Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

No es otro García en la guía

Matías García regresó al Lobo. Tras casi tres años, el "Caco" volvió por la puerta grande como primer refuerzo para una temporada muy compleja para el Lobo.

No es otro García en la guía

Seguramente, muchas imágenes habrán pasado en estas horas por la cabeza de Matías García. El debut, en aquella tarde tan dolorosa para el triperío. El gol en la cancha de Banfield para ganar un partido clave en la lucha por el ascenso, el juego que al Lobo le aseguró un lugar arriba en la tabla porque liquidaba a un rival directo, especialmente desde lo simbólico. La salida del vestuario del Malvinas de Mendoza con una férula que lo complicaría mucho tiemo. Sí después de ese partido, apenas jugaría 26 minutos más disersos en tres juegos hasta la decision de Alfaro de no seguir apostando por él. Tres años más tarde, el exilio en Tucumán lo devuelve entero. Más maduro. Más hombre. Tal vez, más jugador.

"Lógicamente estoy más grande, con otros pensamientos, con otras ideas. Contento. Pensé mucho la propuesta y me gustó de todas formas, desde lo futbolístico y porque está gente que quiero mucho", comienza se monologo el cordobés, que rechazó ofertas más importantes, un poco por agradecimiento a Ortíz, un poco por ansias de revancha. "Con Darío tengo un cariño muy especial, fue el DT que me trajo a inferiores y me hizo debutar en primera. Hizo un buen torneo en los resultados y ahora tiene la posibilidad de armar el plantel. Tenemos la esperanza de que se arme algo lindo en un año que va a ser bastante complicado. Sabemos que no va a ser fácil, será un año durísimo para nosotros. Tengo que acomodarme nuevamente al club, más allá de que conozco a la mayoría de la gente que trabaja en la institución".

Se hizo importante en San Martín, jugando de 10. Figura en el ascenso, eje del equipo en primera. "Fui a Tucumán porque necesitaba jugar. Venía de dos temporadas sin mucho rodaje en Gimnasia. Encontré en San Martín un club hermoso, muy pasional. Jugué muchísimos partidos y eso me brindó un  nivel alto. Hoy vuelvo con otra expectativa. Tranquilo desde ese lado". Olvidado el marcador de punta, ¿dónde va a jugar? "Estuvimos hablando con Darío distintas posibilidades de juego. Puedo jugar por la banda, ser interno, en Tucumán he jugado por la derecha también tipoextremo, también suelto. Muchas variantes. Después Darío analizará y armará el equipo que crea necesario. A uno ya lo van conociendo y la marcación va a ser diferente. está en el jugador seguir aprendiendo. Puedo jugar de interno con tres en el medio y por afuera en el 4-4-2. No tengo problemas, para jugar en cualquier lado."

"Me tocó vivir el ascenso y el descenso en una provincia muy pasional, con Atlético pasando un momento bárbaro. Me fui un poco triste, San Martín debería haberse mantenido en primera por lo que es como institución y por la gente que es muy seguidora. En lo personal, contento porque estos tres años me formaron como persona, para ser mejor y vivir otras realidades. Y volver al Lobo un poco más maduro" San Martín es un pasado para recordar. Gimnasia, pasado, presente y futuro en busca de revancha. 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla