Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $91,14
Dólar Ahorro/Turista $150.38
Dólar Blue $159,00
Euro $108,80
Merval 0,00%
Riesgo País 1451
Revista Domingo |UN BENEFICIO INELUDIBLE PARA LA SALUD
Tendencias: gimnasio, plaza o casa, todo sirve para el ejercicio físico

En medio de la pandemia, la actividad física tuvo que adaptarse a las circunstancias, y hogares y parques se convirtieron en los sitios indispensables para no caer en los peligros del sedentarismo

Tendencias: gimnasio, plaza o casa, todo sirve para el ejercicio físico
20 de Diciembre de 2020 | 05:09
Edición impresa

En los comienzos de la pandemia, como tantos otros comercios, los gimnasios tuvieron que cerrar. Y muchos de ellos, ya nunca más pudieron volver a abrir. Así, quienes estaban acostumbrados a la periódica rutina del entrenamiento en ellos, tuvieron que adecuarse a realizar como pudieran las tareas en sus hogares, con el objetivo de no dejarse ganar por el sedentarismo.

Es que el ejercicio físico es una de las actividades que tuvo que adaptarse cuando se decretó el aislamiento para frenar al coronavirus. Sin embargo, tras tanto tiempo de encierro, los especialistas advierten que el sedentarismo ganó terreno y alertan sobre las consecuencias negativas en el sistema inmunológico a futuro, pese a lo que cada uno pudo hacer en su casa, al “boom” de las clases virtuales y a la demanda en el alquiler de máquinas que ofrecieron los gimnasios cerrados.

“Todo cambió, hemos pasado de hacer actividad física en la vida diaria a movernos caminando o en bicicleta cuanto más podamos para hacer las compras o para ir a trabajar, o de subir escaleras, pero eso no alcanza”, describe el profesor de Educación Física Martín Regueira.

“Todo cambió, hemos pasado de hacer actividad física en la vida diaria a movernos caminando o en bicicleta cuanto más podamos para hacer las compras o para ir a trabajar, o de subir escaleras, pero eso no alcanza”

Martín Regueira,
Profesor de Educación Física

 

Según su experiencia, el encierro atentó contra la ejercitación física, una actividad clave, entre otras razones, por ser la que disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares y crónicas no transmisibles que empeoran la calidad de vida, por lo que advierte que el desafío será recuperar el movimiento perdido.

Y no es que el ejercicio físico no tenga su parte recreativa, pero su rol primordial es ser regulador del cuidado y la prevención de la salud. “Mejora el sistema inmunológico y la autoestima por la liberación de endorfinas, por eso hay que remarcar que la actividad física es fundamental para el cuidado de la salud”, define el entrenador.

Regueira le dedicaba unas 10 horas diarias a entrenar grupos en gimnasios y al aire libre en parques y plazas, “pero con el aislamiento tuvimos que reinventarnos y comenzar a trabajar por plataformas como Zoom o Jitsi para que los alumnos puedan continuar moviéndose y se sientan contenidos. En mi caso un 70% del alumnado me siguió, pero lo adjudico más a una cuestión de confianza y relación humana, ya que conozco dueños de gimnasios que cuentan que solo el 25% de los clientes continuaron abonados”, dice.

Es que el impacto de la pandemia, además de afectar la salud de quienes dejaron de entrenar, también golpeó en lo económico a los propietarios de gimnasios.

“Cuando se decretó la cuarentena -recuerda María Noce, profesora de Educación Física y una de las dueñas de un gimnasio que tiene unos 250 socios- decidimos, con el riesgo que implicaba, alquilar los materiales para poder sobrellevar los costos que tenía el local cerrado”.

Durante el primer mes de cuarentena, Noce alquiló solo a socios materiales trasladables como mancuernas y barras, pero en el segundo mes abrió el alquiler y lo extendió a máquinas como cintas o escaladores. “Hasta empezamos a vender materiales que teníamos de más, ya que no podíamos cubrir los gastos”, señala.

También ofrecieron “una preventa solidaria en la cual el socio pagaba dos meses y se le habilitaba un mes más, una manera de darle un beneficio por tener ese pago adelantado”, mientras que en relación a la virtualidad, su estrategia fue la de ofrecer gratis clases en vivo por Instagram “para mantener socios y atraer a potenciales clientes”.

En esa línea, Gympass, la plataforma de Fitness que ofrecía planes de actividad física a empresas de todo el mundo, se diversificó y comenzó también a difundir entrenamiento personal “1 a 1” y clases de disciplinas como yoga o meditación, y hasta tuvo un récord de nuevos clientes corporativos en su mayoría, buscando “una actitud de cuidar a su gente”.

“El bienestar digital creció muchísimo en estos últimos tiempos. Nosotros logramos en tres meses el número de usuarios que habíamos tardado más de 6 años en reunir, cuando eran solo gimnasios físicos”, explica Ricardo Guerra, CEO Cono Sur de Gympass, a la vez que remarca que “deporte, nutrición y salud mental, son claves para mantener a la población sana y a los empleados productivos”.

En ese sentido, señala que descubrieron “grandes repercusiones a nivel laboral. Los empleados que son físicamente activos son más productivos en sus trabajos, y por eso es importante que las compañías puedan ofrecer soluciones a la inactividad, porque la percepción de los empleados a quienes les ofrecen alternativas es gratificante y el empleado trabaja mejor. Esto lo estamos viendo y es un gran cambio”.

REGRESOS PROGRESIVOS

En este marco, los especialistas recomiendan para quienes recién ahora están volviendo a los ejercicios más intensivamente, que se sometan a una evaluación médica general y regresen al ejercicio de manera progresiva, contemplando los meses de sedentarismo y desorden alimenticio provocados por la cuarentena, y para evitar la posible aparición de lesiones y dolencias.

Sobre el particular, el secretario de Salud del municipio platense, Enrique Rifourcat, destacó que “desde que se reanudó la actividad, el SAME recibió reiterados llamados por lesiones de personas en la vía pública. Por eso es conveniente consultar con el médico de cabecera antes de retomar la actividad física, e iniciarla de modo paulatino, con el objetivo de cuidar la salud, evitar lesiones y dolencias provocadas por esfuerzos desmedidos o rutinas inadecuadas y/o prolongadas después de tanto tiempo de inactividad”.

“Al momento de retomar el deporte -añadió Rifourcat- es imperioso que los ciudadanos tengan en cuenta los meses que estuvieron sin ningún tipo de actividad física, y los desórdenes que sufrió su alimentación, y que se realicen un chequeo médico completo para descartar cualquier problema de salud”.

En ese sentido, los especialistas recomiendan “iniciar la actividad de forma progresiva, con rutinas personalizadas, adecuadas y supervisadas por profesores capacitados; y consultar con un médico en caso de padecer hipertensión, enfermedades coronarias u otras patologías antes de iniciar cualquier tipo de práctica”.

Así, se indica para quienes retomen su actividad deportiva, realizar un calentamiento previo, con trabajos de movilidad articular y activación muscular; comenzar con un ritmo lento de ejecución; empezar a correr sobre superficies blandas, con el fin de reducir el impacto en la cadena músculo esquelética; considerar la carga progresiva, teniendo en cuenta la intensidad, el tiempo parcial y total de esfuerzo; y darse tiempo para lograr una correcta adaptación luego de la extensa inactividad.

“Cuando se decretó la cuarentena decidimos, con el riesgo que implicaba, alquilar los materiales para poder sobrellevar los costos que tenía el local cerrado”

María Noce,
Profesora de Educación Física y una de las dueñas de un gimnasio que tiene unos 250 socios

 

Del mismo modo, los profesionales señalan que, sea cual fuera la disciplina que se opte practicar, los trabajos de fuerza son más que apropiados para evitar riesgos lesivos, debiéndose implementar desde el primer día y sostenerse en el tiempo; y que la zona media, el tren inferior y el tren superior puedan ser atendidos con el propio peso, con movimientos básicos y convencionales.

Cabe destacar que la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) posiciona a la ejercitación física como fundamental para el cuidado de la salud, y alertó recientemente que con la falta de ejercicio físico entre la población, se corre el riesgo de “crear otro pandemia”.

“Con el aislamiento tuvimos que reinventarnos y comenzar a trabajar por plataformas”

 

En este sentido, señaló que cerca de cinco millones de muertes se podrían evitar cada año si la población fuera más activa, y advirtió sobre el impacto negativo que la pandemia del Covid-19 tiene sobre la práctica habitual de ejercicio físico.

“Aún cuando no hay estadísticas, está claro que las medidas de confinamiento han obligado a muchos a detener la actividad física, y si no nos mantenemos activos corremos el riesgo de crear otra pandemia”, dijo el propio director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Estar activo físicamente es vital para la salud y el bienestar, puede dar años a la vida y vida a los años”, afirmó el dirigente mundial.

Es que la actividad física frecuente es la clave para prevenir y tratar las enfermedades del corazón, la diabetes de tipo 2 y el cáncer; también reduce los síntomas de la depresión y la ansiedad, el deterioro cognitivo, mejora la memoria y, en general, la salud del cerebro.

Para lograr estos beneficios, la OMS recomienda que los adultos hagan entre dos horas y media y cinco horas a la semana de ejercicio aeróbico moderado, mientras que la media para niños y adolescentes debe ser de al menos una hora al día.

LUCHAR CONTRA EL SEDENTARISMO

Respecto de los beneficios de realizar actividad física de forma regular y diaria, los especialistas coinciden en que son muchos.

“Permite mejorar el sistema inmunológico, la aptitud cardiovascular, músculo esquelética y la coordinación del equilibrio, tan importante para evitar caídas y a controlar el peso corporal”, señala Gabriela De Roia, coordinadora del Programa Nacional de Lucha contra el Sedentarismo, quien destaca que “además ayuda a disminuir la ansiedad, a controlar el estrés y a mantener la calidad del sueño”.

“Por eso -agregó- se recomienda al menos una hora de actividad física diaria para niñas y niños, y treinta minutos de actividad física para adultos y adultos mayores”.

Y para quienes ese rango de actividad les resulta difícil de alcanzar, se resalta que “cualquier minuto o actividad que hagan cada 30 minutos para disminuir el comportamiento sedentario prolongado, va a ser beneficioso para la salud.

“Una actividad cada 30 minutos para evitar una postura quieta puede ser buscar la pava del mate o subir y bajar las escaleras”, especifica De Roia,quien a la hora de confeccionar una actividad física aconseja “poner un horario fijo, pueden ser varios momentos, elegir el tipo de actividad, que involucre grandes masas musculares como caminar, bailar, hacer trote, brazos, piernas, mover el tronco. También es importante involucrar a la familia en una actividad que brinde placer y genere interés, así como procurar aumentar la intensidad o cantidad de ejercicios de manera progresiva”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla