Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LOS ENTRETELONES POLÍTICOS Y CULTURALES DE “LA VOZ” EN EL PAÍS

Frank Sinatra en Argentina

Diego Mancusi y Sebastián Grande reconstruyen la historia secreta de las presentaciones del cantante en el Luna Park

frank sinatra, con palito ortega, en buenos aires / archivo

Por JULIO FERRER

Los periodistas Diego Mancusi y Sebastián Grandi reconstruyen en su libro “Operación Sinatra” cómo Ramón Palito Ortega y el empresario de espectáculos Ricardo Finkel (el gran mentor y olvidado de esta historia) hicieron posible que Frank Sinatra, uno de los artistas más extraordinarios del siglo veinte, pisara suelo porteño en agosto de 1981 y deslumbrara en seis noches inolvidables los escenarios del Hotel Sheraton y el Luna Park.

El libro entremezcla investigación periodística y un estilo narrativo que atrapa al lector de la primera a la última página. Sus autores pudieron entrevistar a muchos de sus protagonistas: están los testimonios de Palito Ortega y Ricardo Finkel, quien es rescatado del olvido fantasmal para poder ubicarlo en el lugar merecido del hombre que, acaso por mandato familiar (su padre José Finkel fue pianista, jazzero y director musical de la RCA en los años del Club del Clan) fue la persona que gestionó, peleó y ganó la pulseada contra otros empresarios artísticos para poder lograr lo que parecía un imposible, que Sinatra, que había ganado un premio Óscar como actor secundario en De aquí a la eternidad (1953) y que inmortalizo temas como Fly Me to the Moon, Strangers in the Night o My Way, pisara suelo argentino.

También brindaron su testimonio, entre otros, la periodista Nora Lafón, encargada de las acreditaciones de prensa e invitaciones de cortesía de los recitales de Sinatra. El ex manager de Vox Dei, Nito Mestre, Los Abuelos de la Nada y Pappo, Peter Deantoni, encargado de las cuestiones técnicas; la joven cronista de la revista Gente Gabriela Cociffi, que consiguió convencer a Sinatra en el ascensor del Sheraton para una entrevista que fue tapa de ese semanario, o el músico Horacio Malvicino, uno de los mejores guitarristas que venía de tocar con Astor Piazzolla.

Los autores no descuidan analizar el contexto nacional e internacional, llegando a la conclusión de que Frank Sinatra no solo cautivo con su voz al público argentino sino que aprovecho para tejer relaciones diplomáticas y políticas a las que estaba acostumbrado (hay documentos que sostienen que la CIA utilizó el carisma y las influencias de Sinatra para algunos de sus objetivos). Venía con un mensaje (hasta hoy es un misterio) de su amigo, el ultraconservador y republicano Ronald Reagan, quien ejercía la presidencia de los Estados Unidos, para el dictador Roberto Viola y la necesidad de restablecer los vínculos con la junta militar en la estrategia de la siniestra Doctrina de Seguridad Nacional del imperialismo norteamericano en América Latina y el Caribe. Investigaciones y los documentos desclasificados del Departamento de Estado demostraron la participación de los militares argentinos en las intervenciones de los Estados Unidos en Centroamérica (El Salvador y la guerra contra a la revolución sandinista).

La política no fue impedimento para que el dictador Viola asistiera al recital de Sinatra

 

La política y sus tensiones no fueron impedimento para que el dictador Viola y otros militares disfrutaran del segundo recital que daría Sinatra en el Luna Park el 10 de agosto de 1981. Durante el día anterior -su debut en el Luna- La Voz había compartido con su equipo (su abogado histórico Mickey Rudin y su guardaespaldas Jilly Rizzo, entre otros) un asado en la Quinta de Olivos.

Según las crónicas de entonces, Frank Sinatra, uno de los artistas más influyentes de la historia, con su voz inigualable, había conquistado la Argentina. Así, los autores reconstruyeron las distintas vidas de Sinatra: el joven que triunfa con una voz imponente, el hombre que nunca olvidara a la bella actriz y ex esposa Ava Gardner, sus vínculos con los casinos en Nevada y Sam Giancana, el gánster que fuera chofer de Al Capone y luego mandamás de la mafia de Chicago, su carisma y encanto arrollador que dominaba presidentes y otras personalidades del mundo. Frank Sinatra, la leyenda que nunca quiso cargos políticos porque quería seguir siendo el Rey…y vaya si lo fue.

 

Operación Sinatra. La historia secreta de la visita de “La Voz” a la Argentina

Diego Mancusi y Sebastián Grande
Editorial: Aguilar, 2018
Precio: $ 499

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...