Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Séptimo Día |OPINIÓN
El avance incontenible del otro peronismo

El avance incontenible del otro peronismo

Por: OSVALDO GRANADOS
osvaldoperiodista@gmail.com

21 de Junio de 2020 | 08:34
Edición impresa

Nadie le dio importancia al ex vicegobernador Gabriel Mariotto cuando dijo: “Ganamos colocando a Alberto adelante, y siendo moderados, ahora se terminó”. Así lo comentaba un amigo de Carta Abierta, un experimentado, que vivió todos los vaivenes del peronismo, durante 60 años.

Hasta ese día, se podía intercambiar ideas con la gente de La Cámpora y cristinistas de todo pelaje. Sin embargo, mi interlocutor fue claro: “Desde ese momento Cristina comenzó a mover las piezas del ajedrez y Alberto paso a la defensiva”.

Mariotto pedía el control del comercio exterior de granos.

Ahora observamos la ruptura de acuerdos políticos, la reforma judicial, el impuesto a los ricos, el proyecto de quedarse con acciones de las empresas “a las que ayudamos” y ahora Vicentin.

El negocio de las cerealeras esta arbitrado por el Estado.

Este otorga los permisos de exportación y define los plazos de ingreso de dólares y hace los controles fiscales.

¿Entonces, porque Vicentin? ¿Hacia falta? La clave, nunca fue la soberanía alimentaria. “Es la caja estúpido”, me señalo mi amigo de Carta Abierta.

Fueron por PAMI, la Anses, YPF y ahora una empresa importante.

Señalo el Banco Central que después de la Pandemia, una 80.000 empresas irán al concurso preventivo, ante la imposibilidad de pagar sus deudas. Menos mal que Santiago Cafiero declaró en un reportaje que no “todas” las que estarán en convocatoria, las va a expropiar el Estado.

El doctor brasileño Sergio Moro habló sobre el tema: “Dicen que la corrupción es dinero para las campañas, pero comprobé en mi país, que también fue para enriquecimiento personal”.

Hernán Brienza, militante de La Cámpora, hace 3 años afirmó : “Si robamos, pero para hacer política, sino solo la harían los ricos”.

El secretario de Néstor se llevó 90 millones de dólares que terminaron en inversiones en Miami. Lázaro Báez pasó de cajero de banco, a multimillonario.

Tienen razón, es la caja.

En 1991, en charlas que después fueron a un libro, Jorge Antonio, empresario peronista desde 1945, me aclaró el panorama, pero nunca lo entendí tanto como en las últimas décadas .

Señaló: “Usted cree todavía que el peronismo es una ideología. Sabe, es muy ingenuo. Desde 1945 hasta 1952, se estatizó. Allí apareció la crisis, nos quedamos sin dólares y hubo que cambiar de ministro y llegó Gomez Morales”. Más adelante en el tiempo, agregó: “Ahora Menem esta privatizando... es lógico, quien va a poner plata para las inversiones, si el Estado está quebrado. Que la pongan ellos y vamos en dirección hacia donde va el mundo”. Aclaremos, había caído hacia dos años, el Muro de Berlín.

Pero después terminó por iluminar mi cerebro: “Pero dentro de algunos años, si es negocio, se volverá a estatizar”.

“Si quiere entender el peronismo, no siga la ideología, siga la caja”.

Ahora, a la distancia, me parece Nostradamus.

Moro agregó: “Frente a la corrupción, preservar el Estado de Derecho es más vital que perseguir a los delincuentes”.

En estos días, Cristina decide y Alberto acata. Ella tiene la mayoría de acciones de la “empresa”. Vino para vengarse de los que la acosaron durante cuatro años. Los jueces, el peronismo que no la defendió, Alberto, los empresarios y los medios de comunicación. Falta la soberanía de las palabras. Pero eso, me dicen, queda para el 2021.

Hoy, ya hay demasiado ruido.

Llegó el momento donde Cristina decidió jugar fuerte en el tablero. Para eso rompieron los acuerdos y promesas.

La pregunta hoy entre los empresarios es la siguiente: ¿Cuánto tiempo soportará Alberto el jaque al rey? ¿Qué piezas quedan?.

Mientras tanto se arrincona a la gente con la cuarentena. La clave, es el miedo. Hay que manipularlo con astucia.

Decirle a la gente, tengan miedo pero no se preocupen acá esta el gobierno populista para cuidarlos. Allí esta el secreto. Obedecer a los que mandan y no te pasara nada. Es viejo, pero efectivo.

En Europa lo utilizaron durante mucho tiempo en el siglo XX.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla