Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El elenco europeo se impuso 89 a 79 a un desconocido equipo estadounidense

Francia le dio un golpe de realidad a Estados Unidos y será el rival de Argentina

Se medirá mañana con el conjunto nacional por una de las semifinales del Campeonato Mundial de Básquet de China 2019

Francia le dio un golpe de realidad a Estados Unidos y será el rival de Argentina

el francés rudy gobert vuelca el balón en el cesto ante la mirada de los jugadores de estados unidos / AFP

china, Env. especial

Fernando Alegre

falegre@eldia.com

El equipo europeo superó a los dirigidos por Popovich y se metió en la semifinal del Mundial. Sergio Hernández estuvo en el estadio, analizando al próximo escollo.

No fue un batacazo, pero sí un golpe de realidad. Ante un conjunto estadounidense ausente de nombres rutilantes, Francia demostró ser potencia y uno de los candidatos, y dejó en el camino a un seleccionado que parece haber subestimado el básquet FIBA. Con un gran juego en conjunto y con tres pilares importantísimos, los galos se impusieron por 89 a 79 y ahora será el turno de medirse con Argentina.

Rudy Gobert, pivote de Utah, con 21 puntos y 16 tableros fue la gran figura del encuentro, seguido por Evan Fournier, de Orlando Magic, que aportó 22 unidades y 4 asistencias, y Nando De Coló, que sumó 18 a su cuenta personal.

Francia era sin dudas otro de los equipos que aparecía como firme candidato en la previa al Mundial. Con varios jugadores en la NBA y una sólida mezcla entre experiencia y juventud, el plantel que lidera Vincent Collet representará otra prueba de fuste para una Argentina que parecía encontrar el fin de su camino ante Serbia, pero que con una ejecución formidable, acabó por mandar a su casa a unos balcánicos que creían que iban a estar en semifinales, y frente a Estados Unidos.

Pese a esto, en la jornada de mañana la historia será completamente distinta. Y es que el equipo galo también supera al argentino en altura, pero además presenta una capacidad atlética superior a los serbios.

Con un Gobert mucho más presente en la pintura que Jokic, y que suele cargar mucho al rebote ofensivo, será vital el trabajo de los internos para no permitir segundas opciones.

Además, Patricio Garino, el gran defensor de la Selección, deberá intentar anular a Fournier, hasta ahora el goleador francés, con algo más de 20 puntos por partido.

Por si fuera poco con los dos mencionados, las armas francesas no acaban allí. Nicolás Batum, otro experimentado NBA reúne jerarquía y presencia como para no descuidarlo en defensa, y Nando De Coló, que suele ser alternativa desde el banco, también aporta gracias a su gran puntería.

Sin dudas no será un encuentro sencillo para los dirigidos por Sergio Hernández, quien en la jornada de ayer estuvo presente en el Dongguan Basketball Center tomando nota y recaudo de cada amenaza europea.

Sin embargo, Argentina ha demostrado carácter, talento, concentración y sobre todo esfuerzo en la gran cita ecuménica como para seguir ostentando su condición de invicto, algo que intentará conservar para llegar al último día de competencia.

Con la extraordinaria insania de Facundo Campazzo desde la base, el aporte interminable de Scola en el poste, y los muy sólidos ingresos de Gabriel Deck desde el banco, la Selección tiene opciones y posibilidades para dar un salto más y soñar (¿por qué no?), con escribir otra página dorada en la historia de esta nueva, pero no por eso menos sorprendente generación.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla