Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,05
Dólar Ahorro/Turista $132.08
Dólar Blue $145,00
Euro $92,81
Merval 0,00%
Riesgo País 1330
Revista Domingo |LAS DISTINTAS CARAS DEL “HOME OFFICE”
Tendencias: teletrabajo, ¿el modo que llegó para quedarse?

Durante la pandemia, miles de trabajadores comenzaron a hacerlo “a distancia”, computadora e internet mediante. Y mientras empleados y empleadores van adaptándose a la nueva realidad, encuestas sobre unos y otros reflejan los resultados alcanzados hasta el momento. La experiencia de los que lo hacen en nuestra ciudad

Tendencias: teletrabajo, ¿el modo que llegó para quedarse?
26 de Julio de 2020 | 05:01
Edición impresa

Pandemia mediante, el trabajo a distancia, o teletrabajo, como aún se lo conocía antes de la llegada del coronavirus, se ha convertido con el correr de los meses en una opción salvadora para miles de personas. Computadora en casa, internet, WhatsApp y línea telefónica a disposición para realizar las mismas tareas que antes se hacían en forma presencial. Pero, ¿es lo mismo?; ¿Es una modalidad que llegó para quedarse?; ¿Qué dicen las empresas; y las encuestas; y las personas que lo realizan?

Para Inés, alumna de último año de la carrera de Nutrición y madre de un niño de 4 y una nena de 6, quien trabaja como empleada de un centro de atención al cliente desde nuestra ciudad, el saldo tiene puntos claros y oscuros.

“Toda la vida sucede en un mismo lugar, en las mismas cuatro paredes -dice- los horarios de oficina se empalman con el almuerzo, los juegos con los chicos, la limpieza y las clases por Zoom, y llega un momento en el que no puedo más y colapso. Creo que preferiría volver a lo de antes, cumplir mi horario laboral y separar un poco las cosas”.

Para Carolina, empleada de una librería platense que funciona sobre calle 7 y en estos tiempos prepara ventas online desde su domicilio, “hay un punto que está bueno, que es levantarse y ponerse a trabajar en pijama. Y también ahorrarse el viaje es genial. Pero sin embargo aparecen otras cuestiones, como el límite de horas o la utilización de recursos propios, que son difíciles de cuantificar, en un marco en el que la pandemia aceleró un proceso que estaba en debate y cuyas características aún no se habían definido. Porque las condiciones laborales del home office son particulares de cada rubro y en muchos casos no estaban establecidas. Entonces hoy nos vemos forzadas a laburar de esta manera sin haberlas definido. Y en un contexto de crisis muy grande, quienes tenemos trabajo nos consideramos afortunadas. Entonces, ¿cómo te animas a plantear un límite cuando un jefe te pide algo a las 9 de la noche?”.

LOS NÚMEROS DE LAS ENCUESTAS

Similares respuestas a las que expresan Inés y Carolina, fueron recogidas, pero a través de porcentajes, por distintas encuestas que salieron a medir los resultados del teletrabajo tanto en empleados como en empleadores.

La de la consultora Adecco Argentina, por ejemplo, reveló que el 51 por ciento de los trabajadores argentinos está dispuesto a continuar con la rutina laboral desde sus hogares tras la pandemia; un 12 por ciento prevé trabajar en sus casas, mientras que el 37 por ciento no tuvo la posibilidad de hacer teletrabajo durante la cuarentena.

El informe refleja la opinión de un total de 3.800 trabajadores relevados durante los últimos días, y en base a los resultado de la encuesta, un 22 por ciento de los consultados dijo que trabajaría todos los días desde su casa y sólo iría a la oficina por reuniones o temas importantes; 28 por ciento iría tres veces por semana a la oficina; un 5 por ciento lo haría dos veces por semana; 5 por ciento sólo una vez por semana; mientras que el 14 por ciento resaltó que trabajaría todos los días en la oficina, en tanto que un 16 por ciento aclaró que su puesto no le permite hacer “home office”.

Del total relevado, solo el 4 por ciento de los que hacen teletrabajo reconoció que la empresa pagó algunos de sus gastos (internet o línea de celular, comidas de la jornada laboral y equipamiento de oficina, como la computadora o la silla ergonómica).

“Es necesario tener una rutina laboral con tiempo de descanso,. Es muy importante hacerlo y aún más cumplirlo”

Alexandra Manera,
Directora de Recursos Humanos del Grupo Adecco

 

Entre las dificultades que presenta trabajar desde la casa, un 28 por ciento refirió a mantener una rutina estable; 24 por ciento mencionó la conexión a Internet; 21 por ciento indicó la dificultad de trabajar con la familia alrededor; 10 por ciento a trabajar solo; 8 por ciento a las exigencias del trabajo; 6 por ciento a las actividades de la casa y 3 por ciento a la necesidad de ayudar a los chicos con las tareas del colegio.

Por otra parte, un 28 por ciento de los encuestados indicó que le resulta complicado alcanzar un equilibrio entre el trabajo y la vida personal; 47 por ciento dijo que depende cómo se organice cada uno, mientras que el 18 por ciento dijo que no tuvo complicaciones en ese aspecto.

Más de 6 de cada 10 encuestados consideran que realizar home office es difícil de igual manera para los padres como para las madres; 3 de cada 10 creen que es más difícil para las madres, y sólo el 3 por ciento cree que lo es para los padres.

Respecto de las reuniones online, 6 de cada 10 dijo que son productivas, mientras que para el 19 por ciento no lo son pero 43 por ciento remarcó que deberían ser de 30 minutos, el 38 por ciento cree que máximo de una hora, el 10 por ciento una hora y media, y para el 9 por ciento deberían ser aún más largas para que sean productivas. Por último, solo el 12 por ciento precisó que la empresa donde trabaja está implementando alguna medida para el regreso una vez que concluya la cuarentena.

“Una de las principales tareas para teletrabajar es definir horarios. Es necesario tener una rutina laboral con tiempo de descanso. Es muy importante hacerlo y aún más cumplirlo”, explicó Alexandra Manera, Directora de Recursos Humanos del Grupo Adecco.

Otra encuesta, en este caso de Apex América, relevó las ventajas y desafíos frente a la nueva modalidad laboral del home office desde el punto de vista de las empresas, y en ese sentido reveló que el 47 por ciento de las empresas sostendrá el teletrabajo post pandemia de coronavirus.

Según este relevamiento, el 93 por ciento de las empresas logró mantener o mejorar sus resultados, lo que hace que proyecten conservar y mejorar su modalidad remota, y un 47 por ciento anticipa sostener el teletrabajo en los distintos niveles cuando termine el confinamiento, mientras que el 42 por ciento aún no lo descarta.

Las empresas manifestaron también los siete aspectos más relevantes a trabajar para virar al trabajo remoto, que resultaron ser compromiso y desempeño 22 por ciento; eficiencia 20 por ciento; cercanía 17 por ciento;, control 16 por ciento; conectividad 11 por ciento, entrenamiento 7 por ciento y seguridad 6 por ciento.

Según Apex, “unos de los principales desafíos que trae el home office a las empresas es que el colaborador tiene un rol más activo, y es en este punto donde su bienestar y su experiencia se tornan más críticos que nunca. Pero estos colaboradores que toman la responsabilidad de autoliderarse en remoto necesitan de nuevas estructuras organizacionales, que van desde la infraestructura que disponen en sus casas o los modelos de capacitación con los que incorporan nuevas competencias, hasta la manera en que se mantienen motivados para entregar la mejor calidad”.

Por el lado de los trabajadores, la misma encuesta reveló que un 80 por ciento de los encuestados consideró buena la experiencia de home office; 56,8 por ciento dijo haber tardado un día en adaptarse, mientras que el 22,7 por ciento necesitó entre dos y tres jornadas laborales; y un 9,1 por ciento de los colaboradores aún no se siente adaptado a esta modalidad.

Asimismo, el 81,8 por ciento aseguró que lo que más extraña de ir a la oficina es ver a sus compañeros, mientras que entre las complicaciones previsibles más comunes aparecen tres principales: conectividad, si bien un 77,5 por ciento considera que su conexión a internet es buena, fue uno de los motivos de estrés o incertidumbre más frecuentes al inicio de la experiencia; seguido del correcto funcionamiento de llamadas y la usabilidad de los sistemas.

“Estamos convencidos de que una de las maneras de apoyar a los colaboradores es facilitándoles las herramientas para que autogestionen sus resultados, a través de la entrega de, por ejemplo, el acceso a la información de su desempeño, ayudándolos para alcanzar la excelencia operativa y dándoles la capacidad de resolver los problemas con autonomía, entre otras cosas”, dijo Denise Henry, Co-Ceo de la empresa, quien concluyó que “del informe se desprende justamente que los colaboradores valoran esto, reafirmando su lealtad y orgullo de pertenecer a la organización”.

Otro trabajo, de la empresa especializada en seguridad informática Eset, en tanto, marcó que en Argentina “el 51 por ciento de los teletrabajadores encuestados aseguró que la empresa para la que trabaja no le proveyó de las herramientas de seguridad necesarias para teletrabajar”.

“Todo sucede en un mismo lugar. Preferiría volver a lo de antes, cumplir mi horario laboral y separar un poco las cosas”

Inés Z,
alumna de último año de la carrera de Nutrición y madre de un niño de 4 y una nena de 6

 

 

TRABAJO Y DESCONEXIÓN

Muchos analistas, en tanto, coinciden en que una de las claves del teletrabajo, para que este sea exitoso y satisfactorio para las dos partes involucradas, es la desconexión.

En este sentido, la licenciada Sofía Scasserra, economista de la Universidad de Tres de Febrero (UNTREF), sostiene que “el derecho a la desconexión fue regulado de manera pionera en Francia en el 2017, y le siguieron países como Alemania, España, Italia, Filipinas, Canadá, Bélgica y EE.UU., entre otros, y es el derecho que tiene todo trabajador a no recibir mensajes, mails o llamadas laborales fuera del horario de trabajo y durante licencias, días de descanso o vacaciones”.

“Y para resolver esto -añade- la tecnología también puede ser una aliada. Enviar mails programando el servidor para que lleguen al otro día en el horario correspondiente, utilizar sistemas de alertas instantáneos, o mecanismos tan simples como poner una advertencia antes de enviar un mail de que se está enviando fuera de horario, son algunos ejemplos. Tener una relación más sana con la comunicación es necesario no solo por la salud de todos en todos los escalafones de responsabilidad, sino también para separar la vida familiar de la laboral, dándole a cada una su espacio y tiempo”.

 

4
POR CIENTO De los que hacen teletrabajo reconoció que la empresa pagó algunos de sus gastos como Internet o línea de celular, comidas de la jornada laboral y equipamiento de oficina, como la computadora o una silla ergonómica.
93
POR CIENTO De las empresas encuestadas logró mantener o mejorar sus resultados, lo que hace que proyecten conservar y mejorar su modalidad de trabajo en forma remota.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla