Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Temas |Estar atentos para no meter la pata

A no hablar de más: las cosas que nunca hay que decirle a la pareja

Algunas de las expresiones típicas que la mayoría de la gente usa en algún momento, o en muchos, y que habría que tratar de evitar para no generarle situaciones inconvenientes a la otra persona

A no hablar de más: las cosas que nunca hay que decirle a la pareja

Es clave evitar todas las expresiones habituales que solo potencian las discusiones en la pareja / freepik

21 de Enero de 2024 | 06:40
Edición impresa

Quién no le dijo alguna vez a su pareja “esto nunca fue un problema en mis relaciones anteriores”; o “estaría bueno que cambies y te parezcas más a tal”; o “vos siempre exagerás las cosas, calmate”; “vos siempre hacés lo mismo”; “vos nunca hacés tal cosas” y tantas otras. Casi que salen sin pensarlo y, en muchas ocasiones, terminan repercutiendo de manera muy negativa en la otra personas o potenciando una discusión que podría haberse resuelto con menos palabras y menor tensión o malestar. Por eso sería ideal tratar de no seguir cayendo en este tipo de expresiones y buscar alternativas que, finalmente, nos lleven a mejor puerto.

Claro que no es fácil. Mucho más cuando uno se acostumbra a repetirlas sin pensar demasiado en que pueden repercutir de mala forma en quien está enfrente. Y en ocasiones, una vez expresadas, es complejo recomponer la situación cuando lo dicho afectó a la otra personas.

No es un tema menor para muchos, de hecho hay especialistas en terapias de pareja que ponen especial atención en esto y hacen notar la relevancia que las expresiones y las formas pueden llegar a tener en determinados momentos.

Un terapeuta, por ejemplo, le contó en confianza a su mujer situaciones que observa en su consultorio -por cierto sin dar nombres ni referencias sobre las personas involucradas- y reveló: “¿Sabes qué frase me gustaría poder prohibir que digan las parejas? ‘Yo nunca dije eso’”.

Según comentó, es una expresión que escucha todas las semanas cuando recibe a parejas de distintas edades. Y advirtió que una vez que alguien la decía, toda la sesión normalmente se convertía en una discusión sobre lo que la persona dijo o no dijo. Y, del mismo modo, otras tantas expresiones, lejos de pasar desapercibidas, suelen tener impactos similares, de acuerdo a lo que indican especialistas.

Generalizaciones

“Vos siempre…” y “vos nunca…”. Estos términos suelen ser exagerados y no reconocen ningún esfuerzo que la pareja esté tratando de hacer. Y la pareja podría ponerse a la defensiva: “Así que ya ni siquiera estás teniendo una conversación para resolver los problemas. Simplemente estás entrando en modo de discusión...”.

En lugar de ahondar en el pasado, es importante esforzarse por permanecer en el presente. “Cuando volvés a la historia, la conversación se convierte en algo diferente”, aseguran expertos en este tipo de situaciones. Se podría decir, por ejemplo, “me doy cuenta de que no estás ayudando con las tareas de la casa: y me doy cuenta que eso me molesta”.

Deflexiones

“Sí, pero…”. Esta frase se escucha todo el tiempo. Una persona expresará su preocupación y la otra estará de acuerdo; luego agregará una advertencia. “Llegaste 10 minutos tarde”, podría decir una persona. Y la otra podría responder: “Sí, pero vos llegaste tarde la semana pasada”.

El uso de la palabra “pero” implica que “fue un poco superficial de mi parte considerar su preocupación, pero en realidad no la entiendo ni la acepto”.

En lugar de ensayar una defensa, es más importante reflejar las palabras y sentimientos de la pareja. Se puede intentar decir algo como: “Lo que escucho de vos es...”.

Comparaciones

“Deberías parecerte más a...”. Comparar a la pareja con otra persona nunca es una buena estrategia.

“Juan lleva a su mujer a comer tres veces por semana. Y bueno, es que Juan es una persona diferente”. Este tipo de expresiones no ayudan. Jugar al juego de la comparación puede provocar celos y generar muchos problemas con la autoimagen, la confianza en uno mismo y la autoestima dentro de una relación.

“Esto nunca fue un problema en mis otras relaciones”. Esta bomba verbal realmente afecta la confianza con la pareja. Y básicamente suena a: “El problema que tenemos en esta relación sos vos”.

Por eso es clave mantener a las otras personas al margen y concentrarse en hablar sobre las necesidades propias. Esto puede hacer que una de las partes se sienta más vulnerable frente al otro, pero es mucho más productivo.

No juzgar

“Estas exagerando”. Ninguna persona es el actuario de las respuestas emocionales. Una persona no puede determinar qué reacciones son apropiadas, y frases como esas se suelen utilizar a menudo para eludir la responsabilidad.

En lugar de juzgar, se puede decir: “Está bien, te escucho. Ayudame a entender con qué estás teniendo problemas”.

“Calmate”. Instar a la pareja a que se lo tome con calma casi siempre tiene el efecto contrario. Es como echarle nafta al fuego. Lo mismo que decir: “Estás loco” o “estas loca”.

Si uno de los miembros de la pareja, o ambos, están alterados se aconseja que se tomen un descanso y se calmen. Porque seguir con la charla en esos tonos suele desencadenar una discusión virulenta.

Mejor se le puede preguntar a la pareja: “¿Qué necesitás?” (tal vez sea para que lo ayuden, lo escuchen o lo abracen).

“No es tan importante lo que te está pasando...”. Cuando decís que una de las preocupaciones de tu pareja no es seria, nunca cae bien. No se puede medir lo que alguien siente por algo, no hay un marco de referencia.

En cambio, si uno reconoce respetuosamente que tienen perspectivas diferentes y le pide a la pareja que le ayude a comprender por qué un tema es importante y se le ofrece todo el apoyo, la cosa cambia.

“Juan lleva a su mujer a comer tres veces por semana. Juan es diferente a vos...”

“A vos no te interesa arreglar los problemas, lo que te gusta es la discusión...”

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$120/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $1870

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$160/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2880

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$120.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $1870.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla