Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $109,46
Dólar Ahorro/Turista $180.61
Dólar Blue $209,00
Euro $122,64
Riesgo País 1885
ELDIA |INFORMACION GENERAL
Los femicidios, un flagelo imparable con víctimas cada vez más jóvenes

Un estudio provincial revela que ya hay adolescentes en la lista de víctimas de la violencia de género. Lo atribuyen a una espiral contagiosa que se extiende a edades más bajas

28 de Diciembre de 2014 | 00:00
Edición impresa
SI BIEN AYUDA QUE EL PROBLEMA TENGA MAYOR VISIBILIDAD, LOS EXPERTOS NO DUDAN QUE EL INCREMENTO DE CASOS EN CHICAS QUE NO LLEGAN A LOS 19 AÑOS ES NOTORIO E INQUIETANTE
SI BIEN AYUDA QUE EL PROBLEMA TENGA MAYOR VISIBILIDAD, LOS EXPERTOS NO DUDAN QUE EL INCREMENTO DE CASOS EN CHICAS QUE NO LLEGAN A LOS 19 AÑOS ES NOTORIO E INQUIETANTE

Clic para ampliarLas golpean, las insultan, las queman, las matan. En el universo feroz y descarnado de la violencia de género, nuevas evidencias arrojan datos que a los especialistas no les sorprende pero que a ninguno de ellos les deja de inquietar: las víctimas son cada vez más jóvenes.

En nuestra región, un estudio epidemiológico realizado por el Programa Provincial para la Prevención y Atención de la Violencias Familiar y de Género, dependiente del Ministerio de Salud, detalló que desde enero de 2010 hasta octubre pasado fueron recibidos y sistematizados 3282 casos de violencia de género. Entre otros puntos, unos de los aspectos que resaltan los hacedores del estudio es la presencia cada vez más notoria de chicas jóvenes dentro del universo de las víctimas. Muchas ni siquiera llegan a los 14 años pero ya llevan varios años de maltrato y agresiones. Algunas, incluso, murieron antes de cumplir los 19.

En Argentina, según La Casa del Encuentro, una mujer es asesinada cada 30 horas víctima de femicidio y, en la mayoría de los casos, los autores son parejas o ex parejas

A la hora de buscar razones que expliquen el fenómeno, Lidia Tundidor, a cargo del programa, sostiene que “las y los adolescentes y jóvenes no viven un síndrome que los particulariza; son nuestros hijo e hijas, socializados en el mundo y la cultura que les construimos desde un recorrido histórico pero también en los pequeños o grandes actos de cada día. Problematizar estas situaciones es también un hacernos cargo, es aportar a un proyecto que nos contenga a todos. Varones y Mujeres adultos tenemos responsabilidad en la reproducción y transmisión de los estereotipos de género desde nuestros roles familiares, laborales, en todos los ámbito de las relaciones interpersonales”.

Si bien el rompecabezas de la violencia de género en nuestro país siempre resulta difícil de armar ante la falta de datos centralizados, los últimos estudios sobre el tema vuelven a arrojar una luz de alarma y ponen al descubierto algunas aristas preocupantes de un drama que, sólo el año pasado, se cobró más de 200 vidas. Para empezar, todos coinciden en destacar la escalada de consultas y denuncias en el último año, y en ese crecimiento de casos todos también mencionan la presencia de víctimas más jóvenes y hechos cada día más violentos.

“Entre el primer episodio de violencia verbal hasta llegar a situaciones de violencia física y sexual -sostiene Tundidor-, antiguamente solían transcurrir varios años. Ahora, en cambio, en los noviazgos adolescentes con situaciones violentas hay un ritmo acelerado de la escalada agresiva” (ver aparte).

Clic para ampliarEn Argentina, según La Casa del Encuentro, una mujer es asesinada cada 30 horas víctima de femicidio y, en la mayoría de los casos, los autores son parejas o ex parejas que, al quitarles la vida, dejaron huérfanos sólo el año pasado a 405 niños y niñas. Según esta entidad, de hecho, el 25% de los casos de femicidios registrados en todo el país durante 2013 ocurrió en el marco de noviazgos jóvenes.

“Es necesario considerar a la violencia sexista como una cuestión política, social, cultural y de derechos humanos, de esta forma se podrá ver la grave situación que viven las mujeres, niñas y niños en la Argentina como una realidad colectiva por la que se debe actuar de manera inmediata”, aseguran las titulares de la organización, Fabiana Tuñez y Ada Rico.

En el trabajo encarado por el programa de la cartera sanitaria, hay que decir, lo que se tuvo en cuenta fue discriminar los diferentes tipos de violencia y enfrentar el segmento correspondiente a 2014 y la sumatoria de las situaciones registradas durante los cuatro años anteriores, en búsqueda de variaciones globales en las conductas de las personas causantes de la agresión. En casi todos los enfrentamientos, lo que quedó en evidencia fue el incremento de casos en la franja etaria que va de los 14 a los 19 años.

A la hora de distinguir los distintos tipos de violencia que puede sufrir una mujer, los responsables del programa citaron e hicieron propias una definición lanzada por la Organización Mundial de la Salud, según la cual “dada la complejidad que supone definir y medir el maltrato psíquico de modo relevante y significativo en todas las culturas, los resultados de la investigación sobre la violencia psíquica y los comportamientos dominantes deben considerarse más un punto de partida que una medida global de cualquiera de las formas de maltrato psíquico. Sin embargo, en futuros análisis se examinará la conexión que existe entre el maltrato psíquico y sus consecuencias para la salud, el maltrato psíquico en sí mismo y el maltrato psíquico unido a la violencia física o sexual infligida por la pareja...”.

Si bien se habla de una visibilidad mayor del drama, ya nadie niega que el problema crece a pasos agigantados y aterradores. En 2013 los femicidios registrados por la organización fueron 295, 40 más que el año anterior. De ese total, 186 homicidios fueron perpetrados por parejas o ex parejas de las mujeres, de las cuales 112 tenían entre 19 y 30 años.

voces de un drama

Para Tuñez y Rico, resulta fundamental que el Congreso Nacional sancione un proyecto de “Privación de Patria Potestad del padre condenado por homicidio agravado conforme al artículo 80 inciso 11 del Código Penal de la Nación Argentina de las hijas e hijos en común con la víctima”. Esto, se sostiene, porque son reiterados los casos de femicidas condenados que solicitan la custodia de los niños que dejaron huérfanos, como el caso de la hija de Marisel Zambrano, la joven jujeña muerta en manos de José Zerda el 13 de julio de 2008, cuando la niña tenía 9 meses, y que ahora con 6 años podría ir a vivir con su padre que la dejó al lado del cadáver de su mamá.

El observatorio de femicidios de la ONG lleva el nombre de esta joven de Jujuy, y su historia, como todas las que tienen como protagonista a las que ya no están, no son números estadísticos que sacuden redacciones, son vidas perdidas a causa de la violencia de género en su máxima expresión.

Claro que la problemática no es patrimonio exclusivo de nuestro país. El 47% de las mujeres que fueron víctimas de homicidios intencionales a nivel global en 2012, por caso, fueron asesinadas por sus parejas o familiares, mientras sólo el 6% de los hombres murieron a manos de personas así vinculadas, según un estudio presentado este año por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).

No obstante, se desconoce cuántos de esos casos de mujeres asesinadas en un contexto de violencia doméstica son femicidios o asesinatos por motivos de género, ya que la estadística no da cuenta sobre el número de si éstas fueron muertas por hombres de su entorno familiar y por el solo hecho de ser mujeres. El Estudio Global sobre Homicidios 2013, que fue presentado hace poco por la Unodc a nivel mundial, revela que cerca del 95% de los asesinos intencionales a nivel global son hombres y también corresponde a este sexo el 80% de las víctimas. Pero cuando se analiza un tipo particular de “homicidio interpersonal”, aquel que fue cometido “por un compañero íntimo o un familiar”, la distribución por género cambia y la proporción de víctimas mujeres crece hasta representar casi el 70% de los casos.

“Hay una tendencia de género hacia las víctimas masculinas en homicidios vinculados a la delincuencia organizada y las pandillas, pero el homicidio interpersonal cometido por un compañero íntimo o un familiar (...) afecta a las mujeres de manera desproporcionada”, asegura el informe.

Al referirse a la problemática, y puntualmente a la aparición de víctimas cada vez más jóvenes, desde la Casa Encuentro se sostiene que “las jóvenes construyen la idealización del amor romántico, que todo lo perdona, que todo lo entiende, ese amor que disfrazado de amor para toda la vida es, en realidad, el comienzo de una relación de violencia”. Según detalla la cartera sanitaria en sus cifras, de hecho, la franja más afectada es la que se extiende entre los 15 y los 39 años, siendo el agresor casi siempre un hombre que tiene o tuvo un vínculo sentimental con la víctima.


Notas relacionadas

“Hay un ritmo acelerado de la escalada agresiva”


Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla