Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

LA COTIZACIÓN, MINUTO A MINUTO

Baja el dólar en el inicio de la semana: se vende a $37,30 en el Banco Nación

PERFIL. INGRESÓ SOBRE EL FINAL Y A ÉL LE COMETIERON EL PENAL QUE LE DIO EL TRIUNFO A ESTUDIANTES

Talpone, otro juvenil que tuvo su partido consagratorio

Es categoría ‘96, le dicen Chucky y el año pasado se rompió los ligamentos cruzados de su rodilla izquierda

Talpone, otro juvenil que tuvo su partido consagratorio

Nicolás Talpone, otro juvenil que desembarcó en la Primera albirroja

El Estudiantes modelo 2016 será recordado como el equipo que le dio lugar y desarrollo a una buena cantidad de juveniles, tal vez la mayor de los últimos años en el Club.

La situación económica, un torneo especial y las promesas con la cocción necesaria, empujaron a la cancha a un grupo de jugadores de las inferiores, que seguramente unos años atrás hubiesen tenido que esperar más de lo normal.

Daniel Sappa, Lucas Diarte, Julián Marchioni, Santiago Ascacibar, Elías Umeres, Lucas Rodríguez, Nahuel Luna, Facundo Quintana... Todos debutaron y, con matices, dejaron su sello en el equipo, algunos atajando, otros defendiendo y unos anotando goles. El lunes le llegó el turno a Nicolás Talpone, de 20 años, que ingresó a falta de 8 minutos, cuando el equipo ganaba 2-1. A él Cristian Luchetti le cometió el penal que minutos después Jonatan Schunke transformó en gol para el increíble 3-2.

Talpone es otro producto de la Cantera. Nació en 9 de abril de 1996 en La Plata. Criado en La Cumbre pero formado futbolísticamente en Tolosano y ADAFI. Desde allí llegó a Estudiantes, con edad de Octava.

Diestro, encarador y competitivo. Con una enorme personalidad se hizo dueño de la generación de fútbol de su categoría. Fue siempre titular y sus compañeros lo apodaron Chucky, por el personaje de la película de terror.

“Nelson (Vivas) me dijo que era mi sueño y que no pare de correr. Me dieron un lindo apoyo. Fue una sensación única por sentirme partícipe”, contó ayer el pibe en relación a las sensaciones por su debut, en su primera conferencia de prensa, que se realizó en el primer piso del edificio del Country.

Con edad de Sexta debutó en la Reserva y luego volvió a Quinta. Jugando allí el año pasado sufrió la rotura de ligamentos de su rodilla izquierda. “Estuve 9 meses parado, pero nunca pensé en dejar el fútbol”.

Sin pasar por Cuarta Nelson Vivas lo convocó. Viajó a la pretemporada y estuvo en el banco cuando se jugó el clásico de verano. Ayer recordó: “Estoy agradecido por la oportunidad que me dieron y espero seguir aportándole al grupo. Yo creo que lo más importante de todo es el plantel, estar bien, y justamente tenemos eso; un grupo excelente de jugadores y personas que es clave”.

Cuentan sus amigos que cuando Atlético Tucumán empató, Chucky por dentro pensó lo peor. Pero a los dos minutos quedó mano a mano con Luchetti, lo quiso eludir y entonces le cometieron penal. Detrás de su alegría por la agónica victoria guardó la bronca por no haber podido marcar el gol, algo que hubiese sido como tocar el cielo con las manos.

La familia Talpone es fana de Estudiantes. Antes de que su hijo estuviese adentro de la cancha, papá Alejandro, mamá Natalia y la pequeña Pilar ya eran abonadas a la platea, lugar desde donde sufrieron y gozaron el lunes a la noche.

“Tenemos un grupo muy unido y en ese sentido me hacen sentir importante como lo hacen con todos mis compañeros”, cerró el juvenil de la preparación grupal y personal para el tramo final del torneo, que tiene a Estudiantes como perseguidor del puntero Lanús. Sólo un equipo de la zona 2 jugará la final, pero el Pincha ya tiene algo para festejar: la promoción de juveniles, como Nicolás Talpone.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...