Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Espectáculos |Destacado de la cartelera porteña

“Aven”: un empujón con Fuerza Bruta a la felicidad

Craneado tras la pandemia, el nuevo espectáculo de la compañía de teatro físico, que se puede ver en Buenos Aires de miércoles a domingo, desecha la oscuridad del grupo para brindar un show “el show más feliz del mundo”. Una invitación a “bailar, bailar y bailar”, dice Fabio D’Aquila, director general del grupo, en diálogo con EL DIA

“Aven”: un empujón con Fuerza Bruta a la felicidad

“Aven”, de Fuerza Bruta, se puede ver de miércoles a domingo en la capital federal

25 de Marzo de 2023 | 01:12
Edición impresa

Después de la pandemia, de esos años suspendidos donde no pudimos encontrarnos, saltar, gritar, abrazarnos, Fuerza Bruta pensó que era tiempo de un cimbronazo. Una explosión. “Un empujón hacia la felicidad”, define Fabio D’Aquila, director general de Fuerza Bruta, en diálogo con EL DIA: así es “Aven”, el nuevo espectáculo del grupo, que se presenta de miércoles a domingo en la Sala Sinpiso de GEBA, en Palermo.

“Necesitábamos acercarnos al público y brindarles una energía totalmente positiva, un empujón a pasarla bien, y liberarse”, explica D’Aquila. “Y nos gustó adjetivar al espectáculo de esa forma, para que el público ya venga predispuesto a algo diferente de lo que vio siempre en Fuerza Bruta”.

“Aven” sucede a “Wayra”, con el que la compañía de teatro físico se hizo un nombre a nivel internacional y que viene girando hace más de 15 años con temporadas y presentaciones en Nueva York, Londres, Tokio, Moscú, Seúl, Río de Janeiro, entre otras ciudades, además de un tour asiático y giras mundiales.

La pandemia supuso un freno a ese impulso, que el grupo dirigido artísticamente por Diqui James busca sacudirse con “Aven”, palabra inventada para hacer alusión a la aventura y el paraíso, una inmensa rave ritual comandada por las actrices, actores, bailarinas y bailarines pero en la que el público está inmerso y participa como protagonista: “Aven” vuelve al ritual inmersivo, al efecto narcótico de la fiesta, a la explosión manifiesta y material de los cuerpos reunidos bajo un techo común en una suerte de templo posapocalíptico, distópico, inenarrable, pero vital. Como aquel submundo liberado de “Matrix”, pero en Argentina.

“Es un viaje que propone alegría desde el comienzo. En nuestros espectáculos anteriores debíamos recorrer momentos más oscuros y opresivos para luego festejar. En cambio en ‘Aven’ buscamos es mantener la potencia que nos caracteriza, con el despliegue escenográfico y demostración física generando el disfrute desde el comienzo, y que eso vaya in crescendo hasta el final”, dice D’Aquila.

Así, “Aven” es explosión: entre la siempre asombrosa asombrosa ingeniería espacial de la compañía y la perfección técnica en juegos fluctuantes de rieles, poleas, arneses y guías que logran desafiar las leyes de gravedad y proponen impactantes acrobacias aéreas, se suceden en el show los números, algunos más conceptuales y alegóricos, otros directamente de incansable despliegue físico, furia y excitación.

“Me gusta ver al público entrar en éxtasis, verlos como se sueltan y se van dejando llevar, nos regalan su energía y se entregan a este viaje delirante que proponemos”, cuenta D’Aquila sobre la reacción de la gente ante esta invitación a la felicidad. “Me emociona ver a las familias que vienen con sus hijos, en plan salida familiar, y ver cómo cada uno de esos integrantes van transitando el show y se van emocionando y compartiendo entre ese núcleo primordial, es una experiencia colectiva, que contagia. Nos gusta brindarles felicidad y libertad”.

D’Aquila destaca entre las escenas que componen el espectáculo “Alicia bailando entre las mariposas, la ballena y el túnel de viento”, y cuenta que Diqui James les propuso para pensar “Aven” “partir desde la idea de generar naturaleza artificial, y acercar al público a esa sensación de belleza y felicidad, también de plenitud que nos genera estar por algunos momentos, rodeado de naturaleza”.

PASAN LOS AÑOS

Fuerza Bruta nació en 2003 como tal, aunque sus orígenes se remontan a la década del 80, al grupo Organización Negra que dominó la escena alternativa y experimental en la postdictadura. De allí emergió De la Guarda, y luego Fuerza Bruta, que según afirmó el propio James en una entrevista con Télam “fue un grupo mucho más oscuro en sus inicios: es como un grupo festivo, de liberación pero que tiene que pasar también por un lugar opresivo”.

“Aven”, en cambio, supone para la compañía que animó el Desfile del Bicentenario y la apertura de los Juegos Olímpicos de Buenos Aires 2018 ante una verdadera multitud, la idea de borrar la oscuridad y realizar, siempre entre pruebas al filo de la gravedad y lo posible, siempre en plan de ritual, “el show más feliz del mundo”.

Es un cambio para una compañía que siempre anda mutando. “Claramente corremos al lado de los tiempos”, opina al respecto el director general de la compañía, para quien “muchísimos cambios sociales se han ido generando en estos últimos 10 años”, particularmente en lo concerniente al género.

“Las motorizadoras de este cambio han sido las mujeres jóvenes: la transformación que estamos viviendo nos impulsa a cambiar viejos formatos, de la figura del hombre predominante. En ‘Aven’ queremos que no predomine un género, nos gusta pensar la idea de que no hay género binario, que todos pueden ser representados”, explica D’Aquila. Como todos los shows de Fuerza Bruta, en ese sentido, “Aven” propone un retorno a algo primitivo, sin los nombres, las distancias y las divisiones que ha puesto el progreso, la civilización, el individualismo del siglo XXI. El baile, el ritual, como un regreso a esas sensaciones humanas perdidas, atemperadas. “Bailar, bailar, bailar”, dice D’Aquila.

“No inventamos nada nuevo”, se lee en el comunicado de prensa del grupo. “Sólo inventamos cómo jugar con esos fenómenos naturales de una manera extremadamente salvaje, primitiva y elemental. No hay nada más elemental que esto, y nada menos sofisticado o intelectual. ‘Aven’ es básicamente humano. Sin género, sin edad, sin barreras culturales. Sin piso”.

“‘Aven’ nos lleva a buscar nuevas sensaciones que nos llenen de felicidad y alegría, como bailar rodeado de mariposas, o viajar dentro de una ballena, o entrar de cabeza a un túnel de viento, bailar, bailar y bailar: este show tiene mucha más conexión con la danza urbana, y eso está claramente planteado desde la tercera escena del show”, agrega D’Aquila.

EL FUTURO

“Aven” lleva varios meses ya en GEBA, con entradas agotadas y algunos invitados resonantes como la reciente presencia de Flor Vigna. Y después, cuenta D’Aquila, el plan es sacar este nuevo espectáculo de gira, “llevarlo por el mundo: podrán vernos en Corea del Sur, Londres y Nueva York, como primeras paradas de esta aventura. Una vez dado ese paso, ya podremos aventurarnos en nuevas adaptaciones de las escenas para otros espacios menos convencionales, aire libre, festivales, participación en shows de otros artistas, colaboraciones y demás”.

Claro que mover el show será un nuevo desafío para la compañía. “Va a ser un gran trabajo de ingeniería poder salir de gira y presentarnos en diferentes espacios. Aquí las tenemos todas a favor, ya que la sala Sinpiso la hemos construido a medida para ‘Aven’. Nuestro próximo desafío, es poder adaptar el show a nuevos espacios. Nos tenemos fe, es algo que ya venimos haciendo hace muchos años”, dice D’Aquila, cabeza del equipo técnico junto a Alejandro García desde 1992.

Pero también sabe que “se vienen largas jornadas de planos, idas y vueltas”, se ríe, “con propuestas diferentes, adaptándonos a los lugares que nos propongan. Es algo que también nos gusta mucho hacer, un trabajo más silencioso y de diseño, ingeniería, producción”.

“Después de la pandemia, necesitábamos acercarnos al público y brindarles una energía totalmente positiva, un empujón a la felicidad, a liberarse”

“En ‘Aven’ queremos que no predomine un género, nos gusta pensar la idea de que no hay género binario, que todos pueden ser representados”

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$98/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $1520

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$128/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2350

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$98.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $1520.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla