Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $103,77
Dólar Ahorro/Turista $171.22
Dólar Blue $185,00
Euro $120,78
Riesgo País 1512
Toda la semana |CALIDAD DE VIDA
Entusiasmo real: cómo entrenar y recuperar la confianza

La vida siempre nos pone desafíos que pueden generarnos desánimo y hasta depresión. Tener fe en que las situaciones pueden mejorar es la clave para salir adelante

Entusiasmo real: cómo entrenar y recuperar la confianza

La confianza provee a cuerpo y alma de energía, y es algo que se puede adquirir mediante entrenamiento específico, según los expertos / DPA

12 de Septiembre de 2021 | 07:55
Edición impresa

La esperanza es lo último que se pierde, suelen decir. Sin embargo, cuando uno se encuentra en un momento complicado, es más fácil decirlo que hacerlo. La muerte de un ser querido o la pérdida de un puesto de trabajo pueden ser muy movilizantes. ¿Cómo recuperar cierta perspectiva y confianza ante los golpes del destino? A continuación, algunos expertos dan consejos para capear esos momentos de crisis.

Cualquier persona está expuesta a malas noticias en su vida cotidiana, sea que de pronto se ve frente a un diagnóstico médico inesperado o a una evolución complicada de una infección de coronavirus. Los afectados muchas veces sienten que caen en un abismo del que quisieran salir para recuperar cierta alegría, pero no saben cómo hacerlo.

“La esperanza y la confianza pueden tener un gran efecto”, dice la terapeuta Doris Wolf. Ambas son factores de poder e “influyen positivamente sobre nuestros sentimientos, nuestro cuerpo y nuestro comportamiento”.

“La esperanza y la confianza levantan el ánimo, los afectados se sienten motivados”

 

Karsten Noack, que trabaja como coach, también considera que “un golpe del destino o una enfermedad grave colocan al cuerpo en una especie de estado de estrés” y que la esperanza y la confianza ayudan a salir de ese estado. “Permiten soportar un poco mejor el padecimiento”, añade Wolf, porque allí es donde anida la fe en que uno va a estar mejor.

La esperanza y la confianza levantan el ánimo, los afectados se sienten motivados y “sienten energía para poder dar los pasos necesarios hacia su recuperación y sanación”, describe Wolf. Uno tiene una imagen delante, imagina cómo podría ser cuando uno esté mejor, completa Noack, que considera que en las situaciones complejas cada uno actúa como traba de sí mismo. “La decisión de cómo nos sentimos la tomamos nosotros mismos”, asegura.

A veces basta con no verse como víctima y asumir un papel activo. Al tomar el toro por las astas o ponerse frente al volante, uno recupera cierta confianza de que podrá encontrar una solución. “La esperanza surge de nuestros pensamientos”, explica Wolf. Uno habla consigo mismo, se dice que puede aguantar, que al final del túnel hay luz.

Puede ser útil recordar situaciones complicadas del pasado que terminaron bien o experiencias similares de otros. También puede despertar el buen ánimo reconocer la fuerza y las posibilidades que uno mismo tiene. “Ver todas las cosas que uno ya ha logrado superar”, dice Wolf. Otro punto importante es encontrar motivos de por qué vale la pena continuar luchando, sea por los hijos, por la pareja o por un amigo o amiga.

Es posible entrenarse para generar esperanza y confianza, algo vital teniendo en cuenta que la vida puede presentar reiteradas situaciones con potencial de crisis. Para prepararse para ese tipo de situaciones o para hallar un camino de salida de un precipicio puede ayudar recurrir a un psicólogo o a una entrenadora mental. “Con él o ella pueden aprenderse, por ejemplo, determinadas técnicas de visualización”, dice Noack.

Si uno domina técnicas como la auto-hipnosis, puede ayudarse en situaciones extremas, al igual que mediante los ejercicios de atención en forma de “dirigir la mirada hacia adentro”.

Karsten Noack hace referencia a un ejemplo: cuando una persona está frustrada porque algo no ha funcionado, es momento de que quite el pie del acelerador y reflexione sobre lo sucedido. ¿Cómo puede ser que saliera tan mal? ¿Cuáles son mis objetivos, qué valores y qué capacidades tengo?

“Quien concientice todo eso y lo tome como punto de partida, liberará una energía que derivará en esperanza y confianza”, dice Noack. También puede ser un buen camino cuestionar en forma crítica lo que uno piensa. “A veces basta con tomar la más ínfima probabilidad para creer en la salvación”, dice Wolf. O concentrarse en qué posibilidades de acción aún están a disposición en esa situación.

“A veces basta con tomar la más ínfima probabilidad para creer en la salvación”

 

Ser fuertes juntos y lograrlo: reunirse e intercambiar con otras personas que atraviesan procesos similares puede dar fuerzas. “Si una persona logra visualizar en su imaginación que ya ha superado la situación, también se genera confianza”, dice Wolf. Eso puede lograrse proponiéndose objetivos pequeños, alcanzables, y luego ser consciente de esos logros. Quizás hasta alguien le encuentre algo positivo a la situación.

¿Por qué vale la pena conservar la esperanza y la confianza? “Dicho en pocas palabras: los milagros existen”, dice Wolf. A veces sucede lo que uno creía improbable o hasta imposible. “Por ejemplo, se ha observado que las personas que quieren vivir sí o sí la boda de su hijo efectivamente viven hasta ese momento a pesar de tener una enfermedad incurable”. (DPA)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla