Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,74
Dólar Ahorro/Turista $138.17
Dólar Blue $188,00
Euro $95,69
Merval 0,00%
Riesgo País 1435
Toda la semana |EUROPA, NORTEAMÉRICA Y ARGENTINA
Semanas de la moda: expresión del clima de época

Los diseñadores más destacados del mundo se adaptaron a los tiempos que corren y presentaron colecciones primavera-verano un poco distintas

Semanas de la moda: expresión del clima de época

Por: MATILDE CARLOS
vivirbien@eldia.com | @tendenciera

18 de Octubre de 2020 | 07:32
Edición impresa

En este desconcertante año 2020 las idas y vueltas en todas las decisiones habidas y por haber están a la orden del día. El lema ensayo y error parece aplicarse en todos los planos de la vida; desde los proyectos a gran escala hasta en la más prosaica de las realidades. La industria de la moda no escapa a este designio y por ello las Fashion Weeks en su edición prêt-à-porter primavera-verano 2021 fueron escenario de un mix de opciones. Las colecciones de New York, Londres, Milán y París pendularon entre fashion films, desfiles sin público y hasta presentaciones con un número acotado de invitados respetando la distancia social. Desde la logísitica hubo de todo y sin dudas recordaremos esta edición como un hito en la historia de la moda del siglo XXI, incluso en las propuestas de nuestro país.

El diseño se hizo eco de este clima de época; es como si se respirara un aire de moderación o cautela en cuanto a la exageración; hay una bajada más a tierra que se expresa en prendas estilo confort style; géneros más orgánicos, formas menos estructuradas y sobre todo una apuesta por acompañar este estado semi-apocalíptico con propuestas ad hoc.

En New York, la firma Jason Wu decidió realizar uno de los pocos desfiles presenciales y apostó por una colección de túnicas e ítems cómodos que bajo la inspiración de Tulúm invitan al relax veraniego con prendas flojas y estampas estivales. Por su parte, la siempre elegante y sofisticada Marchesa tuvo que pensar en proponer algo que sin perder su identidad couture, refleje la realidad en que vivimos: nadie asiste a eventos que ameriten un traje de luces. Entonces presentaron un lookbook con veinticuatro vestidos más sobrios, menos bordados y sin los destellos de siempre. Al decir de la Directora Creativa Georgina Chapman se trató de “la versión de Marchesa de lo simple”. Christian Siriano cerró la semana de la moda neoyorkina con una colección de inspiración ochentosa -al estilo Dinastía- pero con el complemento del año: el tapabocas/barbijo en cada una de las modelos. Su apuesta lúdica y festiva en un jardín al aire libre le puso un toque de realidad al mágico mundo del glamour.

Cruzando el océano, en Londres, los diseñadores siguieron las mismas tendencias. Todas las miradas estaban puestas en la primera colección de Ricardo Tisci para Burberry y realmente no defraudó a los fans de la firma que hizo del trench el ícono del vestir en días de lluvia. Sin perder esa inspiración y con una paleta pincelada de azules, naranjas y grises, siluetas oversized y prendas superpuestas, Tisci ofreció diseños creativos para insuflar nuevos aires a la etiqueta. Cómoda, sustentable y divertida fue la colección de Stella McCartney quien mediante un video con modelos desfilando en un jardín de Norfolk presentó una colección que sigue apostando por la sustentabilidad bien entendida pero sin resignar diseño. ¿Algo a destacar? Muchos vestidos fueron confeccionados a partir de prendas recicladas. Su apuesta ambientalista no es un slogan, es un manifiesto.

Christian Siriano cerró la semana de la moda neoyorkina con una colección “ochentosa”

 

ITALIA

En Milán el mayor impacto lo causó el teatro de marionetas que Jeremy Scott realizó para la presentación SS2021 de Moschino. En medio de la desolación de un planeta atravesado por la pandemia, la firma italiana que acostumbra a hacer de la cultura pop un deleite fashionista, esta vez buscó tocar la fibra sensible con títeres vestidos con cuarenta trajes de coctel realizados a escala logrando así una colección exquisita. La puesta en escena que hizo explotar la transmisión vía Instagram se completó con un front row protagonizado por los más destacados editores de moda del mundo en versión puppets. El desfile de Valentino, por su parte ofreció aires románticos y lánguidos a la vez. Bajo la batuta de Pier Paolo Piccioli, la firma eligió hacer base en Milán luego de muchos años desfilando en París y presentó las propuestas masculinas y femeninas con aires de los ´60 y ´70 propios de la firma pero en clave siglo XXI: texturas menos rígidas, prendas unisex y vestidos femeninos plagados de sutilezas fueron de la partida.

FRANCIA

En París por su parte, la propuesta de María Grazia Chiuri para Dior trajo sorpresas. La nueva colección fue un quiebre con relación a la silueta y estilo de la firma. La propia Maria Grazia manifestó “cruzar los dedos” para que fuera bien recibida ya que el estilo estructurado y formal fue reemplazado por prendas lánguidas, acordes a los tiempos de vida puertas adentro. En sus palabras: “Tuvimos que abordar esta colección con una idea más de diseño. Vivimos de una manera diferente y nos quedamos más en casa dentro de nuestra intimidad. Nuestra ropa tiene que reflejar este nuevo estilo de vida”. Y esa transformación la manifestó cambiando la falda del traje por pantalones cómodos y amplios, mientras que la chaqueta bar dio paso a una más holgada y en géneros menos rígidos; vestidos y conjuntos con una mirada puesta en el estilo bohemio de los ´70 y unas pinceladas de África e India en las estampas y colores. En un tono apocalítico y cuasi futurista, Rick Owens ofreció una colección con acento en prendas superpuestas, siluetas exageradas con hombreras, pantalones deconstruidos con correas o amarres entre sus partes, máscaras tapabocas y un mix de géneros y texturas como la seda, el cuero y la gasa jugando en perfecto equilibrio. El propio creativo definió a la propuesta como reflejo de una “alegría sombría”.

El caprichoso muestreo elegido no hace más que reflejar lo que aconteció en estas Fashion Weeks en las grandes capitales: un estar alerta del sistema de la moda al clima de época y a los mensajes y enseñanzas que la pandemia vino a ofrecer. Y en nuestro país también parecen hacerse oír estas voces de resiliencia.

Designers BA se abrió el 21 de septiembre con la propuesta de Pablo Ramírez y lo hizo con un fuerte impacto ya que se presentó “la invitación” un fashion film protagonizado por Flor Torrente y Nico Villalba bailando con música de los años ´50 y en medio de la coreografía van cambiando los looks para ambos. El diseñador que nos tiene acostumbrados al estilo retro, clásico y austero, ofrece conjuntos de impecable factura con géneros nobles y detalles sutiles dados por plisados, pliegues, pinzas o ajustes que acompañan la silueta, siempre con la paleta blanca y negra, tal cual es su costumbre, más algunas prendas en denim. El mismo día pero un rato más tarde, Evangelina Bomparola ofreció Evolución, una colección cápsula con pocas prendas pero con un lenguaje claro: sastrería reversionada con deconstrucciones, superposiciones, volados, juegos de texturas –desde crepes y sedas hasta lamé y cuero- y una paleta que va desde el off white al verde lima pasando por dorados y plateados y algo de crudo. Muy chic y moderna, sin dudas. Benito Fernández con su propuesta Cambalache trajo color y diversión al evento. La identidad de este diseñador está dada por el juego de texturas y busca representar lo latino y los nuevos paradigmas de género y diversidad. Se vieron chaquetas tipo bomber con apliques, vestidos de seda construidos con estilo patchwork, mix de géneros como falda de lurex multicolor con remera básica de algodón; pantalones unisex que parecen faldas y shorts y musculosas brillantes y coloridos para todes. Kostüme cerró con un fashion film dividido en cuatro capítulos: el primero, protagonizado por Santiago Fumiere tocando la guitarra vestido con un traje de varias piezas en estampa rayada que acompaña su look de rockstar bohemio. En el segundo capítulo vemos a Nazareno Avino bailando enfundado en prendas superpuestas con largos flecos que danzaban a su ritmo. El tercer episodio lo protagoniza Sofía Gala vestida en un look sastrero andrógino elegante y por último, Imán Kaumann se mueve con aires del glam deconstruido en superposiciones oversizeded.

Tisci ofreció diseños creativos para insuflar nuevos aires a la etiqueta

 

Y unos días después se llevó a cabo Argentina FW y fue Gabriel Lage quien abrió el ciclo mostrando en una entrevista a cargo de Lucía Ugarte, algunos de sus nuevos vestidos siempre con esa impronta que lo caracteriza: bordados a mano, géneros nobles, detalles de pedrería e intervenciones muy pulidas, y algunas piezas estampadas. Sigue firme con su protocolo de atención acorde a la pandemia y cree que por más que haya cambios en la sociedad, la alta costura seguirá gozando de buena salud porque la calidad no pasa de moda. Claudio Cosano por su parte también abrió las puertas del atelier y presentó una novedad bien interesante: una línea realizada en denim con bordados e intervenciones y mucho acento puesto en la sastrería: chaquetas, blazers, boleros, todos de corte impecable acompañando mini faldas o vestidos estilo pin up: con tazas definidas, ballenas y ajuste a la silueta. Otra invitada de lujo al evento es Pía Carregal quien realiza vestidos de novia y de fiesta y además ofrece una opción prêt-à-couture. Este año, con la excusa de la pandemia sumó una línea más casual con prendas de puro algodón para lucir cómoda y elegante aún puertas adentro. A sus propuestas de novias románticas y delicadamente sexis, les suma vestidos de fiesta lánguidos y coloridos -pensados para bodas y eventos al aire libre- y prendas de todo día con su clásico diseño femenino y chic. También dijo presente Adrian Brown y lo hizo vistiendo a un pequeño grupo de modelos con propuestas que hacen de la perfección un valor en sí mismo. Vestidos de líneas simples pero rematados con enormes moños, juego de volúmenes y cortes irregulares, una paleta de colores plana y líneas puras son su sello y así se vio en el video presentación. Como vemos, también la industria local se adapta al clima de época, existe y resiste.

“Nos quedamos más en casa. Nuestra ropa tiene que reflejar este nuevo estilo de vida”

 

Sin dudas el COVID-19 ha dejado muchas enseñanzas y la moda no está exenta de su impacto. Menos producción, reducción de los exigidos calendarios de desfiles, apuestas más creativas, creciente protagonismo de la sustentabilidad como una salida posible y palpable, privilegio de la comodidad como reflejo de la nueva normalidad; todo lo sólido se desvanece en el aire, decía Marshall Berman y eso parece estar viviéndose en el mundo en general y en la industria de la moda en particular. Nos toca ser testigos y protagonistas, abramos los ojos y la mente para captar el momento.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Jason Wu apostó por una colección de túnicas

Dior cambió su estilo estructurado y formal por prendas lánguidas

Moschino creó vestidos con cuarenta trajes de coctel realizados a escala

Rick Owens ofreció una colección con prendas superpuestas y siluetas exageradas

La colección cápsula de Evangelina Bomparola tiene un lenguaje claro: sastrería reversionada y deconstrucciones

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla