Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,60
Dólar Ahorro/Turista $175.89
Dólar Blue $200,50
Euro $120,68
Riesgo País 1827
Séptimo Día |EL ADIÓS A UN GRAN CREADOR DE BESTSELLERS
Wilbur Smith: el maestro de la novela de aventuras de África

Escritor prolífico, vendedor de más de 140 millones de copias traducidas a más de 30 idiomas, el novelista sudafricano fue un gran contador de historias, como a él mismo le gustaba definirse

Wilbur Smith: el maestro de la novela de aventuras de África

Mr. Smith y sus novelas, todas exitosas/web

Por: MARCELO ORTALE
marhila2003@yahoo.com.ar

21 de Noviembre de 2021 | 07:14
Edición impresa

El escenario de su tierra natal, África, las sagas familiares que le imprimen identidad y continuidad a sus novelas y un rigurosos contexto histórico, como soporte de las aventuras hilvanadas por su fértil imaginación, son la razón del éxito de Wilbur Smith, quien desde su primera novela se convirtió en un auténtico bestseller, algo que sólo ocurre con un puñado de autores en todo el mundo.

Aunque su obra hizo pie en estos escenarios, Smith –que falleció días atrás en Ciudad del Cabo a los 88 años- siempre destacaba que la clave de su éxito radicaba en que contaba historias de amor: “El núcleo de todas mis novelas es una historia de amor. Según mi experiencia, la gente se interesa por la gente, sobre todo por las historias de amor. Desde la Biblia a Shakespeare, siempre se está escribiendo sobre lo mismo, historias de amor”, había dicho en una entrevista durante una de sus visitas a Argentina.

Smith fue -y seguirá siendo- el escritor detrás de esas tapas de gigantes tipografías que anuncian su nombre con potentes colores brillantes, reconocibles en cualquier librería o kiosco de la Argentina por su diseño y por la dimensión voluminosa de las obras.

Durante años integró el podio del autor más vendido, mote que nunca le molestó, como dijo a periodistas en 2009: “Para ser bestseller, el requisito más importante es construir una relación de confianza con los lectores. No me pesa en absoluto ser considerado dentro de esta categoría por los críticos. Shakespeare era un escritor popular en su tiempo y hoy es la mayor figura literaria de la lengua inglesa”.

Smith visitó la Argentina varias veces por razones literarias y otras que hoy sin dudas son cuestionadas: la caza y la pesca de trucha. Es que el escritor, creador de éxitos como “El destino del cazador” o “Los que están en peligro”, era amante de la práctica de la caza, un hobby que reflejaba como orgullo y como condición de posibilidad para acceder a aquello que siempre se le destacaba de sus obras: la capacidad para narrar “el corazón de África” a través de aventuras.

Smith supo cosechar un éxito muy importante / AFP

SU SALTO A LA FAMA

Smith saltó a la fama ya con su primera novela “Cuando comen los leones” (1964). Esta obra, protagonizada por los Courtney, tuvo 15 secuelas y sigue las aventuras alrededor del mundo de varias generaciones de esta familia en períodos clave de la historia, desde el África colonial a la Sudáfrica del “apartheid”, pasando por la guerra de Secesión estadounidense. La saga la integran libros como “Retumba el trueno”, “Furia”, “Tiempos de morir”, “Zorro dorado”, “Aves de presa”, “El monzón” y “El juramento”.

Se estima que Smith vendió en todo el mundo a lo largo de su carrera más de 140 millones de copias en más de 30 idiomas de los 49 títulos que firmó.

También se destaca la serie dedicada a la familia Ballantyne y la de sus novelas ambientadas en el Antiguo Egipto, como “El nuevo reino” (2021), que fue su última obra publicada. Fue con Taita, el héroe de su serie egipcia, con quien Smith se identificó más fuertemente, y “Río sagrado” se convirtió en una de sus novelas más queridas.

Smith fue -y seguirá siendo- el escritor detrás de esas tapas de gigantes tipografías

 

Nacido un 9 de enero de 1933 en Rhodesia del Norte, ahora Zambia, en África Central, hijo de padres británicos, pasó los primeros años de su infancia en el rancho de su papá, entre bosque, colinas y sábana, y vivió allí hasta el día de su muerte. Sobre la lectura que plasmaba en sus historias sobre su lugar de origen, decía: “La historia de África, desde la perspectiva de un inglés es totalmente distinta a la de un zulú, cuyo padre ha sido un jefe de la tribu; en mis libros traté de ver la historia del continente desde los ojos de diferentes personas”.

Cultivó su amor por la literatura desde pequeño a pesar de las reticencias de su padre, Herbert Smith, un trabajador metalúrgico que no veía con buenos ojos las inclinaciones artísticas de su hijo, muy al contrario que su madre, Elfreda, quien lo animaba a seguir leyendo en secreto.

Cuando era un bebé de solo 18 meses contrajo malaria cerebral -con grandes posibilidades de lesiones graves si sobrevivía- y Smith solía bromear con que aquel incidente lo “ayudó” porque él mismo creía que había que estar “un poco loco” para tratar de ganarse la vida escribiendo.

AVENTURAS POR DOQUIER

Sus voluminosas novelas narran aventuras en el continente africano, con historias inspiradas muchas veces en su propia vida.

“En los relatos tejí trozos de la historia inicial de África. Escribí sobre gente negra y blanca, escribí sobre cacería y minería de oro y farras y mujeres”, dice en su biografía publicada en su sitio de internet.

En las 49 novelas que publicó, Smith ha transportado a sus lectores a las minas de oro en Sudáfrica, la piratería en el océano Índico, tesoros escondidos en islas tropicales, conflictos en Arabia y Jartum y el Egipto antiguo, encontrando despiadados traficantes de diamantes y esclavos y cazadores en las selvas africanas.

Dijo más de una vez que fue su madre quien le enseñó a amar la naturaleza y la lectura, mientras que su padre le dio un rifle a los ocho años de edad, un bautizo de lo que reconoció como un amor por las armas y la cacería.

“Hay más cazadores de caza mayor en las obras de Smith que espías en los libros de John le Carré, y aun así es posible que él haya matado más animales en su vida que en sus libros”, publicó en 2014 el diario británico Daily Telegraph.

Como conservacionista, administraba su propia reserva de caza y era dueño de una isla tropical en las Seychelles.

Algunos de sus libros han sido llevados al cine, como “Gritar al diablo”, de 1976

 

También fue buceador y escalador, incursionó en el periodismo y se entregaba de lleno a la investigación de sus obras. Dijo que para su novela de 1970 “Mina de oro” entró a trabajar durante semanas en una mina sudafricana.

El éxito de “Donde comen los leones” le permitió dedicarse de lleno a la escritura. Algunos de sus libros han sido llevados al cine, como “Gritar al diablo”, de 1976, con Lee Marvin y Roger Moore.

VARIOS MATRIMONIOS

Después de tres matrimonios, en 2000 se casó con su última esposa Mokhiniso Rakhimova, oriunda de Tayikistán, 39 años menor y conocida como Niso. “He vivido tiempos difíciles y malos matrimonios, he visto morir en mis brazos a personas que amaba: pero al final todo contribuyó a darme una vida extraordinariamente plena y maravillosa. Me gustaría ser recordado como alguien que logró deleitar a millones de lectores”: esto lo había escrito al final de su autobiografía, Leopard Rock, la aventura de mi vida, publicada en 2018.

Con Niso se conocieron en una librería de Londres, donde la vio hojeando un estante de novelas de John Grisham y la condujo hacia sus propios libros. “Ella era joven, tenía poco más de 20 años”, dijo Smith al Sunday Times, “y yo estaba tan cachondo como un semental en un rancho lleno de yeguas”.

Muchos críticos han dicho que las novelas de Smith eran forzadas, repetitivas y caricaturescas, aunque reconocieron que podía ser un narrador apasionante. El propio autor dijo varias veces que era un narrador de historias, no de gran literatura. Y que releía sus novelas con placer, sin encontrar margen de mejora.

“Su conocimiento de África y su imaginación no conoció límites. Su ética de trabajo y su poderoso y elegante estilo de escritura hizo que lo conocieran millones de lectores”, destacó Kevin Conroy Scott, su agente literario, en un comunicado compartido en la página web de Smith con motivo de su muerte.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla