Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Color shock

Look monocromo, todo menos monótono

Es una de las tendencias que viene creciendo en las últimas temporadas. Cómo armar los conjuntos dependiendo de los tejidos y estilos

Negro, el tono más elegido para llevar este estilo de pies a cabeza

Traje o vestido, el monocromo incluye los accesorios / Fotos: DPA

Colores llamativos como el verde manzana, naranja fuerte o un rosa brillante están de moda esta temporada. Las prendas de estos colores no necesitan más que su propio diseño para destacar, por eso se combinan con prendas del mismo color: así es el estilo monocromático.

El adjetivo “monocromo” viene del griego y significa simplemente “de un solo color”. El ícono más famoso de la moda que amaba lucir vestuarios monocromos era Jackie Kennedy, la viuda del ex presidente estadounidense John F. Kennedy. Solía incluso lucir su típico sombrero “pillbox” en el mismo tono de su vestimenta.

“Aunque un traje monocromo parezca muy llamativo, es básicamente un tema de moderación”, cuenta la consultora de estilo Andrea Dahms. “Sobre todo demuestra que se sigue la tendencia de manera reflexiva”, subraya.

La especialista Valera Licht asegura que “quien se viste de un solo color luce más delgado y también más alto, porque el monocromo estiliza el cuerpo”.

Los tonos

El negro es uno de los colores preferidos para lucir el look monocromo y “ya se ha convertido mientras tanto en un emblema de los diseñadores creativos”, señala Dahms.

Los tonos que también se suman a esta moda son el azul real, rojo o naranja. Desde vestidos hasta botas en estos colores se verán por las vidrieras.

Sin embargo, no todos estos colores brillantes se adaptan a cualquier ocasión, alerta la estilista Licht. “Están de moda, pero no para ir trabajar”, dice.

La asesora de moda Dahms advierte que siempre depende de cada uno qué color usar. “Por eso se deberían elegir los tonos que se adecuan a la personalidad de cada uno, como también al tono de piel y el cabello”, puntualiza.

Los asesores de imagen recomiendan un tono lila delicado a quien no le gusta lucir colores brillantes o no quiere llamar tanto la atención. La alternativa es también la gama del melocotón/durazno o el beige.

Texturas mezcladas

El estilo se compone de varias prendas en el exacto mismo color o en diferentes matices del mismo. Se aconseja esto último, ya que se consigue un aspecto monocromo particularmente logrado debido a las gradaciones. Este look debe jugar además con diferentes estructuras: tejidos lisos con tejidos de punto grueso o cuero con seda. Esto le da más profundidad al atuendo.

El look monocromo suma atractivo con algún detalle rupturista. Esto se consigue, por ejemplo, al combinar una prenda superior elegante con pantalones deportivos o una falda casual. Estas rupturas estilísticas y de material relajan el aspecto monocromático.

Los accesorios también pueden cumplir este papel. Allí se puede apelar de forma muy consciente a un contraste de colores.

Un buen ejemplo para ello es el negro, que se puede combinar muy bien con un rojo furioso u otro color brillante.

A veces alcanza sólo con un cinto fino o zapatos de color contrastante. Nada demasiado grande, pero suficiente como para dar los toques finales al aspecto monocromo.

 

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla