismo. Debe tener en cuenta, que el protagonista es el vino y no la persona. Explicar con verdadero conocimiento, la o las, etiquetas que presenta, como así también, la bodega.

Es importante que sepa “leer” la mesa e interpretar los signos que permiten inferir si los comensales están en una reunión de trabajo, en una cena de amigos, una salida familiar o íntima, para poder sugerir vinos que se adecuen a la situación. Además, debe incluir un tema fundamental, el maridaje con la bebida.

Por otra parte, debe considerar gran cantidad de facetas técnicas, humanas y psicológicas. Su sólida formación académica, orientada a enología, crianza de vinos, geografía vitivinícola, aspectos legales, la Denominación de Origen Controlada (DOC), comercio internacional, productores y diferentes cosechas en cada región. Todo esto, para obtener conceptos más amplios en lo personal y poder ser un actor importante capaz de tener incidencia en la conversación del sector.

Un buen sommelier contagia la pasión por el vino cuando habla, ya que su labor destina el buen aroma del conocedor. Suele tener estilo, alto lenguaje y nivel de cultura general.

Forma parte de un equipo integrado por personas que interpretan al vino como porción de la identidad argentina y un producto alimenticio de consumo masivo que, por sus cualidades nutricionales comprobadas, integra la canasta básica familiar de diferentes grupos sociales, culturales y económicos del país.

El aporte realizado por el sommelier es fundamental para el desarrollo de la industria y para la expansión de otras áreas como el turismo, gastronomía, hotelería y otros servicios.

Con el avance del tiempo en esta profesión, la mujer fue ganando terreno y es el día de hoy que en porcentaje con el hombre, están casi en igualdad de condiciones. Aunque, se logró bastante, todavía resta una deuda pendiente para los que la ejercen. Poder vivir, como profesional en la materia y no tenerla sólo como una actividad secundaria o hobby.

Hay que seguir tratando de difundir la cultura del vino en diferentes formatos y lograr que las personas se interioricen aún más, para continuar sumando adeptos y conseguir que nuestra “bebida nacional”, vuelva a ocupar el lugar que se merece, que es estar en todas las mesas de los argentinos.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla