Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Para disfrutar en distintas partes del mundo

¡Comer en los mercados está de moda!

Explorar sabores originales y vivir experiencias nuevas, hoy es una tendencia que se multiplica en muchas de las capitales del mundo

El mercado Covent Garden de londres, donde venden artesanías alrededor de bares y cafés / web

El Mercado de San Miguel de Madrid, cerca de la Plaza Mayor / web

Le Marché des Enfants Rouges, el mercado más antiguo de París / web

Luciana Ali

@viajeplanedo

Si sos de los que entienden la comida como un arte que despierta emociones y no solo buscas comer bien sino descubrir y vivir experiencias explorando sabores originales ¡bienvenido al club de los foodies lovers! Si estás en este club y te encanta conocer ciudades pero al mismo tiempo sentirte local: recorrer los mercados debe estar en tu lista de “imperdibles”.

Los mercados o “market” se han convertido en multiespacios con el estilo propio de donde se ubican e invitan a un recorrido por distintos sabores, texturas y colores. Platos de diversas partes del mundo dicen ¡presente! Pero para los que buscan un ambiente relajado, que la brújula les marque otra opción. Los mercados son esencialmente espacios sociales de encuentro, gente y bullicio como plato principal. Compartir barras y mesas marca la estética de estos escenarios. Foodies lovers, si pasan por NYC, Londres, París o España, anoten mis sugerencias.

En Londres: Borough Market uno de los más antiguos de Europa. En el siglo XIII funcionaba como un lugar de venta de alimentos, hoy es el paraíso de los food fanatics. Hay variedad de restaurantes, cafeterías y puestos de street food. Son bienvenidos los Potterhead, fans de Harry Potter, ya que este mercado fue escenario de varias de las películas de la saga. Para los amantes de la literatura clásica sepan que Shakespeare era un cliente habitual.

En Covent Garden encontrarás “Apple Market” donde la venta de artesanía está enmarcada por restaurantes y cafeterías. Alrededor se ubica Jubilee Market, con puestos de antigüedades y coleccionistas de todas las épocas y of course puestos de comida. Es una de las zonas más animadas de la ciudad, de día y de noche con variados espectáculos callejeros.

Al visitar Camden Lock Market te encontrarás con uno de los mercados más extravagantes y coloridos de Londres, combinación perfecta de gente, sabores y objetos. Un marco ecléctico que combina la venta de ropa de época, vintage y de nuevos diseñadores con un espacio para probar riquísima comida.

En pleno centro financiero emerge Leadenhall Market, una galería comercial victoriana del siglo XIV, que funcionó como mercado de alimentos. Hoy la conforman locales comerciales y restaurantes. Fue escenario de varias series y películas: Harry Potter y la piedra Filosofal, entre ellas. El callejón diagon se inspiró en este mercado. ¡Todo tan british!

En Nueva York encontrarás markets gastronómicos temáticos como Eataly; Le District y Little Spain. Además de comer y beber podrás comprar productos típicos de estos países. Te recomiendo una visita al Chelsea Market. Conserva su estilo industrial por haber funcionado allí la antigua fábrica de galletitas Nabisco (las adictivas oreos). Hoy es un espacio donde se esconden los más variados sabores y colores. Conviven tiendas, restaurantes y oficinas.

Madrid es una de las ciudades donde la visita gastronómica a los mercados es un culto. Te sugiero que recorras: el Mercado de San Miguel, cerca de la Plaza Mayor, inaugurado en 1916 y reinaugurado en 2009. Un espacio exclusivamente gastronómico. Todas las tapas de Madrid en un solo lugar y ¡olvidate de la dieta! El Mercado de San Antón es una parada obligatoria para los foodies lovers que se emocionan con los productos gourmet y disfrutan de un buen trago y un par de tapas. Si buscás descubrir puro espíritu urbano: te recomiendo que pases por el Mercado de San Ildefonso, inaugurado en 2014. Te tentarán las tapas de vanguardia que se lucen en las barras y sus dos terrazas ¡buen ambiente asegurado!

Sugerirles los mejores mercados en París no es tarea fácil. Pero Le Marché Bastille se merece una parada en tu recorrido. Disfrutar de un pan recién horneado eligiendo entre variedades de quesos, ratatouille de plato principal y unos crêpes au chocolat para terminar ¡voilà! eso si es saborear Francia. Debo contarte que en el corazón de Les Marais, uno de los barrios más cool, encontrarás Le Marché des Enfants Rouges, el mercado más antiguo de París. Te sorprenderás con la oferta de platos de diferentes nacionalidades: la marroquí, libanesa e italiana ¡c´est super!

Buenos Aires late al compás de las nuevas tendencias y tiene sus propios mercados gastronómicos: el Mercado de San Telmo (Defensa y Carlos Calvo) una genial combinación de lo clásico y lo que está de moda, donde vecinos y turistas disfrutan de las tendencias gastronómicas entre anticuarios, ferias americanas y disquerías. En el Mercado de Belgrano (Juramento 2527) se entrelazan los tradicionales del mercado barrial (verduras, frutas, pescados y carnes frescas) con locales gastronómicos muy gourmet. El Patio de los Lecheros (Tte. Gral. Donato Álvarez y Bacacay) fue estación de tren donde llegaba la producción de los tambos del interior del país hoy es un lugar de encuentro donde se conjugan: el arte a través de una variedad de ofertas culturales, un espacio gastronómico con food trucks, un minimercado orgánico y una huerta urbana.

Como última opción te sugiero que visites la Feria de Mataderos con más de 30 años de historia, ubicada frente al antiguo Mercado Nacional de Hacienda.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla