Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
DIEGO YA ES FORMALMENTE EL ENTRENADOR TRIPERO Y EL BOOM SE AGIGANTA

Maradona tuvo un baño de masas en su llegada al Lobo

Una multitud abarrotó el estadio del Bosque para darle la bienvenida como DT. Estuvo al mando de la primera práctica, que en verdad fue una excusa para desatar una fiesta colosal

El saludo del diez, emocionado, en el centro del campo del estadio del Bosque. Fue una jornada intensa para el astro mundial y la gente de Gimnasia / Demian Alday

Diego aconsejó a ayala al momento del trabajo de definición / D. Alday

Pelusa arengó a la gente. Logró un ida y vuelta espectacular con el pueblo tripero / Demian Alday

Por NICOLÁS NARDINI

nnardini@eldia.com

Cuando Diego bajó de la camioneta gris que lo trasladó desde Bella Vista y piso por primera vez en esta etapa el suelo del Bosque, algo cambió radicalmente en 60 y 118 y sus alrededores. El magnetismo especial que irradia la figura de un ícono de una popularidad sin parangón en la Argentina se palpó en el aire del predio tripero. Desde ese momento, cuando el reloj marcaba las 12,50, el delirio se apoderó de todos los presentes y el éxtasis siguió hasta cerca de las cuatro de la tarde, cuando el “10” se fue de la cancha para dar la conferencia de prensa en un hotel céntrico.

La gente de Gimnasia pudo experimentar en primera persona lo que genera la figura de Maradona. Cuando bajó de la camioneta, los miles de triperos que habitaban desde temprano la tribuna que da espaldas a la Avenida 60 se agolparon contra la parte superior para espiar el arribo del hombre de la tarde. Al paso que su reciente operación de rodilla le permita, Diego recorrió unos 30 metros hasta la antesala del camarín y allí se fundió en un abrazo con Mariano Messera, el técnico de la Reserva mens sana, no sin antes mover su mano derecha haciendo el gesto de un zigzag. Fue el primer guiño cómplice del “10” con Potrerito, un futbolista que, salvando las distancias, tenía un gusto por la gambeta y los firuletes con los que creció en el barrio de Tolosa y que, evidentemente, quedaron en la retina de Diego. Fue otra ejemplo de que Messera será el hombre de confianza y consulta de “Pelusa” en su desembarco en el mundo Gimnasia.

En camarines, Diego tuvo su primer quiebre emocional. Cuando se encontró con el plantel formado y un grupo de dirigentes, agradeció con lágrimas en los ojos la oportunidad que el club le dio de volver a insertarse en el fútbol argentino. Es que será su primer trabajo aquí tras aquella problemática salida de la Selección, por lo que este proceso en el Lobo representa un gran desafío para su vida deportiva.

DIEGO, EMOCIONADO Y CON UNA ARENGA ÍNTIMA QUE CONMOCIONÓ AL PLANTEL TRIPERO

Al ingresar al vestuario, Diego se paró en el centro y saludó uno por uno a los componentes del plantel. Eso sí, hizo un alto en el camino cuando llegó a la posición de Lucas Licht: “ustedes hicieron algo muy lindo por mí y yo los voy a ayudar”. Acto seguido, el “10” quebró en llanto y recibió una ovación de todo el plantel.

“Conmigo el que corre y se mata juega, el que no, va para afuera. Acá no venimos a boludear, venimos a salvarnos”, lanzó Diego, quien marcó la cancha desde el vamos para un plantel al que notó bajoneado en el aspecto anímico, primer aspecto en que trabajará fuertemente el flamante DT.

Luego llegó el momento de terminar de planificar el entrenamiento. Se juntó un largo rato con el Gallego Méndez en la oficina del cuerpo técnico que tiene el camarín principal del Bosque y allí su ayudante también le dejó en claro que no llega al club “de paso” y se alineó detrás del discurso de Pelusa en torno a la obligación de dar todo para dejar a Gimnasia en primera el cabo de la temporada en curso.

Del lado albiazul, empleados y miembros auxiliares del plantel se sorprendieron por la cercanía que mostró Maradona. Saludó a todos, uno por uno, sin excepción, antes de saltar al campo de juego. Así, empezó ganando uno a cero para rápidamente generar una empatía con la gente que vive el día a día laboral de la institución.

Los jugadores saltaron al campo por el túnel, pero Diego lo hizo por un sector poco usual: se trasladó en carrito hasta la manga del Lobo, que ayer se infló en el costado de la plante “Basile”. Por allí accedió al campo y recibió la calurosa bienvenida. Papel picado, griterío ensordecedor, banderas y lágrimas. Muchas lágrimas. De Diego por la devoción hacia su figura (“me encontré con Doña Tota”, diría un rato después en conferencia al recordar a su mamá) y de los hinchas, que aún no salían de su asombro al ver al máximo ícono del fútbol argentino con el buzo albiazul.

UN IDA Y VUELTA CON LA GENTE QUE LLEVÓ AL “10” A LAS LÁGRIMAS

Lo que sucedió dentro del campo pasó absolutamente al plano emocional. Diego se quebró al pronunciar sus primeras palabras. Y los hinchas enrojecieron sus manos de aplaudir.

Se abrazó con el presidente Pellegrino y el vice Ferrer y después empezó el idilio con los jugadores, con Licht en primera fila. Arenga pública, charla y manos a la obra. Primero fue un fútbol en espacios reducidos con Méndez a la cabeza y luego el propio Diego tomó las riendas al propiciar las consignas en un ejercicios de definición.

Al final, el “10” hasta arengó al momento de la elongación final del plantel. “Los noto bajos anímicamente y eso va a cambiar inmediatamente”, dijo Diego en la intimidad con sus colaboradores sobre el cierre del ensayo.

La gente le regaló la ovación final al marcharse del campo por la manga del Lobo. Los hinchas se marcharon extasiados del estadio. El “10” con la emoción a flor de piel y la ilusión de demostrar en la Argentina que aún tiene mucho para dar en la conducción técnico. El 8 de septiembre quedará marcado a fuego por siempre en el almanaque del pueblo tripero.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla