Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EN BUSCA DE UNA SALUD INTEGRAL

Terapias alternativas, un boom que hasta los médicos suelen recomendar

Terapias alternativas, un boom que hasta los médicos suelen recomendar

Archivo

El 40 por ciento de los argentinos elige la medicina alternativa como primera consulta de una dolencia o enfermedad, a pesar de los constantes avances de la medicina “tradicional”.

Así lo indica un informe de la consultora Satius Consulting Group, que señala que “cada vez más personas en el país, sin distinción de edad o sexo, eligen acercarse a las terapias no convencionales para tratar sus dolencias o enfermedad”.

Según la consultora, el 40 por ciento de los argentinos realiza la primera consulta sobre una dolencia a especialistas alternativos, principalmente especializados en acupuntura, homeopatía y naturopatía.

El tipo de medicina al que se llama “tradicional” en la cultura occidental, se enfoca en el tratamiento de enfermedades y afecciones a través del suministro de terapias que obtengan la cura o mejora de un cuadro de síntomas.

Por su parte, las terapias “alternativas” son métodos que se enfocan en la recuperación de la salud de la persona, tratándola de forma global sin enfocarse en la enfermedad de manera localizada.

El médico platense Luis Fernández Molina (MN 60.464 /MP15.521), hace décadas que se especializa en la medicina homeopática y concuerda con que los caminos “alternativos” para tratar el organismo han tenido un gran crecimiento en los últimos años.

“Hay varios factores que influyen en eso. Por un lado, mucha gente está buscando un camino más natural para toda su vida, que va desde la alimentación a la actividad física, y que incluye las terapias no convencionales como los tratamientos florales, la osteopatía o acupuntura, porque no son tan agresivas con el organismo como la medicina tradicional”, explica Fernández Molina e indica que los mismos profesionales de la salud recomiendan estos tratamientos.

“Hay médicos que me derivan pacientes, sobre todo cuando se trata de afecciones respiratorias o crónicas, ya que la homeopatía tiene una concepción más global del organismo y lo que se pretende evitar es que los medicamentos tradicionales no generen efectos secundarios o adversos”.

Cada paciente nuevo le lleva a este homeópata más de una hora de consulta, y es por eso que no puede atender más de uno o dos por día. “Desde hace años, tengo, al menos, una persona que se acerca por primera vez. Y si hoy alguien que nunca se atendió conmigo saca un turno, recién lo veré el año que viene”, resalta Fernández Molina, remarcando la tendencia que muestra el informe.

Para Fernández, el paciente que acude a este tipo de terapias sabe de qué se tratan: “Con el acceso a la información que existe ahora, es muy difícil que lleguen al consultorio sin tener idea de qué se trata la homeopatía. Esta rama de la medicina, como todas, tiene limitaciones, no hay cura o tratamiento para todas las afecciones. La hipertensión o la diabetes deben tratarse con la medicina tradicional como base”.

En cuanto a lo legal, las leyes de nuestro país no reconocen este tipo de tratamientos como medicina oficial, y por este motivo aún no se encuentran cubiertas por la mayoría de las obras sociales y prepagas.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla